viernes, 30 de octubre de 2015

Con la gente adentro, todo. Con la gente afuera, nada


Estamos abiertos a repensar y modificar todo lo que sea necesario. 

Sólo ponemos una condición: Que sea con la gente adentro. 

3 comentarios:

Unknown dijo...

Muy bueno Gerardo!

Guido

Anónimo dijo...

si yo, que no tengo aire acondicionado, termino pagando indirectamente, por los subisidios, parte del consumo del vecino de abajo, que tiene 3 aires...
¿es igualdad, justicia o qué?

si uno paga de luz por bimestre menos de dos cafés, ¿qué es?

Gerardo Fernández dijo...

Anónimo: Tenés razón. Hay que sincerar las tarifas. Después, cuando esté todo sincerado chito la boca, eh

Entrada destacada

De vuelta el campo