jueves, 26 de febrero de 2015

Rafecas, providencial aparición que desarticula el autogolpe


Los Juristas coinciden en que el juez Rafecas no tenía necesidad de escribir tanto para aniquilar una denuncia por demás inconsistente y carente en absoluto de pruebas. Seguramente el juez procedió así para cubrirse de los ataques infames que ya está sufriendo. De todos modos, esto ya parece llegar a su fin: la denuncia de Nisman -sospechada de no haber sido escrita por él ni por abogado alguno- que ya no era defendida por nadie ha sido triturada. Ahora sólo resta ir a los temas realmente importantes:

El negocio con Rafecas denunciado por Carrió ¿Anula el autogolpe del próximo domingo?

¿Negociaron con el juez o le mandaron al comando venezolano-iraní (con adiestramiento cubano) para intimidarlo?

Las medialunas que comían los policías en el departamento de Nisman ¿Eran de grasa o de manteca?

¿Y el tercer cadáver del que habló el sicario textual Jorge Asís?

3 comentarios:

MÓNICA ROSANO dijo...

ESTA GENTE ES CAPAZ DE CUALQUIER COSA. PERO LES VA A SALIR EN CONTRA. ESTA CLASE POLÍTICA SE LLEVA PUESTOS A VARIOS EN 2016

Sargento Barrufaldi dijo...

Ni leyeron la denuncia de Nisman, ni tampoco el análisis y la desestimación contundente de Rafecas, pero sus conclusiones siguen siendo taxativas, descalificadoras y sin matiz alguno. Nada los calla. No dudan, no se detienen ante ningún dato, por contundente que sea. Se comen la cantidad de pescado podrido que haga falta, para arribar a alguna conclusión que justifique tanto odio. Y, ante eso, nada puede hacerse. Todo intento de debate con esa gente estará muerto antes de intentar concebirlo.

Politico Aficionado dijo...

Pero como señalaba un conocido general del ejército paraguayo, "La Única Verdad es la Realidad".