lunes, 2 de enero de 2012

Para empezar el año pensaba...

Pensaba en lo bien que le iba al establismenth cuando la opinión "de izquierda" eran la de Lanata y su gente, qué papa ¿no?

Pensaba en que uno de los sacrilegios de estos años es que desde diversos espacios se ha posibilitado la amplificación de voces que sencillamente antes estaban recluidas a FM barriales de escasa potencia. Lo pensaba recién al leer un comentario de Mario Burgos, a quien traté muy por arriba en aquellos años del PI y en quien, independientemente de coincidencias o disidencias puntuales, vi siempre a un cuadro de sólida formación.

El pecado del kirchnerismo es que generó las condiciones para que muchas voces de la suburbanía política pudieran desfilar en las calles céntricas de lo permitido. El pecado fue que se dejó de pedir permiso y se sumó voces otrora marginales a la discusión. El pecado -como muy bien lo escribió días pasados Ricardo en un comentario- es que el gobierno obligó a Clarín a privilegiar la cobertura de sus propios intereses por sobre los intereses del conjunto de la sociedad. El pecado, y la virtud, fue también llevarlo a Lanata a Radio Mitre, fue obligarlos a sincerarse, a que demuestren que son lo mismo y que las peleas previas al kirchnerismo eran meras contradicciones dentro de un  mismo diseño de poder.

Buen año!!
.

1 comentario:

rinconete dijo...

Fue recíproco: Los ´90 también fueron un paraíso para los periodistas progres. Alcanzaba con denunciar las estafas de Yoma, las motos de Carlitos Junior o la Ferrari del papá para ser un Carl Bernstein o un Bob Woodward.

Nadie se preocupaba por la inequidad del modelo o la quiebra del país sino por los ceniceros que se robaban los menemistas en los hoteles.

Era una crítica inofensiva que les permitía brillar sin cuestionar el fondo de la cuestión. La Alianza fue la respuesta política a esa crítica.

El fastidio del kirchnerismo y una de las razones por las que se lo odia es que hizo volar por el aire ese acuerdo virtuoso.

Y así como la Mentalista pasó de denunciar banqueros a defender a la Rural, Lanata pasó de denunciar Papel Prensa a considerar que el Clarín es el más débil.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta