Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

miércoles, 23 de septiembre de 2009

El centroizquierda-Florero


Quiero seguir escribiendo en la línea de este post de ayer porque es un tema que se me ocurre central en la etapa que estamos atravesando. Básicamente quiero detenerme en cómo cuando las fuerzas políticas gestionan concretamente en la realidad y por ende inciden en el rumbo de los acontecimientos comienzan a ser atacadas sin piedad por el dispositivo mediático. Lo que están sufriendo los socialistas es un ejemplo de libro: Están siendo atacados desde todos los ángulos, básicamente porque el voto de Giustiniani vale oro en el senado, pero también porque pareciera que no les está permitido a ciertas fuerzas tomar partido en la realidad concreta.

El centroizquierda podrá gobernar una provincia como Santa Fe o comunas como Morón y todo le será permitido en tanto no incidan en los grandes temas nacionales. Es más, el rol de socialismo como ala izquierda de una coalición de derecha liberal le viene perfecto al establishment, porque no jode y porque a la hora de los bifes termina jugando a favor de una determinado estado de cosas (lo que pasó en la 125)


Todo les está permitido menos apoyar leyes troncales como la de medios, la de las AFJP, etc, etc. Toda vez que los votos del centroizquierda operen en la realidad concreta, esas fuerzas serán duramente reprendidas por las Magdalenas de turno.

Es que para las corporaciones es muy funcional un centroizquierda que sólo hable generalidades pero que no se inmiscuya en asuntos medulares y bien conretos. El modelo ideal de este progresismo-florero es el que encarna Solanas, que como muy bien lo remarcó Eduardo Mocca el domingo en Página/12 apostó en todo momento a que el centroizquierda no votara con el gobierno (lo mismo que hizo cuando hubo que votar la extensión por un año de los superpoderes. Recordarán que el cineasta irrumpió como loca en el Salón de los Pasos perdidos de la cámara de diputados buscando rescatar al progresismo de las fauces putrefactas de la bestia K) Aquí está el meollo de los desencuentros que vienen teniendo sectores del SI y Sabbatella con el lider de Proyecto Sur.

Es que todo está permitido menos hacer política de verdad. Es por eso que la misma condescendencia que se tiene con el centroizquierda cuando asume el rol de florero es la que desde diversos ámbitos -incluso hasta del macrismo explícito- se tiene respecto a Lula y Bachelet (y hasta me atrevería a incluir al compañero Obama) Sucede que como estos líderes están en otros países es re-cómodo y hasta políticamente correcto elogiarlos y contraponerlos al kirchnerismo. Entre otras cosas porque sus gestiones no trastocan nada de nuestra realidad. Pero si nuestro gobierno intentara un par de medidas de las que tomaron Lula o Bachelet sería absolutamente cuestionado ¿porqué?


Porque todo lo que hagan Lula y Bachelet allende nuestras fronteras está bonito, pero nada de eso se puede hace acá...


Incluso si pensáramos en imitar una acción como la que está llevando adelante Obama en lo referido al sistema de salud las críticas serían feroces.


Queda claro, entonces, que el problema acá no es ser peronista, kirchnerista o centroizquierdista. El problema es tener voluntad y decisión para emprender cambios de fondo que inexorablemente significan acotar el margen de acción de los sectores dominantes.


Si mañana algunos sectores del radicalismo, por caso, decidieran plantarse ante una conducción que está a la derecha del alvearismo y la emprendieran con una acción política claramente orientada a apoyar transformaciones en áreas medulares de la realidad económico-social del país, serían estigmatizados y maltratados por todos aquellos núcleos del poder mediático que ahora los tratan con suma deferencia.


Esta situación que se está viviendo respecto al centroizquierda creo que va a servir para que muchos amigos que con buena leche aprueban algunas medidas que ha tomado el kirchnerismo, pero que les cuesta horrores sentir que son casi casi oficialistas, entiendan que no es que el kirchenrismo sean tan malo como les han hecho creer, sino que es un proyecto político que a su manera, y con sus vicios y virtudes, pone todo su volumen político a favor de transformaciones que son absolutamente necesarias y que se enmarcan en los sueños de muchos que aspiramos a transformar seriamente nuestro país, haciéndolo mucho más equitativo en lo social.

El kirchnerismo apunta para ese lado y por eso es tan pero pero tan demonizado.


Como los socialistas que cometieron el sacrilegio de ser fieles a sus banderas
-----------------------------------------------------------------

9 comentarios:

Gio dijo...

La gran discusión que tengo con todos los que me reodean.

Aún cuando los K sean los demonios locos y delirantes que dicen (cosa que es un verso, pero hasta eso puedo conceder), lo que molesta es el planteo de políticas de fondo.



Le molestan los planteos de fondo a la derecha aristocrática que quiere conservar sus privilegios, sus impunidades, su rol dominante.

Le molestan los planteos de fondo a una industria que se pasa de pedorra pero que sirve para que sus popes la levantan en pala.

Le molestan los planteos de fondo al campo, sector reaccionario si los hay, representado magistralmente por la revista Barcelona en su título a "Ahora exigen retrotraer la situación a 1880".

Le molestan los planteos de fondo a a iglesia, porque no hay sociedad más devota que la sociedad retrógrada, de derecha, militarista y xenófoba.

Le molestan los planteos de fondo a los medios, lobbystas de los antes mencionados a cambios de obtener sus propios privilegios e impunidades.

(Y le molestan los planteos de fondo a los empleados de los grandes medios, que son capaces de vender a su madre a cambio de la libertas de empresa).

Le molestan los planteos de fondo al medio pelo, que tiembla de miedo ante cualquier posibilidad de cambio, aunque redunde en beneficios (Como dice el tango: "No pensar ni equivocado, para qué, si igual se vive, y además corrés el riesgo de que te bauticen GIL")

Y cosa curiosa últimamente, le molestan los planteos de fondo a cierto sector de las clases bajas trabajadoras, que contaminados por el bombardeo mediático, ven cualquier acción social como un beneficio a los negros de mierda que los tienen tras las rejas.

(Éste último sector fue quien hizo que ganara el Colorado en la provincia, no otro).


Va a ser muy dificil plantear algunos temas, pero sobre todo creo que va a ser mucho más dificil sostener los cambios conseguidos a través del tiempo.

dardo dijo...

te imaginás cristina hubiera hecho algo como lo que hace bachelet con los mapuches? o lula con el amazonas? los periodistas acá son una manga de hipócritas

Tux dijo...

Creo que lo que separa la paja del trigo es -como siempre- el tener o no un proyecto de poder para la Argentina. Si lo tenés, evidentemente vas a chocar contra quienes construyen en un sentido diferente al tuyo y te vas a encontrar (aunque sea por tramos) con quienes compartís objetivos comunes.

En los tiempos que corren es evidente que hay muchos que no tienen proyecto y solo se adosan fácticamente a uno existente, aún cuando en el discurso pretendan ser otra cosa. De esta forma se adopta una posición meramente testimonial, inocua y -como vos decís- de adorno o florero.

Hace un tiempo pensaba erroneamente que esta vocación testimonial era propia de, por ejemplo, el trsoqusmo, pero después me di cuenta que es una peste aún mayor y que yo no centraría ni siquiera en la centroizquierda sino que es una mancha de aceite que impregna a gran parte de las clases medias; por eso ni siquiera los que se identifican como K están inmunes a ella.

Gerardo Fernández dijo...

Sí, Tux, el tema es la clase media. Ahí está meollo, porque es uns ector que no necesita que la situación cambie porque así como está no le va tan mal, al fin y al cabo.
Recuerdo que esto se lo leí al viejo Puiggrós en "Las izquierdas y el problema nacional"
Saludos

Anónimo dijo...

Gerardo, entonces ¿siempre existió la versión centroizquierda del "caniche style"?
Dicho de otro modo: si en la telepolítica se avanzaba acomodándose a las generales de la ley de la antipolítica,¿traicionaron sus principios los que avanzaron, por que se crecía solo si la dirigencia era concientemente funcional?.
Deben declararse publicamente arrepentidos -ademas de Pino- los principales referentes de la CI que hoy juegan bien? para que confiemos en ellos: digo sta fe, moron, raimundi, etc
Mario Pío

Edukator dijo...

He estado analizando bastante este tema en mi blog, desde una perspectiva si se quiere de izquierda (la denominación centro-izquierda me parece vergonzante)
Al respecto te propongo este post:
http://edukadores.blogspot.com/2009/09/son-los-temas-estupido-sobre-las.html
que es el último de varios que se pueden detectar por las etiquetas.
Coincido con vos.
Lo mas preocupante es que el gran público, acuciado por lo cotidiano, sigue fielmente a los medios y no puede advertir la trascendencia de la Ley de Medios o del proyecto que se propone de entidades financieras

Carpe Diem dijo...

Correcto análisis, a mi juicio.
Característica del poder real y sus voceros mediáticos en la Argentina es atacar lo formal para no discutir lo medular. A las transformaciones de fondo que hace este gobierno, el caracter del kirchnerismo le es accesorio, sea este caracter digno de elogio u oprobioso.
Pero para no discutir lo medular el poder real (y la izquierda florero, según la exacta definición de Gerardo) convierte a esto en un tema de cuantas radios van a ser K. Así como en el tema de las AFJP redujo todo a un tema de Caja-K.
Visión chiquita, enanita, de la realidad, que ayuda a perdernos en los vericuetos de la pelotudez de la política farandulera, para no analizar la política con mayúsculas.

Emilio dijo...

Hola compañero, publique en el blog un documento que es una perla y me gustaría que se difunda. En 1977, periodistas de Clarín publican una nota sobre un lugar de "rehabilitación de guerrilleros" en "recuperación" y entrevistan a "los voluntarios que se entregaron".
Subí la nota al blog la misma esta en formato de imagen. Estaría bueno que la descarguen y ayuden a difundirla, desde ya gracias. Saludos.
http://deciloquequierass.blogspot.com/2009/09/clarin-por-1977-documento-revelador.html

Martín (Latino) dijo...

De nuevo, preciso Gerardo. Creo que a esta altura nos queda clara la diferencia entre el progresismo del SI y el del PSur. La linea que los divide es muy visible.
Saludos.