sábado, 11 de agosto de 2012

Macri, en subte al 2015




De a poco, como resbalando, el gobierno porteño va desembocando, y de la peor manera, en el terreno que más abomina: la gestión. Ya anoche, cuando luego de anunciarse la prolongación del paro, Mauricio Macri hizo una típica conferencia de prensa para pescar en la pecera, tratando de llevar la discusión a un terreno de debate político que de momento no está entre las preocupaciones de los "vecinos", empezó a evidenciarse su encerrona. La multa que su gobierno acaba de imponer hoy a los metrodelegados es la ratifcación definitiva de que es la realidad la que lo está empujando a asumir de una buena vez como gobernante de la ciudad y dejar de ser un mero comentarista.

A medida que se profundiza la huelga y se vislumbra otra semana atroz sin subterráneos, Mauricio Macri comprueba que sin hacerse cargo de las cosas no tiene futuro, que no hay 2015 sin el presente. Se hizo el cocorito con las empresas de Energía eléctrica hasta que el obelisco quedó a oscuras y en medio del oprobio tuvo que ir a pedirles un plan de pago. Ahora, con su imagen esmerilándose de manera preocupante y tal como esos perros que ladran fiero pero al mismo tiempo reculan, está haciéndose cargo del subte de hecho y en medio de una relación absolutamente rota con los trabajadores, algo que sólo le preanuncia tener cada vez más problemas.

Sigue diciendo que no tiene nada que ver pero multa a los metrodelegados por no acatar la conciliación obligatoria que su mismísimo gobierno decretó hace 48 horas...

Completo acá
.

2 comentarios:

Pibe Peronista dijo...

Tú lo has dicho, Gerardo. Nada que agregar. abrazo

elbosnio dijo...

Cuando Macri subió el precio del subte me pareció una idea genial. Una fuerte suba en el subte, no impacta demasiado en el bolsillo de la popular (pensemos en terminos de todo lo que demas que se subsidia y seguiria subsidiandose), los pasajeros se inclinarian por ir mas en bondi. El tipo podria mostrar como su politica de sinceramiento de precios + buena gestion, llevó a que los subtes anden mejor, sean mas comodos (un pasajero por vagón). Y, con un sofisma menor, podria decir "yo voy a hacer lo mismo con todo lo demás cuando sea presidente".

Nunca entendí como se dejó acobardar en la mitad del proceso. Una tragedia siempre podria endilgarsela a los Sontodoschorros de la gestion anterior. Y habria ganado algo que mostrar.

Creo que Duran Barba, como todos nosotros, tambien envejece. Y los retos lo asustan.

Pinedo confesó en la cena MAK que Duhalde le habia ofrecido la presidencia a Macri, alla por el 2002. Macri la habria rechazado y que hoy sigue lamentandolo.

Lo lamenta, pero repite el accionar. Quiere ir por todo sin los riesgos de hacerlo, aún cuando juega con la red de seguridad que le da el Kirchnerismo en La Nacion. Red para salvarlo de desastres, red para culpar.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene