Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

sábado, 26 de noviembre de 2016

Hay que ser Fidel


Nadie esperaba que este militante del Partido Ortodoxo Cubano, a poco de tomar el control de la isla y condicionado por la obvia política exterior de los Estados Unidos, se saliera de lo normal y arreglara con la URSS, constituyéndose así en el grano de política exterior más incómodo para el gran imperio del norte. Fidel se las ingenió tanto para sortear todas las operaciones que se montaron para acabar con su vida como para mantener un intento de sociedad socialista a unas pocas millas del coloso capitalista, y lo hizo en una isla sólo dotada de la belleza natural y turística pero desafortunada y escasamente dotada desde lo productivo.

Fidel fue, ante todo, un constante llamado de atención lúcido a un mundo que no para de empeorar. El vacío que deja su partida es imposible de llenar. No se llega a ser una leyenda en vida así porque sí. En cada cubano que anda por el mundo con su título universitario vive Fidel.

Fidel nos enseñó que, así como va, la humanidad no tiene arreglo. Nos hizo entender que si una minoría tiene tanto y una mayoría tan poco, estamos estratégicamente jodidos.

Fidel hizo política como pocos y en más de una ocasión se divirtió haciendo pasar de largo las decenas de atentados contra su vida y su patria. Su mejor virtud fue, entre tantas, transmitirnos algo que pareciera estar cada día más en desuso: estoy hablando de dignidad. Hablo de dignidad en un tiempo donde lo que prevalece es la rosca, ese acuerdo que dura unos pocos días por su carácter superfluo, sólo pensado para zafar... Hablo de dignidad como concepto pero también como forma de pararse ante los otros, porque podrás ser pobre desde lo material, pero si tenés plena conciencia de quién sos y qué añorás seguramente lograras que se te respete. Y en todo esto está Fidel.

Hoy será un campeonato para ver quién escribe el texto y el Twitt más original sobre este ser fabuloso que ya estaba gobernando Cuba cuando nací, hace casi 56 años en un pueblito del oeste, pegado a La Pampa. Antes de competir, prefiero llamarte, convocarte, a pensar en el futuro de la humanidad. Me parece que ese es el homenaje más hondo que le podemos hacer a Fidel.

Si tu hijo, de 18 recién cumplidos, te mensajea a las 3:17 de la madrugada "acaba de morir Fidel Castro" es que Fidel vive como nunca

¿Como llegar a que, en el día de tu muerte, a los 90 años, se hable más de vos que de cualquier otro político contemporáneo? Hay que ser muy grande para lograrlo.

Hay que ser Fidel


4 comentarios:

ruben dijo...

https://www.pagina12.com.ar/5708-por-horacio-verbitsky-conciliacion-y-manoteo

Finalmente se supo lo que estaba censurado en la publicacion del acuerdo con el gobierno. La obligacion de no producir ningun conflicto social hasta despues del 2019.
No se, estos muchachos despues la terminan saludando a Fidel?.
Viste Gerardo que a veces el Pan Dulce y >La sidra son antagonicos con la Revolucion?.

Hugo dijo...

No habrá ninguno igual, no habrá ninguno...

Santiago Guerrero dijo...

Compañero: las actividades familiares de los domingos a la mañana no me permiten escuchar el programa en directo a través del sitio de Radio Cooperativa, por lo que los lunes (o martes) a la mañana, el Vermucito era mi compañia en el trabajo. Por favor, reestablezca la sana costumbre de subir los audios, que desde Córdoba somos varios los que seguimos el debate, los reportajes y la infaltable columna del coterraneo Bocco.
Gran Abrazo!
Santiago
Córdoba Capital

Santiago Guerrero dijo...

Querido Gerardo: vivo en Córdoba y no siempre puedo seguir el programa en vivo... no están subiendo los audios del Vermucito?
Gran Abrazo