Entrada destacada

A veces el otro no tiene la culpa de todo

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Elisa Carrió ¿Presidenciable o condenada a la fiscalía audiovisual del antiperonismo?



Se lanza la campaña y Elisa Carrió sale decididamente a proyectarse para 2015. Su  análisis es que si UNEN gana la CABA, sumando victorias tanto en Santa Fe como en  Mendoza y realizando una buena performance en Córdoba, el espacio panradical podría aspirar a salir segundo en la próxima presidencial, con chances de pelear mano a mano la segunda vuelta. Por supuesto que entre la teoría y la práctica hay no pocos escollos: deberá  salir airosa de una interna con jugadores fuertes como Hermes Binner y Julio Cobos, pero, además, habrá de remontar muchísimo en la PBA, donde en octubre ese espacio muy probablemente coseche un módico 15% y es sabido que es imposible aspirar a ganar en el país si no se disputa cabeza a cabeza en el principal distrito electoral del país.

Lo más complejo para el panradicalismo, empero, será transmitirle a la sociedad que está en condiciones de garantizar, además de electorabilidad, gobernabilidad.

Carrió está apoyándose en un discurso que claramente confronta con el peronismo en su conjunto, cortando grueso y sin reparar en los matices que el movimiento alberga en su interior. Por eso lanzó las denuncias sobre ciertos intentos destituyentes de algunos sectores, que han venido a ser refrendados por impresentables como Aldo Rico, pero que en definitiva le han dado un tamiz de probabilidad. Lo que busca es introducirse en la pelea por la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner, intentando filtrar al colectivo no peronista como un jugador de fuste. No se sabe si lo conseguirá, pero la apuesta aparece como razonable. En la presentación formal de las listas definitivas el UNEN lanzó una chicana creativa al plantear que tanto Pino como Michetti "ya son senadores" y que la discusión pasa por ver si la banca restante queda para "la república" o para "el pejotismo", puesto que Santilli, de llegar a la cámara alta, según ella, se sumará al espacio peronista. Todavía Solanas no ha superado a Filmus en intención de voto y está por verse si tiene capacidad para conquistar a una parte de quienes en las primarias se inclinaron por Terragno y Prat Gay, pero ella ya lo da por hecho, y no está tan equivocada.

Naturalmente, busca instalar al panradicalismo entre las posibilidades realmente existentes de disputar las presidenciales de 2015, apostando, entre otras cosas, a ciertas dudas que habría en sectores del establishment sobre la verdadera estatura política de Sergio Massa (concretamente hay quienes hoy por hoy no lo ven con los atributos necesarios y dudan de que en dos años esté formado como para soportar la turbulencia del poder) y lo malherido que saldrá Daniel Scioli de las elecciones de octubre.

Por supuesto que este plan tiene algunos flancos muy débiles, los principales son: ganar la interna del espacio y fundamentalmente comprobar si para los argentinos es una figura presidenciable o si definitivamente está condenada a ejercer una suerte de fiscalía  audiovisual del antiperonismo.

Valga apuntar, finalmente, que esta construcción se sustenta en el supuesto de que estemos ante el tan proclamado fin de ciclo del kirchnerismo que repiten minuto a minuto en las usinas opositoras. Si bien hay varios síntomas que parecerían ratificar esa hipótesis , no vendría mal recordar que esta fuerza ha sacado lo mejor de sí en la adversidad y que por lo tanto, sin llegar a recuperar la capacidad de juego hegemónica de otrora, tendrá suficiente fuerza como para incidir de manera mucho más importante de lo que imaginan muchos en el diseño de país que emergerá de las presidenciales de 2015.

Las transformaciones en la política concreta no son tan viscerales como las imaginan en el microclima de las redacciones y los estudios de TV.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

«no vendría mal recordar que esta fuerza ha sacado lo mejor de sí en la adversidad y que por lo tanto, sin llegar a recuperar la capacidad de juego hegemónica de otrora, tendrá suficiente fuerza como para incidir de manera mucho más importante de lo que imaginan muchos en el diseño de país que emergerá de las presidenciales de 2015».
Claro. No hay fin de ciclo kirchnerista en el horizonte.

Hoy todos parecen querer ser presidenciables. Es que son diez años... diez largos años en los que estuvieron esperando, esperando, esperando... Y se van poniendo viejos y los malos kirchneristas no dejan la cancha libre.

Viviremos tiempos revueltos entre tanta ambición desatada.

Con respecto a Lilita, a quien no veo ni un poquito cerca de llegar a ser realmente presidenciable, lo único que me interesaría saber es: ¿alguien le paga?, y si es así, ¿quién? ¿O es así simplemente porque es así?

Saludos.
Esther

Gustavo Marcelo Sala dijo...

Es curioso que con tanto candidato que se asumió y se instaló como presidenciable o como potencial gobernante de una provinica luego de las PASO nadie hable de las candidaturas testimoniales a diputados de esos mismos dirigentes.
Vale decir, asumiran sus cargos desde lo formal, jurarán para la foto, nunca desarrollarán funciones desde la praxis legislativa ya que su tarea política será otra muy distinta.
La doble vara nunca descanza..

Betty y Rafa dijo...

La sola idea parece nacida de una novela de humor negro, negrísimo. Primero Menem, luego De la Rúa, y finalmente Carrió....? Sería de terror. Menos mal que es, estimo, pura ficción.

walter dijo...

Yo no dejo depensar que a todos éstos ,los años que se avecinan los van a tener tan ansiosos que no descarto peleas complejas para lograr estar en el candelero.
Creo que las medidas adoptadas por Cristina más que pensando en octubre lo hace pensando en los próximos años,porque lentamente les está sacando temas de campaña a los opositores,salvo el dólar ya les queda poco.
Carrió será un recuerdo patético del daño que se puede hacer con voluntad y rencor bajo el tutelado de medios corporativos defendiendo sus intereses económicos e ideológicos.

Anónimo dijo...

"hay varios síntomas que parecerían ratificar esa hipótesis" , "sin llegar a recuperar la capacidad de juego hegemónica de otrora" ¡ Cuanto derrotismo infundado ! El gobierno va a ganar por paliza las elecciones. Esta y la del 2015. Los votos perdidos lo han sido porque se mezquinó justicia social.

Diego dijo...

Yo a la gorda no la voto, no comparto muchas de sus ideas ni me termina de cerrar su perfil de jefa. Igual, con el laburo que viene haciendo en la fiscalía hay que reconocer que le alcanza para el bronce en este país.

Mariano T. dijo...

Con una construcción tan personalista e intransigente, Carrio no puede armar nada. De diputada, o eventualmente senadora, no puede pasar por limitaciones propias.

hector dijo...

Estoy sorprendido, coincido con Mariano T. Comparto la descripción del panorama politico,(incluso la poca confianza que despierta la capacidad de Massa) pero creo que el Kirchnerismo es una fuerza política que va a influir y mucho en el pos 2015. Todos los auto-candidatos van a tener que trabajar mas que Cristina para poder ganarle y eso, como la bota de potro, no es para todos, hay muchos jugadores de golf entre ellos.-

Anónimo dijo...

ayer en INCAA TV dieron un documental sobre Ezequiel Martinez Estrada, quien a pesar de su gorilismo reconocía a Perón como un verdadero gigante de la política, un adversario de fuste, y al resto del espectro político (incluída la junta de la fusiladora) como liliputienses. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia. La doble vara está, pero la vara que deja Cristina está tan alta, que no va a ser fácil ocupar ese lugar.
fernandobbca

Adriana dijo...

Salvo Quintín y sus seguidores, dudo que haya gente dispuesta a votar a Lilita si tuviera chances reales de ganar. La quieren para hacer quilombo, nada más.