Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

jueves, 25 de junio de 2015

"No sé que va a pasar con Macri si perdemos las elecciones"


Ernesto Sanz no deja lugar a dudas y ya empiezan a poner en palabras que las diferencias internas son cada vez más insostenibles. Algo que no por esperable deja de llamar la atención. Quizá esté sucediendo que ante la evidencia de que pierden -la derrota de Macri en Santa Fe es una herida que no deja de agrandarse- comienzan a deteriorarse los pocos denominadores comunes que tienen entre sí. El minué de los vices para Vidal del miércoles y el desacuerdo para conformar listas comunes en la CABA son evidencias incontrastables.

Es que sólo los pueden disciplinar sus verdaderos mandantes, que no son otros que "los mercados", pero esa autoridad sólo irrumpe si hay victoria. El capital no tiene alma y aborrece a los perdedores. El triunfo, o al menos la posibilidad cierta de lograrlo, unifica, aplaca las diferencias porque llegará el momento en donde todos cobrarán algo (aunque algunos casi nada) pero la perspectiva de una derrota a secas con el paso de las horas se va tornando insoportable. Entonces aparecen los reclamos y pases de factura. Mucho más cuando los primeros sondeos muestran al Frente Renovador reteniendo buena parte de los votos que hubieran sido esenciales para destronar al FPV fueron desestimados por el desafío de la blancura de Durán Barba y Mauricio.

Macri no habría logrado sortear con éxito el laberinto de no aparecer reeditando a Alianza y armar un bloque electoralmente vigoroso. Terminó sumando a un radicalismo desvencijado, a esa máquina de espantar votantes llamada Elisa Carrió y no logró resolver el dilema Sergio Massa. Sucede que en cualquier caso, lo que se evidencia es que los armados meramente electorales no transmiten sensación de perdurabilidad, algo muy caro a una sociedad que pagó carísimo el bochorno de De La Rúa y Chacho Alvarez. Por eso el análisis de Durán Barba, en un punto es racional: quizá la etapa de Mauricio sea la de la acumulación. Pero no está claro si el candidato está dispuesto a transitar ese desierto y si tiene condiciones para acometer una tarea tan pesada. Para colmo se le ahogó el mejor flete en el Paraná...


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace un año atrás, les recomendaba a los amigos radichetas...¡Que se consiguieran un resucitador!...Me putearon hasta en Arameo y en todos los colores; Pero no lo consiguieron, y siguieron permitiendo que la lacra de la conducción -que deben reconocer es la que supieron conseguir- les vendiera el centenario partido, como les gusta decir. Les vendieron el partido y por moneditas y si lo miramos más rigurosamente, lo regalaron.
El ladri de adoquines no está equivocado en cuanto a eso de la "pureza"...Macri sabe -mejor dicho D.Barba sabe- que los que hoy "manejan" la UCR, son de lo peor; No solo en cuanto a la incapacidad para conducir algo -y creo que más incapaces que los del PRO, que es mucho decir- y ,además, muy proclives a la traición....Barba sabe que los intentarán acostar en la primera ocasión que tengan, por eso recurren a mencionar lo de la pureza...no es otra cosa que ocultar el temor. Lo más probable es que el PRO pierda las elecciones, pero no desaparecerá...Es la derecha que alienta el imperio. Alcanzarán alrededor de un 30% de los votos total país. Tendrán una segura ruptura con los radicales, pero la Carrio seguirá con ellos....o sea dormirán con una canasta que tiene una pitón adentro, al borde de la cama.
El ladri de adoquines no es un político...es un chorro disfrazado de empresario, de modo que si llega a ver que no puede seguir manoteando plata...haga las valijas y piante para Boca otra vez.

GrouchoMarx dijo...

Ojo al piojo. En este acuerdo me parece que el único que puede exhibir algo de ganancia es la UCR que recuperó Mendoza, que no la hubiera ganado de no darse dos circunstancias:
1) Que el PJ mendocino desdoblara en un acto de estupidez alarmante.
2) Que, gracias al acuerdo, el PD y el PRO no compitieran con la UCR y le mordieran los puntos necesarios para que perdieran.

Una ganancia chiquita. Chiquitita para el centenario partido que no va a tener fórmula nacional ni en la PBA. Pero con los dirigentes que tiene es casi una hazaña.

Anónimo dijo...

Verlo a Federico Storani mendigar ante Macri y a Marcelo Stubrin chuparle las medias a Clarin, me parte el alma.
Que paso con la Junta Coordinadora Nacional?
Franja Morada se transformo en una banda de forajidos afanando sin consideracion a la UBA.
Psso todos los dias por la Casa Radical de Quilmes de la calle Alem y en otras epocas, tan cerca de las elecciones, estaba abierta hasta cualquier hora, ayer pase a las 9 de la noche y esta cerrada.


Manuco dijo...

A esta altura lo de Macri no es chicha ni limonada.
No es el PRO puro, porque hay una alianza de hecho con el radicalismo y como se llame hoy el espacio de Carrió ni tampoco la gran Unión DEmocrática, porque no cerraron con -A, en nombre de esa pureza que tampoco es tal

Anónimo dijo...

Esta alianza ya explotó, no sé si llegan al 9 de Agosto, ...
Los fracasos de Chaco y Santa Fe, lo que viene en Córdoba , Lousteau hacíéndoselas difícil en la CABA, Carrió quejándose de que los dejaron arafue de todas las listas... En Mar del Plata , donde vivo, ya se pelearon todos...
Un aquelarre...
Roberto Petruzza.-

Guido Dippo dijo...

Muchachos, realmente tengo que reconocerles el talento que tienen para no desanimarse. Porque vienen de cachetazo en cachetazo (encima ya se están acostumbrando a festejar la derrota del otro, y no la victoria propia) y sin embargo son buenos cumpas a la hora de lamerse las heridas entre Ustedes.

A lo mejor así el tiempo hasta el 2019 se hace un poco más corto, no?

Guido