sábado, 26 de noviembre de 2011

El "sinceramiento" de la economía

"Como sea, hay una coherencia en el discurso político que viene desplegando la Presidenta que vale la pena atender. Todas sus últimas intervenciones públicas apuntan a crear las condiciones para instrumentar un sinceramiento de la economía, que contendrá capítulos de dolor."


¿Qué es el "sinceramiento" de la economía? Para los escribas de la derecha pareciera que implica reconocer honestamente que hay poca gente que tiene que llevársela en pala y mucha que debe ganar muy poco y buena parte de eso destinarlo a pagar servicios y transporte.

Yo no quiero ese sinceramiento, qué querés que te diga. Prefiero seguir mintiendo, porque al fin y al cabo en esto de la puja por la torta la única verdad es quién se la lleva. Ahora mientras escribo esto me cae la ficha (me pasa a menudo que muchas ideas se me aclaran cuando escribo) de que cuando la derecha dice "sinceramiento" dice "me la llevo toda yo porque es mía". Claro, ellos están convencidos de que es suya, de ahí que toda intervención sobre ese patrimonio que consideran propiedad hasta si querés natural, les chifle el moño. Los tipos que tienen miles de hectáreas de campo también están convencidos no sólo de que esas tierras son suyas, sino de que administran un pedacito de patria, como ese estanciero que le dice al comisario 



"¿Cómo que no ha servido a la patria mi peón Segundo Molina"?

Para este señor, Segundo Molina, al haberse quedado trabajando en su campo hizo más por la patria que si se hubiera incorporado a la milicia (algo en lo que estoy de acuerdo, eh) pero el punto es que el estanciero confunde su campo con la patria. La plusvalía de Segundo Molina no fue en impuestos al estado sino a la cuenta del patrón. 

Seguramente de acá arrancan muchas verdades intocables que se entroncan con nuestra forma de ser. Seguramente "sincerar" significa entonces, para los que la tienen, reafirmar que hay un orden natural de las cosas que no debe ser subvertido (qué palabra, mamita querida!) Bueno, entonces nosotros tenemos que reafirmar cuantas veces sea necesario que estamos por la subversión de ese estado natural donde ellos ganan. Pero que se queden tranquilos que no venimos por el socialismo. Por el socialismo vendrán los que están atrás nuestro. Nosotros venimos por un capitalismo que se parezca lo más posible a los países que ellos mismos nos dijeron siempre que son el modelo a imitar. El problema es que Argentina es un país tan torcido, donde hasta liberales-conservadores como Manrique y Alsogaray se vendieron como de centro, que se nos hizo creer que el capitalismo debe funcionar con la inmensa cantidad de prebendas que tienen las minorías acaudaladas, y la verdad es que ese orden es el que tenemos que cambiar. En suma, imponer otra verdad, otra mirada. Hacer añicos la verdad de los de arriba. Mentir, mentir mucho.

Si la verdad es lo que teníamos antes del estrole del 2001

¡Que viva la mentira!
.
.

8 comentarios:

Daniel dijo...

Muy bueno!

Los voceros del liberalismo-conservadurismo con toda su historia a cuestas que es una sola y única mentira en si misma, suelen poner cara de ingenuos en su reclamo de "sinceridad".
Luego, son capaces de acompañar la barbaridad que fuera con tal de hacer prevalecer su impronta.

Alfre dijo...

mentira la verdad

Ricardo dijo...

Sinceramiento también es que van a tener que aportar mayores cuotas en inversión, lo cual significa menor margen de ganancia, porque no se va a tocar el nivel de empleo ni se lo va a flexibilizar. Cristina fue muy clara el otro día en el cierre de la UIA: ganan más que en 2008 pero reinvierten menos. No. Reciben subsidios y me compran dólares. No. Les mantenemos el tipo de cambio y se la quieren llevar toda. No.

Me parece que esa cuestión, la del "sinceramiento", "ajuste", etc., son más peleas discursivas, por el sentido, semánticas, que discusiones reales.

Saludos.

susana dijo...

Creo que hay que empezar a sincerar la justicia , el poder mas conservador que tenemos. Las cárceles llenas de pobres y los que dejaron sin futuro a nuestro pais legitimados en los medios.

hector dijo...

Gerardo: Tanto se creen dueños de todo que cuando hablan de los impuestos que tienen que pagar
dicen "yo quiero saber que hacen con mi plata" como si el impuesto fuera una dádiva que los ricos le hace al estado.-

Antonio (el Mayolero) dijo...

Yo creo, por ejemplo, que el conflicto agrosojero del 2008, en el fondo fue una rebelión contra el estado y su potestad emanada del voto popular, de fijar politicas económicas, sin "pedir permiso" a los poderes fácticos.

Daniel dijo...

"aportar mayores cuotas en inversión, lo cual significa menor margen de ganancia"

Ves Ricardo lo que es toda una cultura del cortoplacismo?
El: -"la plata que fue al bolsillo no sale" (conocí a un empresario que se ufanaba de eso y tenía su empresa siempre al límite).
Después se suben a un estrado en Idea y hablan de "la seriedad de aquellos países que conjugan el largo plazo"

HUINCA dijo...

Es siempre la misma historia Gerardo...
Hace mes y medio publicamos esto al respecto:

"El sinceramiento de la economía: esa frase que tantas veces nos arrasó"

Está en http://huincanoalineados.blogspot.com/2011/10/el-sinceramiento-de-la-economia-esa.html

Abrazo
rick

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez