jueves, 31 de marzo de 2016

La defraudación


Un sentimiento cruza dolorosa y transversalmente a los miles de argentinos que se identifican con las banderas del kirchnerismo y es el de una frustración infinita, quizá sólo comparable a la de aquél domingo de Semana Santa de 1987, cuando salíamos de la Plaza enroscando las banderas, cabizbajos, cual equipo de fútbol que abandona la cancha luego de una derrota dolorosa. El peronismo de las provincias los ha estafado y de una manera horrenda: de 39 senadores sólo 16 fueron coherentes. Está todo dicho.
Seguirán los debates sobre si Cristina hizo bien o mal en guardarse. Lo concreto, lo que no admite segundas interpretaciones es que anoche, el electorado quedó por un lado y el peronismo provincial por otro, y que esto va a ser definitorio como nunca en la vida política argentina. La gente, la militancia, los miles de argentinos y argentinas que se pusieron la campaña para el ballotage al hombro, los que salieron a tocar timbres, a conversar con los vecinos, los que lo dieron todo en sus trabajos, hoy se sienten traicionados vilmente y ¡Vaya si tienen motivos!
Lo grave de la defraudación es que genera descreimiento y desmovilización, que son los componentes irremplazables para que el neoliberalismo pueda explayarse a sus anchas. Si logran que, de a poco, muchos empiecen a volverse a sus casas, a despreocuparse de lo público habrán consumado una victoria de una contundencia pocas veces vista y ahí sí tendremos sobre la patria al neoliberalismo aposentado por un par de décadas, un lapso en donde las diferencias se den entre Macri y Massa, Lanata y Rial, Angelici y Carrió…
El gran aporte del kirchnerismo fue recuperar a miles que se habían ido a sus casas, hartos de que siempre, en los momentos culminantes, los cagaran. Se había llegado a un punto donde se sentía que era imposible modificar el estado de cosas porque la política, más tarde o más temprano defraudaba, traicionaba. El gran logro fue hacer ver que la política también podía servir para otros fines. Néstor fue el que a esos miles les demostró que se podía cambiar, que se podía gobernar de manera distinta, por eso los arrancó de sus pequeños mundos privados y descreídos y los amuchó en la plaza pública junto a una pendejada hermosa, imberbe, revoltosa que vivió la reapertura del 83 a cocochoto de sus padres en los actos, en las marchas y en los recitales y ahora llegaba, quilombera, a protagonizar su tiempo.
El kirchnerismo fue, antes que nada esto. Recupero de descreídos y sumatoria del piberío.
Por eso no está dicha la última palabra Y está por verse si lograrán quebrarlo. Está por verse si conseguirán que los quebrados de los noventa regresen nuevamente cabizbajos como Pablo Pueblo a sus hogares. Está por verse si una generación de pibes que se crió convencida de que se podía transformar la sociedad se retirará sin dar la batalla.
El peronismo de las provincias anoche quizá votó el fin de su sentido histórico. La foto fue la de una fuerza para la que todo da lo mismo. La sensación que corrió por la Argentina es que estos tipos no tienen nada, pero nada que ver con sus votantes y mucho menos con Perón y Evita.
Anoche quedó el electorado por un lado y el peronismo de las provincias por otro. Y eso determina el inicio de algo nuevo en la política argentina. Quién mejor exprese el sentimiento de ese electorado que construyó el 49 % tendrá una base de sustentación sorprendentemente poderosa. Lo más probable es que sea Cristina, quien ahora tiene el tablero mucho más clarificado y al respecto hemos especulado largo y tendido acá, sólo por citar uno de los tantos posteos en donde he escrito sobre esta cuestión.
El senador Perotti dijo que arreglar con los buitres es como terminar un puente al que le falta construir el 7 %, porque de lo contrario no sirve para nada. Lo que no entendió Perotti ni tampoco Pichetto, que se manifestó encantado con esa imagen, era que por ese puente estaban marchando al suicidio político más importante en décadas.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Táctica, estrategia y futuro


Faltan pocas horas para que la Ley Cerrojo sea derogada con un caudal de votos cercano a los dos tercios del senado, con el apoyo de al menos la mitad del bloque del FPV. Naturalmente que esta decisión de una parte significativa del peronismo, avalada por muchos de sus gobernadores es quizá el tema político más significativo por sus implicancias. El politólogo Julio Burdman planteó que en realidad, esta actitud del peronismo en el senado en cierta medida lo fortalecería ya que el acompañamiento al gobierno en un tema que éste considera medular deja explicitado que Macri quedará endeudado políticamente con el PJ pero que, además, necesitará de acuerdos puntuales en cada asunto trascendente para garantizarse escribanía y gobernabilidad (Aquí el audio)
La lectura es correcta pues surge de una mirada desapasionada sobre la forma en que se ha movido históricamente el peronismo, que si algo sabe es gestionar poder. Según como se lo mire, quien quedaría condicionado por el acompañamiento en la votación a favor de los buitres sería el gobierno nacional pues ese peronismo viejo y sabio que ahora lo ayuda, mañana le empezará a exigir su parte y el presidente sabe que si no cumple, los mismos votos que le sirvieron para mostrar una victoria política fabulosa como lo es la derogación de la Ley Cerrojo, podrán ser, a la vuelta de la esquina, los que lo condenen a ser un gobierno de minoría, sin escribanía y, por ende, sumamente debilitado.
Hay otra mirada sobre la decisión que hoy toma una parte significativa del peronismo, que es la que venimos planteando aquí hace bastante y es que el peronismo está en una crisis político ideológica profunda, agravada por la pérdida de las cajas del estado nacional y de la PBA, con todo lo que ello significa. Pero la interna peronista es muy difícil de leer, casi tanto como definir al movimiento creado por Juan Perón, porque no es que de un lado esté Urtubey y del otro Cristina Fernández de Kirchner. En el medio hay un abanico de factores operando, uno de ellos es el sindicalismo, que a su modo también está procesando los términos de su reunificación y la relación con el gobierno. Otro factor primordial son los gobernadores que sin dejar de sentirse opositores deben lidiar con la realidad urticante de los agujeros financieros de sus territorios, de las obras paralizadas y por lo tanto se ven obligados a buscar soluciones, porque recordemos, ya que estamos, que gobernar es resolver problemas concretos.
Por supuesto que también dentro de los mandatarios provinciales hay matices: un cosa es el salteño enamorado, que juega abiertamente a ser el mejor macrista del peronismo y muy otra casos como los de Bordet, el entrerriano, o Pepo, gobernador del Chaco, que auspician la derogación de la ley Cerrojo pero entendiéndola como el mal menor para garantizarse los recursos que le permitan gobernar en un escenario en donde les rebajaron del 35 al 25 % el total de fondos coparticipables con las provincias, les quitaron el fondo de la soja y como consecuencia de la recesión les ha bajado sensiblemente la recaudación de impuestos. Estos son algunos de los factores que explican la actitud de muchos mandatarios provinciales que, según cómo se lo vea, en buena medida están siendo brutalmente extorsisonados por el gobierno nacional.
Otra cuestión es la de diferenciar quienes apoyan el acuerdo con los buitres por una cuestión meramente táctica y quienes en verdad juegan una estrategia de arrimarse y hasta de fundirse con el macrismo. Pichetto podría personalizar este perfil: Si fue oficialista con Menem, con Néstor y Cristina ¿Por qué no serlo con Macri?
Una de las características fundacionales del peronismo, que sigue vigente, es su anchura y la consiguiente capacidad de cobijar sectores que apriorísticamente serían incompatibles entre sí. Esto posibilitó que la misma estructura que funcionó como soporte del menemismo noventista luego le haya puesto volumen político y parlamentario al kirchnerismo y ahora muestre síntomas de convivencia con el macrismo. Esto habilita a suponer que el peronismo, como partido de poder, pragmáticamente es esto y así hay que entenderlo, o bien que esta maquinaria colosal de gestionar poder estaría ingresando en una etapa de definiciones donde ya no todo será lo mismo y por ende la divisoria de aguas quedaría cada vez más cerca.
Los factores que hoy están a la vista son los buitres y la fobia generalizada contra La Cámpora, que es la forma que adquiere la bronca de muchos nada menos que con Cristina. Pero sería erróneo creer que es sólo eso lo que se está jugando en esta interna, porque es muy probable que también estén en cuestión los términos de sobrevivencia de una fuerza política a la que las características de la derrota recibida en 2015 la ponen ante la necesidad de redefinir su rol en la política argentina.

lunes, 28 de marzo de 2016

Documento de la mesa de unidad de la CGT convocando a la movilización del 29 de abril



Dalila Pinacho, de Lago Escondido a Radio Nacional Neuquén



El jueves pasado, cuando el presidente de la nación llegó al aeropuerto de Bariloche, se subió con su familia al helicóptero del magnate británico Joe Lewis, que lo depositó en la mansión de la estancia Lago Escondido, donde pasó el fin de semana largo. La disputa por Lago Escondido es de vieja data y en este video se puede ver un cruce entre Elisa Carrió y la representante de Lewis que data de la campaña electoral de 2007
La noticia es que esta persona que se enfrentó duramente con Carrió es Dalila Pinacho y hoy asume la dirección de LRA 43 Radio Nacional Neuquén.
El mismo gobierno que retira su participación en la cadena Telesur, entrega el manejo de medios públicos a militantes íntimamente ligados a personajes como Lewis, en cuya mansión se hospeda el mismísimo presidente.
Que cada lector saque sus propias conclusiones
Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on Facebook182Email this to someone

sábado, 26 de marzo de 2016

Obama dejó aire batido


Se fue Obama y ni la eliminación de las visas dejó. Nada de nada, ni siquiera espejitos de colores. La “reinserción en el mundo” timoneada por Mauricio y sus Ceos es pura abstracción y deseos. Es la reiteración de aquel dogma oxidado que recomienda acatar ordenadamente las directivas de los que mandan en el mundo para tener nuestra parte, aunque la historia diga todo lo contrario. Es que esa inserción en el mundo auspiciada con bombos y platillos por la cadena nacional de la gente linda sólo favorece a una pequeña porción de los argentinos, que con suerte puede llegar a un tercio, pero claro, es el tercio que tiene los recursos y los medios para hacerle creer a la monada que el modelo económico y político que los beneficia a ellos también beneficiará con el tiempo al resto, por eso siempre piden paciencia y confianza, pero luego el tiempo pasa, la copa no derrama, se pudre todo y tienen que venir gobiernos populares a reparar todo lo que destrozaron los gobiernos de la elite.
La misma cadena nacional de la gente linda que hoy te quiere convencer que con Mauricio iremos de un saque a la prosperidad, en los noventa te decía “Estamos mal pero vamos bien”. La verdad es que es elogiable la capacidad que tienen para transformar en discurso de futuro un ramillete de consignas insostenibles. Vos los escuchás y sus discursos chorrean palabras y frases como confianza, equilibrio, sinceramiento, nuevas variables, precios relativos, un mundo que nos espera, etc. Jamás encontrarás palabras como consumo, derechos, dignidad, recuperación, asignación o solidaridad. Los tipos repiten los mismos ejes hasta el cansancio y crean una salida de fantasía, que no tiene reflejo en datos elementales de la realidad como sin ir más lejos, desde la devaluación de más del 50 %, las cerealeras no liquidaron ni siquiera la mitad de lo prometido ¿Te das cuenta?
Así es que ahora Macri vuelve a repetir que no hay plan B. En realidad nunca lo hubo porque su plan es el mismo que tuvo Cavallo, el mismo de Martínez de Hoz, el mismo de siempre. Lo preocupante es que si ni las cerealeras le cumplen, uno tiene derecho a preguntarse quién le creerá en el mundo y quién lo protegerá cuando luego de pagarle a los buitres aparezcan nuevas demandas. Lo que sí está claro es cómo procederán: Harán lo que hacen siempre en el PRO, que es decir que ellos no tienen la culpa, que ellos pagaron porque les dijeron que así se terminaba el tema de la deuda pero que los engañaron. Y ahí la cadena nacional de la gente linda comenzará a decir que otro de los problemas es el “gradualismo”, que deberían haber metido el cuchillo a fondo desde el primer día, como lo aconsejó Miguel Angel Broda, y la descomposición paulatina será irreversible, pero con un detalle: El campo y los grandes grupos económicos habrán recuperado todo lo que perdieron durante el kirchnerismo y mucho más aún. Y la historia volverá a repetirse, con nuevos intentos de legislar en materia de medios, con nueva legislación para recuperar derechos, y con todo lo que se hace cada vez que se vuelve a empezar.

viernes, 25 de marzo de 2016

Preguntas chotas



Martiniano Molina, intendente de Quilmes, demostró un desconocimiento notable del accionar del terrorismo de estado nada menos que en su distrito. Mauricio Macri, por su parte, desesperó en el Parque de la Memoria porque no le acercaban el discurso que debía leer. Confundir el Pozo de Quilmes con asuntos municipales ligados al bacheo y no saber qué decir si no está el papel es PRO. Pero hay una pregunta chota, que es a cuánta gente realmente le importa esto, y una sospecha más chota aún: que muy probablemente que no sean tantas como uno se imagina.

Es que existe una Argentina que toma lo del intendente de Quilmes como un descuido y el momento aciago de Macri sólo como una desconexión de equipo. No piensan, como nosotros, que no puede ser que un intendente desconozca un centro clandestino de exterminio o que el presidente se muestre incapaz de improvisar unas palabras, justo en un aniversario doloroso como los 40 años del golpe, etc, etc.

No lo registran con esa frecuencia. Es más: les importa un bledo.
Pero votan
Con lo cual tenemos un pequeño gran dilema político que resolver…

jueves, 24 de marzo de 2016

Nuestro lugar en el mundo


Ayer quedó todo muy claro y el mensaje fue contundente: “Este tiene que ser nuestro lugar en el mundo”. Por sobre aspectos puntuales, lo que marca esta visita del presidente de los Estados Unidos es un retorno a la lógica iniciada hace exactamente 40 años. Porque el terrorismo de estado no fue una cacería deliberada de militantes izquierdistas sino una política de exterminio para rearticular definitivamente al país en un orden internacional hegemonizado por Whashington, por eso había que erradicar todo brote disfuncional, toda cabeza con sueños libertarios. Había que amputarle la política y la ideología a los argentinos de modo de conducirlos, mansos, a una nueva era de opresión que, como consecuencia de esa novel vaciedad, fuera consentida.
Mauricio Macri reúne todas las condiciones para ser caracterizado como el producto terminado del prototipo del argentino leve y superficial que se mueve dentro de una lógica acotada por la sujeción a una inserción de la Argentina en el mundo que no admite alteraciones. Por eso no es casualidad que los 40 años del golpe cívico-militar lo hallen en la presidencia de la nación, liderando un gobierno que es la síntesis de todo lo que el establishment fue elaborando en estas décadas. La ceocracia imperante es lo más avanzado que ha dado la clase dominante en más de 100 años, por eso la visita de Obama justo en esta fecha no es una casualidad ni un capricho de agenda. La derecha es inteligente, sutil, sabia. Y ayer lo demostró.
obama-usina-del-arte
El sistema de medios estaba orgásmico mientras Obama se movía en la Usina de las Artes como un Jimmy Swaggart negro y ya en la mañana el fallido del zocalero de TN había mostrado un poder de síntesis lapidario que se clavará como uno de los más desopilantes y al mismo tiempo certeros de la historia política nacional.
Ayer se nos comunicó por Cadena nacional oficiosa que hemos vuelto a ese lugar en el mundo del que nunca debimos habernos apartado. Regresamos a esa Argentina que se encandila con el oropel del imperio, ese país donde en los bares se habla de “la bestia”, del despliegue de las fuerzas de seguridad norteamericanas, de una ciudad virtualmente sitiada y un país sobrevolado por un Boeing ultraradarizado.
obama-aviones
El golpe de 1976 fue para lograr un presente como éste, con un presidente leve, subyugado por su par estadounidense. Les llevó cuatro décadas y no está dicha la última palabra. Argentina se empeña en sus rebeldías, pero de momento, ahí está el show, aplaudido por muchos, muchísimos compatriotas.
Para ellos, nuestro lugar en el mundo es el de recibir al presidente de Estados Unidos a pocos días de aprobar el pago a los fondos buitres para que luego se desencadenen nuevos juicios que nos aten definitivamente de pies y manos ante la usura internacional. Para ellos, nuestro lugar en el mundo es encolumnarnos de nuevo con el recetario que desde 1955 en adelante se nos impuso y que en lugar de sanarnos, empeoró nuestra salud. Para ellos, nuestro lugar en el mundo es la consumación de esa obra de arte que consiste en convencernos de que todo lo que nos daña en realidad nos mejorará.
Pero nuestro lugar en el mundo es, por sobre todo, una cruenta y al mismo tiempo sutil batalla ideológica, cuyo resultado sigue abierto, pese a que en estas horas la ceocracia está en alza.

martes, 22 de marzo de 2016

Sentir la memoria

Fui al Parque de la Memoria, no sé a qué, si a ver con mis propios ojos las banderas argentinas flameando junto a la de los Estados Unidos, a pisar ese espacio sagrado que aún está intacto pero que dentro de dos días será vejado, no sé a qué fui. Lo que sí se es que nada estremece más que deambular un día de semana por ahí.
parque-2-banderas
Pensaba, mientras recorría el parque, en por qué siento que es una profanación que un presidente de Estados Unidos esté justo el 24 de marzo de 2016, cuando se cumplen 40 años del inicio de la dictadura cívico-militar más sangrienta y antinacional que tuvo nuestro país y creo que la clave está en que no todo da lo mismo, en que hay cosas que no deberían hacerse, como por ejemplo esta visita en esta fecha, porque entre otras cosas, el presidente de Estados Unidos no viene a cerrar ninguna herida y su presencia en ese espacio un 24 de marzo es por lo menos una afrenta a la memoria de nuestro pueblo. No todo da lo mismo, ni se le puede bajar el precio a las conmemoraciones.
En esta especie de traveling en bicicleta que se me dio por hacer hay un momento desesperante, porque todo es igual, avanzo y avanzo y nada cambia. En ese instante sentí la lucha denodada por verdad y justicia, que sigue vigente y por suerte está encarnada muy fuerte en los pibes.
parque-3-luces
Saqué fotos, me estremecí, vi trabajadores municipales arreglando luminarias, vi las banderas pero por suerte, al final vi a una mujer con su pequeña bebe caminando y sentí que al menos una parte significativa de nuestros pueblo no olvidará jamás todo lo que le hicieron los que, impunemente estarán representados dentro de dos días por Macri y Obama.
parque-1 bebe
Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someone

Cien días de Macri para el campo


Los primeros cien días de gobierno siempre marcan una tendencia sobre los grandes trazos que definirán la gestión de un presidente, los ejemplos son contundentes: Las primeras decisiones trascendentes de Raúl Alfonsín fueron la creación de la Conadep y el juzgamiento de las cúpulas militares. Carlos Menem impuso por decreto la privatización de ENTel y de Ferrocarriles Argentinos mientras firmaba los primeros 280 indultos.
Mauricio Macri no ha hecho más que favorecer a los sectores más concentrados y en primer lugar, al campo, llegando al extremo de apartar a la Comisión Nacional de Valores del control de las operaciones de compraventa de productos agropecuarios, lo que en el barrio se conoce como un “viva la pepa”

Lo interesante es ver las consecuencias de esas decisiones. En el caso de la pampa húmeda, mientras los titulares de la prensa oficial hablan de un boom de ventas y operaciones en Expoagro, la realidad en el pueblerío de la provincia de Buenos Aires dice todo lo contrario. Hay un parate manifiesto y “poco movimiento” como gustan decir en Tres Lomas.
El mito de que si al campo le va bien el impacto se nota en los pueblos y ciudades de campaña está, por fin, haciendo agua y mucha gente que adscribía acríticamente a este dogma está verificando en su propia experiencia que al comercio pueblerino no llega ni un centavo de las gigantescas transferencias de recursos decretada por Macri puesto que, como siempre, queda alojada tanto en los grandes grupos económicos como en los pooles, y que de esa copa no se derrama nada.
Es que en los pueblos, la gran mayoría del ingreso mensual proviene del estado en sueldos y el resto de la actividad comercial, no se percibe un mayor ingreso por parte del campo por la sencilla razón de que los poderosos realizan sus grandes gastos afuera (el ejemplo del viaje a Buenos Aires a comprarle el vestido a la hija que cumple 15) y el chacarero chico, no ve mejorada su situación, porque los grandes beneficios quedan, como siempre, en la parte de arriba de la pirámide.

lunes, 21 de marzo de 2016

Todo vuelve, hasta Miriam Quiroga


Republico este post del 15 de julio de 2015

----------------------------



Ahhh, era la que salió en todos lados diciendo que veía pasar los bolsos llenos de dinero ¿No?

Mirala con Jorge


Mirala en TN


Mirala en Clarín


Hoy se supo que era todo verso




La propia Quiroga reconoció que sólo una vez vio un bolso y que no sabe si tenía dinero. Para rematar, una expareja suya, un policía federal que prestaba servicio como custodio presidencial, también la desmintió y afirmó que la supuesta asistente de Kirchner se ofreció para realizar la entrevista con el periodista para promocionar un libro que se tituló "Mis años con Néstor, lo que vi".

Luego de más de dos años de abierto el expediente, el juez Rodríguez descartó en un fallo de 37 páginas la denuncia al considerar que no se acreditó ninguno de los hechos, por lo que dictó los sobreseimientos. Además, los cuatro testigos aportados por la propia Quiroga dijeron que nunca fue secretaria del expresidente, sino directora de Documentación, cargo en el cual se ocupaba únicamente de recibir y clasificar las cartas que le daban a Kirchner en los actos en los que participaba.

Ante Lanata, Quiroga había asegurado haber visto bolsos con dinero que pasaban por la Casa Rosada y que luego eran enviados a Olivos y Santa Cruz. Esos fondos, aseguraba, eran producto de operaciones de lavado. Sin embargo, ante el juez dio marcha atrás y dijo que vio un solo bolso y que no podía asegurar que contenía efectivo. 

Además, fue clave el testimonio de Néstor Senyszyn, efectivo de la Policía Federal que mantuvo una relación de tres años con Quiroga. Reveló que la mujer jamás le habló de los supuestos hechos denunciados y que antes de ir a la entrevista con Lanata le confesó que lo hacía para promocionar su libro, que era su único ingreso. También dijo que Quiroga le admitió que se autopromocionaba como amante de Kirchner para tener más poder y que los únicos bolsos que vio en los despachos de la Casa Rosada contenían cartas.


¿Ta?

Tristezas del Plenario del FPV en Avellaneda


Estuve en la comisión de cultura y comunicación y observé no sin tristeza que como dijo Carlos Montero en El Vermucito, lo que se vio era que buscan formar espectadores, no militantes con voz y voto. La verdad es que hay un problema muy serio en este tipo de funcionamientos. La actividad en esta comisión consistió en largas exposiciones de periodistas y figuras conocidas como Teresa Parodi, Hernán Brienza, Cynthia García, Gabriela Cerrutti, Tristán Bauer, Liliana Mazure, entre otros, que no aportaron nada que no se haya dicho en 12 años y faltando apenas 7 minutos para la hora estipulada del comienzo del acto de cierre, abrieron el micrófono y pudieron expresarse tres o cuatro personas, a las que constantemente apuraron exigiendo síntesis. Sólo pudieron decir dos cositas Martín Piqué, en nombre de los trabajadores de Tiempo argentino, un par de activistas de "Resistiendo con aguante" y creo que otro compañero más. Todo a los pedos. 

La verdad es que no tengo claro cómo tendría que ser la mecánica en estas actividades pero si de algo no tengo dudas es que así, como el sábado, no sirven para nada. Quizá habría que escuchar más a la gente sencilla, preguntarles, nutrirse de lo que pueda aportar la base, porque de lo contrario se sigue reproduciendo un esquema bien de arriba para abajo que en momentos como el presente debería ser revisado, salvo que pensemos que todo lo que se hizo en cultura y comunicación fue perfecto y que no se requiere un service. Creo que todo debe ser revisado a fondo pero fundamentalmente esa mecánica consistente en que una comisión, en lugar de ser un espacio de intercambio de experiencias y puntos de vistas es una suerte de mesa redonda donde los notables repiten los grandes éxitos para una platea que sólo escucha y aplaude.

Aquí les dejo el audio del Vernucito donde hablamos de todo esto

domingo, 20 de marzo de 2016

El Vermucito | Audio del 20-03-2016


En el comienzo del programa criticamos algunas cosas que no nos gustaron del Plenario del FPV en la UTN de Avellaneda.
DARIO VILLARRUEL SOBRE JUSTICIA MEDIÁTICA
ENTREVISTA A JORGE CAPITANICH
COLUMNA DE ARNALDO BOCCO
ENTREVISTA A MARIO SECCO, INTENDENTE DE ENSENADA
PRIMERA HORA
SEGUNDA HORA


sábado, 19 de marzo de 2016

Ayer por Lula, en Abril por Cristina


El diario La Nacion se empeña, bien a la manera militante, en sostener que fue ínfima la concentración a favor de Dilma y Lula en Brasil. Cree que la sociedad es ciega y no vio, a través de las imágenes que circularon por la red, la grandiosidad del hermano pueblo brasileño haciendo tronar su compromiso con el PT, por encima de las críticas que tiene para hacerle al gobierno de Dilma. Es que si bien hasta ahora su segundo mandato ha sido realmente malo, y en eso la coincidencia es abrumadora, los motivos por los que la O Globo y los sectores imbricados en el entramado opositor la quieren destituir son otros, básicamente les preocupa que el ingreso de Lula en el gobierno sirva para reorientarlo y eso lo oxigene, con las consecuencias políticas esperables.
Lo que está sucediendo en Brasil es muy similar a lo que ocurre en Argentina. El sistema de medios en estrecha alianza con sectores impresentables del poder judicial operan en tándem para desestabilizar gobiernos (Brasil) e impedir que fuerzas políticas disfuncionales puedan regresar al poder (Argentina). Los medios amplifican denuncias que en muchos casos no tienen sustento y sus aliados de la justicia proceden. En el caso de Lula, no paran de encontrarle propiedades, es el aloe vera paulista. Aquí están haciendo algo parecido con el refrito de “La ruta del dinero K” y su presentación como si ya fuera cosa juzgada que pone a los jueces contra la pared, pues si no se subsumen a la presión del multimedios sale Lanata a solicitar el escarnio público, como lo hizo el año pasado con los jueces de la Sala Dos de la Cámara federal, cuando llegó a solicitar que se escrachara a sus hijos en las escuelas a las que asisten.
La oleada de gobiernos populistas/progresistas es algo que las oligarquías latinoamericanas en alianza con los Estados Unidos no están dispuestas a volver a tolerar y es por eso que no dudarán en recurrir a cualquier metodología buscando sacar de la cancha a los líderes que tienen potencialidad para liderar procesos de masas. Lula y Cristina están en la mira por eso, y vienen por ellos sea como sea. Las fotos de San Pablo de ayer serán las de abril en Buenos Aires cuando Cristina, muy probablemente escoltada por Raúl Zaffaroni, como su abogado defensor ingrese al despacho del juez Bonadio

viernes, 18 de marzo de 2016

No cuenten conmigo


Ahora que los vemos haciendo fila para arreglar con el macrismo queda cada vez más claro por qué Cristina está guardando silencio. La historia quiso que la capitulación con los buitres coincidiera con los primeros 100 días de gobierno de Macri, para que el escenario político quede expuesto a la vista de todos los argentinos, para que se vea quién es quién, quién es fiel a lo que sostuvo durante los gobiernos kirchneristas y quienes en nombre del pragmatismo y “las políticas de estado” borran con el codo lo que hasta ayer escribían a dos manos.
Creíamos que el menemismo había sido la excepción a la regla pero los hechos estarían demostrando que no era tan así la cosa. Por eso creo que Cristina está dejando que los melones se vayan ubicando, cada uno en su lugar, para mover recién luego y ver quién sigue manteniendo en alto las banderas y quienes quedaron enroscados en una lógica que explotó con la derrota. Porque esto de ser oficialista con Menem, con Cristina y con Macri tiene que tener inevitablemente un final. No se puede ser oficialista toda la vida, y eso va a partir las aguas inexorablemente.
Porque no se está negociando unos cheques para obra pública, se está ante una decisión trascendental que va a tener implicancias feroces sobre el futuro del país, y hay muchos gobernadores, diputados y senadores peronistas que están grabando su nombre y apellido en la placa de la mayor ignonimia nacional en décadas. Por eso las prédicas a la unidad del peronismo y el FPV no son nada más que una quimera políticamente correcta. El peronismo se fue transformando en partido de poder mientras controló las cajas de la nación y la provincia de Buenos Aires y ahora, cuando la lapicera cambió de manos, muchos no dudan en seguir en la misma porque para ellos, que en Casa Rosada esté Cristina o Macri es exactamente lo mismo. Para muchos otros, no.
Bien, ahí está la partición de aguas inevitable y vuelvo a decir que para mí, Cristina tiene esto absolutamente claro desde el día que perdió Scioli. Los conoce mejor que todos nosotros, y ya nos lo va a contar.
Para mí la cosa es sencilla: si en un plato de la balanza pongo la gestión de gobierno, los logros, los intentos y en el otro sus errores, su soberbia y su camporismo excesivo, la cuenta me da que fueron mucho más los aciertos en la gestión de gobierno, porque es ahí donde se ven los pingos, es ahí donde quedan estampadas en la historia las decisiones. Sin ir más lejos, podría haber arreglado con los buitres, dejando a la patria esposada para siempre, si total ella no iba a pagar nada, pero no lo hizo y no lo hizo por una muy profunda convicción, de eso no tengo dudas como tampoco que todos los que están haciéndole el caldo gordo al macrismo contribuyen a agigantar la vergüenza internacional de ser el país que luego de haber promovido los 9 principios para limitar el accionar de los buitres en la ONU, se transforme en el primero en violarlos.
Ese es un límite infranqueable.
Es que la capitulación con los buitres trae aparejado el retorno a la lógica que explotó en 2001 y nos dejó la peor crisis de nuestra historia reciente, y va de suyo que no queremos volver a esos escenarios.
Por supuesto que hay mucho para repensar, mucho para corregir, mucho para replantear, qué duda cabe, y no viene mal como disparador transcribir lo que dijo Artemio en El Vermucito del 6 de setiembre del año pasado:
“Si en 2003 no hubiera aparecido Néstor, el peronismo estallaba en mil pedazos. Era una federación de partidos que no tenía una unidad orgánica posible. Por eso el peronismo es kirchnerismo, porque sin la fase del kirchnerismo, el peronismo no era más. En el fondo, la discusión es si el peronismo es algo más que el kirchnerismo, o no lo es. Habría, para algunos teóricos, una propiedad que el peronismo tiene por sobre el kirchnerismo, y creo que es una discusión que hay que dar porque eso tiene consecuencias políticas muy importantes. Si vos considerás que el kirchnerismo es una etapa acotada del peronismo, que en definitiva es un despliegue mayor, tomás una determinada política. Si considerás que el kirchnerismo expresa plenamente lo que inauguralmente expresaron Perón y Evita tomás otra determinación”
Va de suyo que la determinación que tomamos varios es la segunda, y que somos muchísimos más de lo que se imaginan.

jueves, 17 de marzo de 2016

Víctor Fera "Le hicieron la cama al presidente y se están llevando la plata"

Tercer capítulo de #fernández10m 
Entrevista a Víctor Fera, de Marolio y Maxiconsumo
El accionar de los formadores de precios y su rol en el proceso inflacionario.
“Es muy fácil: antes, necesitaban un paquete y medio de fideos para comprar un dólar. Ahora, con un paquete de fideos compran un dólar y medio.
Se llevaron la plata
Le hicieron la cama al presidente de la nación y se están llevando la plata
Es muy fuerte lo que digo?

miércoles, 16 de marzo de 2016

La banda de sonido del oprobio es el silencio

Mirá el momento en que votan, escuchá el tímido aplauso del despistado que nunca falta. El silencio es la banda de sonido de la ignominia de una coalición que protagoniza una de las páginas más penosas de la vida nacional.
Fuimos para el mundo el país que se paró de manos ante la escoria buitre; fuimos la nación que convocó a más de cien países en la lucha contra la usura y ahora somos el país que se entrega de pies y manos. Esto es sentir vergüenza de verdad, algo que jamás creí que me pasaría.
Las consecuencias ya las conocemos y está demás repetirlas.
Creo que es un día para sentir
Para sentir que este tiene que ser un nuevo punto de partida

Discurso de Máximo Kirchner en el debate por la derogación de la Ley Cerrojo

martes, 15 de marzo de 2016

Y cómo sigue esto?


Hoy comienza a plasmarse en la vida real el retorno al "país normal" que el 51 % de los electores votó el 22 de noviembre. Cambiemos ha logrado alquilar escribanía y la cámara de diputados, luego de un extenso y por momentos ardoroso debate, terminará dando el puntapié inicial para que luego el senado sancione  la derogación de la ley Cerrojo. Argentina emprende el regreso a la lógica del siglo pasado que, por supuesto, es relatado desde el dispositivo mediático oficial como un "regreso a los mercados y al mundo". La prensa de occidental elogia al gobierno de Macri y falta nada para que volvamos a ser el mejor alumno de la sala de los periféricos, igualito que con Menem. Es el regreso al endeudamiento masivo, según palabras del mismísimo Miguel Angel Broda, pero también el punto de partida de nuevos juicios, que llegarán de manera inexorable pues esa es la razón de ser de los procesos de endeudamientos de países dependientes.

Si no entendemos el objetivo político de la deuda externa, como la gran disciplinadora de los países en desarrollo, no entenderemos las razones profundas que fundamentan el frenesí  con que ceocracia gobernante sumerge nuevamente al país en una lógica que ya padecimos. Que esta capitulación deje abierta la puerta a nuevos juicios y que incluso puedan llegar a ser por montos superiores al que se le pagará a Singer y cía, es funcional a la lógica de un país nuevamente atado de pies y manos a un corralito del que durante la última década se intentó salir.

Lo que viene de ahora en más es, en primer lugar, un sobregiro mediático de la "victoria política de Macri" y la instalación de que por fin "el país sale de la tenebrosa noche K". El festival va ser soberbio y difícil de soportar para personas fácilmente emocionables. Entre los fuegos de artificio del conglomerado de medios, con ricos y famosos celebrando la liberación y el amanecer "de un nuevo tiempo", el pobrerío seguirá incrementando el consumo de hidratos de carbono en silencio y la fracción de la clase media donde habita el kichnerismo intenso profundizará su militancia opositora.

En este contexto, no estaría mal tomar este 15 de marzo como un punto de partida para la construcción de una coalición que llegue a tener posibilidades de disputa por el poder, habida cuenta de que la que expresó el kirchnerismo ya no existe. Si en un momento estuvieron dentro de un mismo espacio Victoria Donda, Sergio Massa, Hugo Moyano y Urtubey, por citar casos emblemáticos y hoy están todos afuera, hay que entender que lo que sigue debe ser una construcción nueva, acorde a la etapa que vivimos.

No hay alternativa

La ceocracia es la toma del estado por asalto por parte de la clase dominante gracias al voto, pequeño gran detalle. Tiene una legitimidad de origen intachable y un volumen de usinas de generación de hegemonía político-ideológica nunca visto. Si hasta Nelson Castro critica aspectos laterales y hasta La Nacion publica informes que no causan ninguna gracia en la quinta presidencial. Es la lógica que supimos vivir en tiempos de Menem; es Mariano Grondona alentando la creación del FREPASO en Hora Clave; es Clarín diciendo en 1977 que apoya a la dictadura en lo político pero cuestiona fuertemente su modelo económico. Es, en definitiva, la suma de contradicciones secundarias dentro de un mismo bloque de poder amplificadas como si fueran discusiones estructurales de un país que, dirán, "por fin dejó la grieta atrás..."

En suma, sobrevendrá un período de fortísima operación comunicacional que como sabemos, tarde o temprano tiene sus frutos. Instalarán que todo lo malo es culpa del "desastre que dejó Cristina" y que "hay que pasar el otoño", porque luego, cuando empiecen a cobrarse los aumentos por paritarias, el aguinaldo, y comiencen a llegar las inversiones, habremos llegado a las puertas del paraíso.

Lo preocupante es que en este instante, lógicamente el peronismo de las provincias juega a dos puntas, renegando pero buscando al mismo tiempo mantener canales de diálogo con Casa Rosada y el kirchnerismo intenso corre el riesgo de aislarse en su propio algoritmo de red social. (Concretamente, estas líneas no creo que sean leídas por afuera de nuestro microclima, salvo por algún profesional de la comunicación o la política).

La derogación de la Ley Cerrojo partirá las aguas al interior de lo que hoy es el FPV y es muy probable que se generen condiciones para una ruptura donde queden, por un lado, aquellos sectores que expresen un peronismo macrizado (un simil de lo que fue la Renovación cafierista respecto al alfonsinismo) y por otro, sectores más proclives a una construcción tipo FREPASO.

Habrá que esperar a que se desarrollen los acontecimientos para que queden expuestos con nitidez los dos bloques y ver luego cómo mueve Cristina. De todos modos, nada hace sospechar que tengamos buenas noticias ni a corto ni mediano plazo dado que una ruptura -que es lo más probable- favorece exclusivamente a la ceocracia y también porque la unidad de lo que fue el FPV aparece cada vez más lejana, básicamente porque no hay cajas para negociar, y porque el macrismo está demostrando prestancia para sintonizar con los gobernadores peronistas. Con todo lo que ello implica...

En este contexto, lo prioritario quizá sea entender que la tarea pasa por la construcción de una nueva coalición política, que para tener posibilidades de ser mayoritaria deberá ser mucho más que el activismo en las redes y en los parques. Fundamentalmente con inserción en la clase obrera y sectores sociales que hasta el momento no pareciera que están siendo interpelados por el denominado kirchnerismo duro.

lunes, 14 de marzo de 2016

¿Para esto querían el país?


La extorsión destituyente
No se recuerda un gobierno elegido democráticamente que a sólo tres meses de asumido extorsione de una manera tan alevosa, amenazando con que si el congreso no apoya la rendición incondicional ante los buitres sobrevendrá el peor ajuste o el caos de la hiperinflación descontrolada. Si a 100 días mandan este mensaje ¿Alguien se imagina lo que sucederá más adelante?
¿Por qué extorsionan de esta manera? Porque es evidente que no tienen otro plan que el endeudamiento, que como sabemos es, al fin y al cabo, la razón de ser política e ideológica de los gobiernos de la clase dominante. Mientras el país logró arreglar con el 94 % de los acreedores y dar una solución al tema de la deuda, que fue creada para operar como el látigo opresor, mientras al mismo tiempo se desplegó una exitosa acción política en Naciones Unidas y en mundo a favor de la erradicación de esta escoria que son los buitres, el gobierno de los CEOS viene a tirar todo por la borda y conducir al país a un arreglo que por si fuera poco deja abiertas las puertas a nuevos juicios -la misma justicia de New York la que lo está avisando- amenazando que si no se hace eso explotará todo por los aires.
La pregunta que debemos hacernos es cuánto dura un gobierno que a tres meses de asumir se ve obligado a extorsionar de una manera tan salvaje a la sociedad, entre otras cosas porque aunque finalmente consigan coronarse en la ignominia de derogar la Ley Cerrojo y pagarle a Singer y cía, nada ni nadie nos garantiza que vengan los dólares que ellos dicen que el mundo les va a prestar. Si el mismísimo Prat Gay cuando asumió dijo que ya tenía el compromiso de bancos y otros sectores de que en 40 días le prestaban entre 15 y 25 mil millones de dólares y sólo consiguió 5 mil millones ¿Qué te asegura que luego de pagarle a los buitres consigan hacer realidad los 35 millones que según Broda van a salir a buscar?
Lamentablemente, estamos comprobando en la vida real que era posible regresar a ese país que estalló el 19 de diciembre de 2001. El “cambio” de Cambiemos es volver a esa lógica que nos llevó al borde del precipicio. Ese “cambio” significó “regreso” al país que según los cacerolos Cristina les había robado.
Lo grave es que la extorsión a los 100 días libera un boomerang destituyente que, la verdad, mete miedo. Es como que están cantando el “quiero vale cuatro” con un dos.

El Cambio era más deuda y más ajuste


La Cámara de New York avisa que lo que piensa hacer el gobierno argentino es muy desprolijo y que, en las actuales condiciones, un acuerdo como el que Prat Gay negoció con Paul Singer no eximirá al país de seguir recibiendo nuevas demandas, pero el presidente del bloque de diputados del PRO dice que nada cambia y que seguirán como si nada buscando derogar la Ley Cerrojo para concretar el pago.

El mismísimo presidente de la Nación se manda una extorsión como no se recuerda en la historia de la democracia argentina y le avisa a la sociedad que esto es lo que hay y que la alternativa es el caos.

Mientras tanto, ayer, el mismísimo diario La Nacion publica que las transferencias a los sectores más ricos le significan al estado la pérdida del equivalente a un mes de recaudación.
El famoso y tan mentado cambio es esto, señoras y señores: O nos bajamos los lienzos con los buitres a sabiendas de que este arreglo no elimina la posibilidad de futuros juicios o la profundización del ajuste que ya de por sí está empezando a hacer estragos en la mayoría del pueblo argentino.
Te anticipamos que sería así y hasta nos quedamos cortos
¿Hasta cuándo le vas a seguir echando la culpa a Cristina?

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta