miércoles, 15 de febrero de 2012

Vienen por la palabras


Ahora resulta que cualquiera corta una ruta o un cruce de avenidas importantes en la ciudad de Buenos Aires y si se resiste a la orden de levantarlo y es desalojado con carros hidrantes estaríamos ante un cuadro de "represión". Vienen por la palabras, vienen por el sentido de las palabras, vienen por el significado político de las palabras, vienen por lo que significan las palabras en el conflicto social y político. Clarín se anotó un porotazo hace poco con este titular:


Ese "ocupó" estuvo genial para dar una idea de "toma" o "copamiento violento". Decíamos por entonces en Twitter que podía suceder que en este irse de mambo con el uso de las palabras, si Héctor Magnetto viajaba en auto a la costa y lo paraban en la ruta para pedirle los documentos del auto muy probablemente TN pusiera un zócalo diciendo "Demoraron al CEO deClarín en la ruta". Este recurso es por cierto interesante, porque trabaja sobre ciertos disparadores que todos tenemos guardados en nuestra memoria política. Todos sabemos qué significan algunas palabras en la disputa política; tenemos muy claro qué significa, por ejemplo "represión" y "ajuste". Pero está sucediendo que un grupo de movilizados al sur del continente en la guerra de Malvinas salen a cortar 9 de Julio y Av. de Mayo, que ante la orden de abandonar el corte se resisten y son desalojados por Gendarmería y la Polícía Federal y al toque se empieza a decir que "fueron reprimidos" ¿Dónde empieza y dónde termina el concepto de "represión"? Estaría bueno estudiarlo un poco, porque estamos yéndonos a la banquina en la utilización de ciertas palabras según nos convenga o no. 

Victoria Donda, doctorada en el arte del oportunismo político de baja estofa dijo anoche en TN que el aumento de la dieta de los diputados y senadores 


Una verdadera joya de la tergiversación política. Donda lanza la idea de que es horrible el aumento de los diputados justo cuando hay un proceso de "ajuste". Pregunto ¿Se puede caracterizar como "ajuste" la quita de subsidios a los sectores más acomodados de la sociedad? De nuevo ¿Dónde empieza y dónde termina el significado de la palabra "ajuste"? Que yo sepa, un proceso de ajuste se define por políticas que hagan recaer sobre los trabajadores y el pueblo el peso de la crisis. la quita de un 13 % de De La Rúa fue una política clara de ajuste ¿Se puede decir lo mismo de la quita de subsidios a los countries y los barrios conchetos de capital y "zona norte"? Por ejemplo en el transporte, con la incorporación del SUBE y la consecuente transferencia de los subsidios, que dejarán de ir a las empresas para ir a los pasajeros ¿Podemos hablar seriamente de "ajuste"?

La adecuación del lenguaje a los fines políticos tiene una larga trayectoria en nuestro país. Recuerdo sin ir más lejos la "modernización de la economía" con sus efectos concurrentes como "modernización de las relaciones laborales". Esto era gracioso dado que al cercenamiento de conquistas sindicales perpetrado en los noventa se lo denominaba "modernización de las relaciones laborales". Recuerdo también cómo en aquellos años se nos decía desde el discurso oficial que "estamos mal pero vamos bien". No olvido que ante cada crisis se nos explicaba que ello era producto de que todavía quedaban "reformas pendientes". Las palabras son instrumentos que las sociedades usan a su antojo siendo los actores políticos y los medios quienes más estiran y acomodan su significado. Así tenemos que Guillermo Moreno es "polémico" y que Hugo Moyano a dejado por estos días no sólo ha dejado de serlo sino que ahora hasta se lo pinta como alto, rubio y con un zapato negro, y que si llega a arreglar su vínculo con el gobierno de Cristina volverá a ser "polémico", "controversial" y todos los calificativos denostadores que a uno se le puedan ocurrir.

Por su parte el Frente de izquierda y los trabajadores liderado por el PO se mandó la suya en las primarias del año pasado al sostener que si no llegaban al piso exigido por la ley (o sea, si la sociedad no los votaba lo suficiente) estábamos ante un cuadro de "proscripción"...

En definitiva, la duda es si tiene sentido pedirle a las fuerzas políticas y los grandes medios un tratamiento respetuoso del lenguaje, la verdad, parece una quimera. Lo que hay que hacer es dar la batalla por el sentido de las palabras en cada ámbito donde sea necesario librarla, como las redes sociales, por caso, teniendo bien en claro que la sociedad sabe diferenciar entre una cosa y la otra, y que no se la engrupe fácilmente. 
.

15 comentarios:

El Cuaderno de Lupin dijo...

Donda le pifia aveces, pero no solo hablo del ajuste.
tambien repudio los comentarios del presidenta de la camara
tambien comparó el sueldo de un legislador con los magros sueldos de un docente, un medico y personas que pertenecen a planes de trabajo.
hay que dejar de buscar diferencias todo el tiempo.

Raul Quevedo dijo...

Por todo lo que expusiste Gerardo hay que olvidarse de que lo que uno se ocupa es de la agenda de Clarin; estas obligado ha dar respuesta cada dia a todas las deformaciones vervales que son acompañadas por imagenes recortadas . Creo que esa debería ser una consigna : "desconstruir" la violencia semántica

uno dijo...

Gerardo, comparto en parte, creo que un ajuste en serio fue el de De la Rua, o el que está sufriendo Grecia en estos tiempos, pero tampoco me parece que la sintonía fina, si la querés llamar así, esté recayendo exclusivamente sobre las clases acomodadas. El decreto de fin de año que impidió el pago de bonos a estatales, la intención de negociar en paritarias por debajo de la inflación, el anuncio de quita de subsidios de servicios públicos para quienes no pidan expresamente mantenerlos (la verdad no se si se concretó todavía), o el aumento del subte como consecuencia de la decisión de traspararlo (más allá de la responsabilidad de Macri), son medidas que si bien no afectan a los más pobres, tampoco creo que recaigan exclusivamente sobre los sectores más acomodados. Son medidas que me parece pueden ser razonables si se quiere recuperar cierta holgura fiscal para usar ante una posible crisis internacional y mantener el empleo, etc. Pero también creo que en este contexto es entendible la bronca que puede generar un aumento tan grande en las dietas de los legisladores nacionales, que están más cerca por sus ingresos a las clases acomodades que a los sectores trabajadores. No soy de los que piensan que los legisladores son todos ñoquis y no sirven para nada, pero entiendo que resulte chocante, y me choca un poco también, que teniendo la enorme responsabilidad de votar cuánto ganan, la usen de esta manera, cuando muchos gremios van a tratar de sacar al menos un poco más de un 20% en las paritarias. Y entiendo que en este contexto oportunistas como Donda saquen un enorme provecho.

Mabel dijo...

Menos mal q estan ustedes alertas detectando estos giros reveladores .

Juan Salinas dijo...

Decir "Los combatienentes continentales de la guerra de (las islas) Malvinas" es un oxímoron. Mi hermano Víctor estuivo movilizado entomnces y estuvo "a punto de" ir a las islas pero permaneció en Río Gallegos y nunca se le ocurrió pedir canonjías por eso. Yo estuve a punto de ir a reprimir al ERP a Tucumán con un nonato "Escuadrón Águila" que se formó en el regimiento de La Tablada en 1974 y nunca se me pasó por la cabeza que pudiera ser considerado combatiente del Operativo Independencia. Por cierto, algunos de ellos, como el valiente soldado Gerez (que declaró contra los oficiales genocidas) pueden merecer una reparación por lo mucho sufrido, pero me da la impresión que quienes cortaron la ) de Julio son apenas mano de obra a veces desocupada y a veces no.

Pgc dijo...

3. f. Acto, o conjunto de actos, ordinariamente desde el poder, para contener, detener o castigar con violencia actuaciones políticas o sociales.

Diccionario de la Real Academia Española significado de Reprimir...

clarito no?

Ricardo dijo...

El problema es que la perversa prensa tiene la mala costumbre de darle a veces a las palabras el mismo significado independientemente de quien comete un hecho y quien es el afectado.
Si desalojar una manifestación por la fuerza es represión, entonces era represión hace 20 años y es represión ahora. Se podrá discutir la legimidad de reprimir ex colimbas y la ilegitimidad de reprimir desocupados, pero el hecho es el mismo.
Si subir tarifas para aliviar el deficit fiscal es un ajuste, entonces era un ajuste antes y ahora. A los sumo se puede decir que los más pobres no van a tener el ajuste que van a tener los menos pobres. Pero es un ajuste.
Algunos dirán, antes y ahora, que es inevitable,que es mejor para el país,que a la larga lo vamos a agradecer, pero es un ajuste fiscal.
Las palabras no son un chiche privado de nadie.

Palo y a la bolsa dijo...

"La adecuación del lenguaje a los fines políticos tiene una larga trayectoria en nuestro país"..Gerardo lo hace,el gobierno lo hace,la oposicion lo hace,nosotros lo hacemos,el problema es creer o querer hacer creer que solo los demas lo hacen y no uno

mario burgos dijo...

En tren de seguir haciendo amigos aclaro: NO ME PRENDO DA LA CRITICA FACIL A LOS SUELDOS DE $30000 PARA LOS DIPUTADOS. Militar el parlamento es anular obediencia debida, bancar la 125, participar de los foros de donde salio la Ley de Medios, pararle la mano a las corporaciones, pensar la mejor ley para cada necesidad. Eso necesitamos de nuestros diputados y muchos lo hicieron y lo están haciendo. Investigar, estar con la gente, trabajar leyes cuesta guita, mucha. Frente a nuestros legisladores hay CEOs y operadores a $300000 y más por mes. El equipo de un diputado, 5 ó 10 allegados que en buena parte cobran de su ingreso, es nada comparado con los directorios de Clarín, Monsanto SIDERAR o Nidera ¿Que se está discutiendo? ¿Estado raquítico vs corpos patovica? AH, SI EL ASUNTO ES QUE LOS SUELDOS SON BAJOS, YO QUIERO GANAR MÁS NO QUE LOS DIPUTADOS GANEN MENOS
Hecha la salvedad, digo que un maestro debiera ganar de inicio 4 lucas. Así que habrá que pelearla, como siempre. El gobierno será popular pero el país es capitalista y las mejoras en salarios no las regalan. Atento al mundo y al país no me hago ilusiones de que la lucha sea corta. Me hago cargo que hoy por hoy un buen legislador es más necesario que un buen (modestamente) psicólogo de APS. Así que sé que van a seguir cobrando más que yo. Hay además manipulación: les cuestionan los pasajes aéreos ¿Y? ¿Queremos gurkas que no vean a sus familias en meses? Y el desarraigo ¿Hacen carpa en Plaza Congreso? Me parece incluso bueno que aparezca la actualización ahora: va a pesar en la discusión de paritarias y va a empujar los sueldos al alza.
Si defiendo la democracia no puedo putear a un diputado por lo que gana sino por traidor o inútil. Hasta que haya democracia directa (no en mi vida, lamentablemente) no ataco a los funcionarios por lo que yo reclamaría si laburara las horas que laburan ellos y tuviera su responsabilidad. Si laburan para el pueblo los aplaudiré, acompañaré y defenderé y si laburan en contra los denunciaré.

Pedro Navaja dijo...

El problema es que cada día que pasa estamos más a la derecha. Todos nos marcan contradicciones.

ram dijo...

Lo que dice Mario Burgos, además de válido va en el sentido que desde el progresismo (por llamarlo de alguna manera y en un sentido más amplio que la mera defensa del gobierno kirchnerista) usualmente no se le da pelota y es lo práctico.
A la derecha no le importa si Moyano es negro, sucio y malo hoy ni si mañana lo puede presentar como rubio vikingo.
Va a hacer lo que le venga bien, cuando le venga bien y nunca le va a faltar el escribidor a sueldo o comisión, que le disfrace las piruetas. Van a los bifes y chau.
Del otro lado (iba a poner "este lado" pero, justamente uno de los problemas para más de uno es asumirse de un ladom y si es éste, peor) ya no, aparecen las infinitas vueltas, los grados de pureza, las moralidades y la mar en coche. Resultado: la derecha se caga de risa y factura, empioja todo y no falta el progre pero limpito que le hace el juego (cuando le revientan el tujes se aviva, pero ésa es otra historia).
Un ejemplo de vueltas al pedo, lo tenemos en ese comentarista que al hablar de las palabras y su significado, recurre a la real academia, justo la academia de un idioma cuyos "inventores" debieran hablar con subtítulos, y recurre a esa cosa doctoral (supuestamente) para igualar y relativizar todo, como si tal cosa fuera posible.
Las palabras no son nunca neutras y los contextos menos.

Ricardo dijo...

"Ahora resulta que cualquiera corta una ruta o un cruce de avenidas importantes en la ciudad de Buenos Aires "
Para empezar no es ahora resulta. Hace muchos años que sucede eso y el gobierno actuaba de manera diferente, y cuando en momentos anteriores se desalojaba por la fuerza, se usaba la palabra "represión" sin que nadie objete.
Nadie puede negar que hay un cambio de actitud del gobierno. Se podrá discutir si es acertado o no reprimir estos cortes (por lo pronto si no se usa fuerza excesiva es legal hacerlo), pero sigue siendo represión.

susana dijo...

Ya lo dijo Cristina, basta de molestar a la gente que trabaja, es hora de trabajar , basta de impedir, hay canales de escucha y reclamos sino te gusta ajustarte a derecho, esta la justicia.
Antes se morian de hambre,y estaba bien el piquete ante un gobierno sordo, ahora es tiempo de ser responsables, y no abusar del derecho a reclamar y tranformarlo en delito.

Ricardo dijo...

En 2010 el gobierno era sordo?

Papelera dijo...

Malvinas?
Los invito a pasear por este blog:

necesitabaunapapelera.blogspot.com

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez