miércoles, 28 de septiembre de 2016

Radio: Iguales pero distintos


Hay dos programas mañaneros que van a la misma hora, que tienen los mismos presupuestos políticos e ideológicos pero que, al estar orientados a dos tipos de audiencias distintas, logran resultados disimiles, más por el rebote del público que por los presupuestos políticos e ideológicos de los conductores. Me refiero al programa de Daniel Tognetti en Radio Del Plata y al de Mauro Federico en Radio 10. El flaco lo tiene al lado a Raúl Kollman y al ascendente Pedro Rosemblat (cuyo techo es imposible mensurar) Mauro, por su lado, lo tiene de ladero al siempre eficaz Carlos Burgueño. Si uno suena a Página el otro tiene un sonido más Ámbito, dos diarios que en la actualidad orbitan de una manera u otra en torno al espectro opositor.

¿Dónde está la diferencia? En que mientras Tognetti trasunta una agenda para un público de sectores medios que de una u otra manera llegan a fin de mes y por ende tienen sus propias demandas, Mauro apunta y penetra un sector socialmente más desguarnecido e, incluso, más del conurbano, cuyas problemáticas son distintas -y más urgentes- a las de la otra audiencia.

Las agendas de uno y otro programa son distintas: Mientras en Del Plata abordan un temario más en el estilo Página/12, en la 10 abordan con más detenimiento cuestiones como la del joven de 18 que atropelló a un bebé de 1 año, el pibe maltratado ferozmente en el Liceo Militar o las declaraciones fatales de la siempre reaccionaria Susana Giménez. Pero el tema que más los diferencia es, sin dudas, el de la inseguridad, donde en la Diez se escucha una audiencia mucho más implacable con el delito que en Del Plata. El oyente de la Diez exhibe el sonido del ciudadano que cada vez que sale de su casa siente pánico. Claro: vivir en un barrio desprotegido del conurbano es, en líneas generales, más complicado que en Capital y zonas residenciales.

Ambos programas se dejan escuchar y no me interesa  calificarlos ni puntuarlos, sólo rescato el dato muy positivo de la transformación que ha emprendido Mauro Federico, consistente en abordar una agenda más propia de la clase media baja, cuyos intereses puntuales son notoriamente distintos a los de los sectores más acomodados que se convocan en Del Plata. A Mauro lo hemos escuchado junto a Rulo De La Torre en Radio Cooperativa unos diez años atrás, lo hemos visto en Duro de Domar por años, y también lo escuchamos por largo tiempo los sábados a la mañana en Radio Splendid, junto al rosarino Carlos del Frade, o también con sus columnas en "Perros de la calle", todos espacios de una innegable impronta de sectores medios preocupados por los grandes temas nacionales. Pero ahora, en Radio Diez, se percibe una transformación realmente muy positiva en Mauro: se nota que un hombre de medios formado en el sector de la clase media centroizquierdista está desplegando una incursión nada fácil en un terreno comunicacional que siempre le ha sido esquivo al progresismo. 

Seguramente hay muchas cosas que mejorar, pero el intento es verdaderamente valioso. Cuando nos quejamos de que hay medios que penetran en ciertos sectores sociales con un mensaje reaccionario, debemos interrogarnos porqué eso le cuesta tanto a los hombres de medios que se inscriben en el "progresismo". El gran desafío es entender porqué hay un mensaje que penetra más que otro y porqué los sectores populares se sienten tan poco convocados por el periodismo que gira en torno al modelo Página/12.

Responder estas preguntas es central en términos de futuro.

7 comentarios:

Daniel dijo...

Uno convive con sus propios prejuicios. Confieso que intento escucharlo a Mauro Federico, lo cual hice rtepetidamente pero me resulta imposible. Y ahí es donde me represento lo valioso de saltar de emisoras y escuchar las distintas voces. Para el que puede hacerlo, claro.
Cuando vuelvo a Federico Bernal me siento aliviado y como en mi casa aunque es lo único que escucho de Radio Rebelde.
Me resulta complicado todo esto de la comunicación radial. A tal punto que me sorprende tu análisis en función que directamente no había advertido lo descripto.
Evidentemente quienes manejan la 10 lo tienen bien considerado. Quiero decir; tengo un cliente que tiene un negocio con la radio clavada ahí, en Radio 10 desde sus inicios luego de Municipal . Y pases a la hora que pases (supuestamente) la escucha. Quizás le sirva de compañía también. El tema es que el tipo partió de Longobardi y Feinmann y hoy anda con Mauro Federico y Baby Etchecopar (que antes también estaba, claro) para saltar luego a Navarro (!!??).
Insisto, se me hace dificultoso (muy) asimilar la temática, entiendo que es central, pero evidentemente, es cosa de especialistas.

Hugo dijo...

Radio 10 está viviendo una mutación. De una Radio marcadamente fascista, con personajes siniestros como Gonzalez Oro o Eduardo Feinmann, poco a poco se va convirtiendo en una radio progresista. Pero en su seno aún conviven fachos como Rolando Hanglin o Baby Etchecopar, que retienen parte de su antigua audiencia. Por eso el tema de la seguridad sigue siendo tan importante.

El Conurbano dijo...

Interesante post Gerardo. Te sumo un dato que tiene que ver con la idea que desarrollas: Daniel es de Caballito, mientras que Mauro es de Sarandí.

Gerardo Fernández dijo...

El Conurbano: Y académico como vocé... ¡Abrazo!

El Conurbano dijo...

Claro! Abrazo!

marloblando dijo...

Gerardo, te felicito por tu blog y tus notas, que sigo de tanto en tanto. También te cuento que tu blog fue la puerta de entrada a varios mas (por la pestaña de blogs que sigo) y que habitualmente lo uso a modo de portal, es decir ingreso a tu blog a ver las notas y luego me derivo a los diferentes blogs que se han actualizado. Veo que no esta mas en el costado. se podrá recuperar? era una herramienta bastante útil. Gracias

Carlos Balmaceda dijo...

Para alguien que no sigue la programación radial, salvo la escucha en tu blog de El vermucito, muy esclarecedor este análisis.
Y sí, Federico es de Racing y del barrio.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez