martes, 22 de septiembre de 2009

Que al centroizquierda no se le de por hacer política...



Sebastian Etchemendi me acaba de recomendar un pasaje de esta nota de Eduardo Mocca, publicada en Página/12 del domingo, que aún no había leído y me parece central. En un artículo para releer varias veces, donde por ejemplo Mocca caracteriza con un nivel de justeza asombroso el modus operandi "raro"de Solanas, hay un párrafo para enmarcar:


"No importa si el progresismo clama contra la pobreza y la injusticia: eso forma parte del folklore de cualquier “país normal”. El problema es que esté dispuesto a comprometer sus fuerzas en la definición de las pulseadas reales de poder que transcurren. Si así ocurre se termina con los buenos modales. Sobreviene el chantaje, las campañas de descalificación, el silenciamiento. Para tener buen marketing, la izquierda tiene que tener comportamientos “razonables”."


Brillante, contundente y al hueso.


El centroizquierda debe estar para pensar bonito y hablar generalidades, pero ojito si se le da por incidir en la política concreta; ojito si se le ocurre por un instante dejar los "hay que hacer" y se decide a accionar en base a los "cómo hacer", porque ahí dejará de ser la niña mimada del dispositivo mediático y le pasará lo que a Hermes Binner y el resto de los socialistas, que tienen que andar dando explicaciones por todos lados por el simple hecho de haber procedido en sintonía con sus banderas históricas y recibiendo difamaciones como las propinadas por esa medusa llamada Felipe Solá.


Fue claro van der Koy el viernes pasado cuando literalmente confinó a los gabinetes al centroizquierda para que ahí ponga en práctica “la capacidad de análisis global que supo caracterizarla aquí y en cualquier rincón del mundo”...


Pero que no se meta en la política concreta de todos los días, que no se le ocurra desnivelar una votación en contra del status quo, porque pasará a ser la peor lacra del país.


Ojalá que esta experiencia no sea en vano.




------------------------------------------------------

9 comentarios:

Pomez dijo...

Che loco, no coincido para nada con tu opinion. Hay casos concretos de gestiones progresistas que son de primer nivel. Es cierto que son menores y que no constituyen una lucha por el poder real, como decis vos.
Pero de ahi a cerrar cualquier posibilidad de construcción por fuera del PJ y obligarla a quedarse en posiciones testimoniales es perderse a una buena parte de actores que valen la pena.
Pero si vos decidís borrarlas de un plumazo porque Pino Solanas te parece un pelotudo, esta todo bien igual. Si crees que les da el cuero con lo que tienen mueran en esa.
Igual vale aclarar que la ecuacion Pino = Progresismo es ficticia. Sino miremos las actuaciones ultimas de Raimundi

Quilmeño dijo...

Pomex,que te parece si relees el post y lo miras desde el lado de la ironia?
Para mi es claro:Si es solo para hablar ,los progresistas estaran en los medios,ahora si ganan y deciden aplicar sus ideas ,nunca mas les van a dar bola.

Gerardo Fernández dijo...

Pomez: Precisamente el post apunta rescatar actitudes como la de Raimundi, me parece que leíste a las apuradas. Leelo más tranqui y fijate.
Saludos

OMIX dijo...

Gera, tan bueno que te lo robo....

perejil despenalizado dijo...

se acuerdan cuando macri dijo que los votantes de pino eran romanticos e irresponsables?. mientras sueñan no hay problema...

ram dijo...

En realidad nunca importa la izquierda en tanto y en cuanto se limite a dialogar con su novia manuela; es más, se la puede mostrar en sociedad como el pariente travieso y pintoresco que nunca falta.
Más o menos como los curas pero rojitos, o apenas rositas. Y ahí da lo mismo una Ripoll o un Binner, quizás el Hermes sea mejor visto por una cuestión estética, es un doctor, habla pausado y seriamente. Un señor al que se le puede perdonar que mencione esa palabra tan fea: Socialismo.
Pero bueno, los chicos finalmente crecen y la izquierda pintoresca asciende, tiene que asumir responsabilidades de gobierno y, ahí empiezan los problemas.
Mientras las palabras feas se mantengan en el archivo, todo bien; mientras la S de socialista pueda reemplazarse por la de sojero, perfecto - pero, cuidado, no me toques el bolsillo, zurdo de mierda, que te hago moco!
Hoy Binner pasó de doctor serio y presentable a vulgar coimero (según el experto en negocios sospechables felipe solá) - obviamente sin ninguna prueba y con la habitual amplificación mediática, que así nomás lo da por probado, recontra probado.
Es bueno ésto, es bueno que los socialistas aprendan que no hay tolerancia para ellos si se les ocurre comportarse como tales, si se les ocurre ser honestos consigo mismos y, salir del discurso y hacerlo práctica.
Es bueno que sepan que lo que se dice con el pico no es letra muerta y que hay que aguantarlo con el lomo.
Es bueno que la prensa, tan compinche hasta ayer, hoy les pegue surtido y sin pausa; sí, es bueno que sepan de una buena vez que si la izquierda, roja o rosa, no le molesta a los dueños de los billetes, no sirve para nada.
Es bueno que se les de por hacer política, pero fácil y gratis, no es.
Saludos.

ram

yevgeny dijo...

Lo lamentable es que se le ha advertido a ese progresismo. No solo desde sectores oficialistas. Desde periodistas hasta el llano de aquellos que rogamos a ese progresismo y/o a sus supuestas bases que exiga a sus dirigentes comprometer sus fuerzas en momentos clave, más allá de lo opositores que quieran ser.
Se les advirtió que ser mimados por la prensa corporativa tenía patas cortas. Que conseguirían votos de derecha, pero que no los podrían mantener - a menos que adoptasen posiciones de derecha sistemáticas -.
La respuesta fue siempre la "estigmatización k" , el macartismo. "Pasa que vos sos K" "Preguntale a tu jefe porqué..."
Yo no termino de responderme si este progresismo es jodido y gorila, o simplemente estúpido.

Pomez dijo...

ok, lei rapido. Pasa que es muuucha la carga

Martín (Latino) dijo...

Muy adecuado el posteo Gerardo, como indicás va "al hueso".
Sin ir mas lejos, lo que irrita del kirchnerismo es haberse vuelto mas progresista en los hechos. Una banda de gente dice "lo que hacía Kirchner no era ésto", entre ellos Alberto Fernandez. Queda todo claro, lo bueno de Kirchner es que descolgó el cuadrito de Videla, pero no tocó la renta del campo ni a los grandes medios.
Saludos.