miércoles, 6 de noviembre de 2013

Zunino, el cinismo en su máxima expresión


Si el propio Fontevecchia tergiversó de manera aviesa al mismísimo presidente de la corte suprema de justicia ¿Cómo sus empleados no van a proceder con la misma conducta?

13 comentarios:

Anónimo dijo...

veo un juicio en su futuro...

mi vieja decia que el plagio es una forma de homenajear al plagiado...todo bien, pero que te homenajeen con un cheque, Gerardo...

SH

Carpe Diem dijo...

Bueno, Zunino es digno de Fontevecchia. Cualquier similitud entre el periodismo y eso que hacen estos tipitos, es pura coincidencia.

Anónimo dijo...

Gerardo, repito mi sugerencia de una licencia de creative commons o similar para tu blog.

Quizás a la editorial no le guste lo que pasó. El intercambio de twits te puede ayudar para eso. Lo que queda claro es que cambió tu texto en algo que él presenta como una cita.

Ni siquiera tiene un miligramo de profesionalidad. Si quiere sintetizar tu extenso comentario, pues para eso están los puntos suspensivos encerrados entre corchetes.

Esa respuesta es indignante.

En serio, comiencen a protegerse de estas cosas. Hay quien todavía cree que existe una diferencia de nivel intelectual entre un blog y un libro, y que por ser autores de un libro pueden saquear la Red a su gusto.

Lo lamento, sinceramente.
Esther


Comandante Cansado dijo...

Qué feo es burlarse de la ignorancia ajena, Gerardo. El pobre Zunino no es un violador de la deontología periodística como podríamos haber pensado: no sabe la diferencia entre discurso directo e indirecto. Un poco de piedad para él (y una beca para cursar el secundario acelerado, tal vez).

Lic. Baleno dijo...

Estos son los tipos que en 20 años le mandan con autoridad a los mas pibes "porque yo tengo una trayectoria en el periodismo"... trayectoria de sinverguenza tienen.

Comandante Cansado dijo...

Esther, la licencia Creative Commons no protege, informa de una posición del autor. Sus escritos no están menos protegidos por no ponerla. Además, lo de Zunino es una falta profesional grave, no un robo de copyright.

Gerardo Fernández dijo...

¿Vos querés decir que yo estaría sufriendo "inseguridad de copyright" y que colegas como Zunino entran por una puerta y salen por la otra?

legales dijo...

Creative Commons si protege el contenido, ya sea de un blog, documento, etc. Lo que no puede impedir es la copia en sí (díficil de evitar hoy en día en un medio como la web). Indica también como puede ser usado cierto contenido.

Mariano Charles dijo...

este zunino entra claramente en la categoria de mala persona, y encima cinico. notable

Comandante Cansado dijo...

Legales, Creative Commons no protege más que simplemente firmar un texto. Lo que hacés es informar que permitís la reproducción, algo que podría no ser el caso.

Carpe Diem dijo...

Es que esto no es plagio, sino una cita inexacta.
Zunino abre una cita de un tercero, y termina hablando él.
Quizás en el mundo del "periodismo puro" fontevecchiano esté todo bien.
Pero en el mundo real Edi oscila entre la imbecilidad y la hijoputez.

Anónimo dijo...

Claro y simple: importa mas como se termina que como se empieza. Edi, el brillante ex cuadro de la Fede de los 100 mil termina como epitome del cinismo, hay que dedicarle un: "raja turrito, raja..." y sobre todo ponerlos siempre en evidencia como Gerardo hace.


Salutte
Rojo y Negro

Anónimo dijo...

La protección legal de licencias tipo Creative u otras es bastante endeble, por supuesto.

Pero informar sobre la posición del autor de un artículo, o de una página web, ya es algo. Es decir: "estos son los límites que pongo sobre lo que escribo" (límites que dependen de qué tipo de licencia uno quiera tener).

Lo que no sé, y puede ser importante ante una situación como esta, si es que el autor quiere usar la vía legal, es si en Creative (o el que fuese) queda una copia de cada artículo del blog en el momento que se publicó. Digo esto porque el problema de intentar cualquier acción más o menos legal con una página web es demostrar que el artículo que ahora está es el mismo que estaba en el momento que ese pseudoperiodista escribió su libro, dado que el administrador de la página puede modificar sus entradas sin que quede registro de esa modificación (salvo que se recurra a las bases de datos de los que espían a la Red, jeje).

Hoy por hoy, cualquier cosa que se digitalice puede ser replicada por otros, usada y tergiversada, no importa las garantías legales que se tenga. Ante la falta de ética y profesionalidad que existe en ciertos ¿comunicadores? no hay verdadera defensa.

En este caso me parece más grave que otros que pudieran darse en la blogosfera, porque Gerardo es periodista. Es también un profesional de la comunicación.

Saludos.
Esther