Ir al contenido principal

Los medio inteligentes que votan al PRO


Hay gente medio inteligente de derecha, o si se quiere, gente de una inteligencia acotada que cree que el modelo de sociedad que propone Macri es el más conveniente. El modelo de sociedad de Macri es el que estalló en 2001 y se hace sentir como consecuencia en cada bandita de pendejos sin futuro que salen a chorear y aprietan el gatillo sin drama, total… El modelo de sociedad de Macri es el de los ricos encerrados en sus fortalezas que cuando salen al exterior, al mundo real, y los para un semáforo sienten que en un segundo o menos, en lo que dura un disparo, de nada les habrá servido todo lo encanutado. Hay gente de mediana inteligencia que no llega a vislumbrar que les va a ir mucho mejor en el capitalismo que le propone el kirchnerismo, un modelo donde simplemente haya mayor reparto de la torta para que no se generen tsunamis cotidianos traducidos en inseguridad. Hay gente que cree que el kirchnerismo es socializante y se equivoca. En el kirchnerismo hay sectores socializantes, pero no son hegemónicos. Es gente de mediana inteligencia que representa los restos de lo que supo ser la clase media argentina, lúcida y de grandesarrollo intelectual. De esa clase media no queda casi nada, lo que abunda en la ciudad de buenos Aires es esos treintañeros de buen pasar que pero absolutamente embrutecidos. Mire usted lo que leen y lo que escuchan y ahí entenderá porqué el PRO sigue teniendo votos. 

El problema de esta porción del electorado es que creen que les está yendo bien por sus propios méritos, el problema es que creen que todo lo bueno sucede porque así estaba dispuesto. El problema de esta gente es que escupen para arriba. Votaron ya hace cuatro años a este mamerto para que les limpiara la ciudad de cartoneros y de pobres y acá estamos: peor que antes, con cartoneros, con pobres y con veredas en peor estado, escuelas y hospitales para atrás, con bicisendas desiertas que sólo complican el tránsito y con una ciudad que en líneas generales envejece cuando el resto del país florece. Macri nos da la bienvenida a su fiestita pero nos exige una sola condición: ser boludos. Es que el tipo de sociedad de Macri caducó. Ahí anda Piñera con sólo el 35 % de imagen positiva en un Chile que no sale de su arrepentimiento por haber ungido presidente a este cuadro de la derecha, ahí anda Alan García, yéndose por la puerta de atrás en un Perú que creció a lo pavote y al mismo tiempo amplió la brecha entre ricos y pobres. Y mientras esto pasa al lado nuestro, parece mentira que acá haya gente que apueste a una política que castiga lo público, que abomina de los inmigrantes de países limítrofes, que plantea ciudadanías de primera y de segunda para atender en los hospitales.

Pero lo más grave es que Macri ni siquiera es eficaz para defender los privilegios de los que supuestamente son sus representados y que sus votantes no pueden confesar su voto con alegría como nosotros. Porque los que estamos con Filmus-Tomada-Cabandie, estamos con ellos y con Cristina. Estamos orgullosos de nuestra pertenencia, tenemos un puñado de razones y de actos de gestión con los que le tapamos la boca a cualquiera ¿Qué acción de gestión puede exhibir el que vota a Macri? ¿De qué se puede enorgullecer? ¿De la Metropolitana? ¿Del Fino Palacios? ¿Del espionaje? ¿Del rabino Bergman? ¿De Ciro James? ¿De la playa seca con sombrillas amarillas? ¿Del cambio de mano de algunas avenidas? 

Nosotros podemos exhibir, además, un proyecto de país con desarrollo y justicia social. Podemos alardear de que enfrentamos los poderes constituidos en pos de redistribuir desde la riqueza hasta la palabra. Nosotros queremos un país con desarrollo y con un pueblo que a través de la política tenga la suficiente autonomía como para no ser arriado como lo fue hasta 2001 ¿Qué quiere el PRO?

Pero no hay caso, ellos están convencidos que la cosa pasa por ahí y aunque les da cosita, el domingo ponen la boleta de Mauricio ¡y se tienen que morfar al rabino!

Los entiendo: es un parto
.

Comentarios

jorge dijo…
Hay una (falsa) idea de que Capital vota como vota porque sus habitantes tienen mejor pasar que el resto del país, y por eso se tornan egoístas y conservadores.

Eso no es cierto.
Esa mirada surge por la comparación Capital-GBA pero no es proyectable al resto del país, que en muchos casos, sí vota K.

El voto Pro tiene aspectos más sicológicos (y sociológicos) que económicos.

- Tiene que ver con el eterno mito-realidad de los porteños de creerse más que el resto, y rechazar todo lo que sea tender a la igualdad, a la integración.

- Ese elitismo, presente aún en gente que no tiene un gran pasar, el habitante de la capital lo expresa convirtiéndose en usuario. Paga para diferenciarse.
Paga salud, paga educación, aunque sea pedorra.
Y no quiere que lo público esté bien, y mucho menos que sea mejor que lo que él mismo puede pagar.
Sería perder su status.
Es como el que se ahoga y empuja para abajo a los demás.

- El círculo se completa con la retroalimentación que brindan los medios hegemónicos que tienen su impacto más grande en Capital-GBA.
Tiene al usuario cautivo de sus negocios dándole lo que quiere leer.

Todo esto que marco se hace muy notorio yengo a ciudades del interior donde la gente aún de buen pasar sigue teniendo participación comunitaria, mandando a sus hijos a escuelas públicas, etc.

Por eso es tan difícil penetrar en el votante porteño.
Porque lo que se le propone choca con su propia visión de sí mismo.

Y porque por más que sepa los desastres Pro, sigue comprándolo como signo diferenciador.

No vota Pro porque cree que es mejor política o administrativamente.
Vota Pro para ser distinto a la negrada.
mumi dijo…
pino solanas y telerman trabajan para macri no?? o sea, telerman siempre lo hizo y ahora dispersa votos de filmus que pueden ayudar a ganar al trucho de macri en primera vuelta.
Cecilia dijo…
no me gustó tu post porque desprecia "al otro" como hacen "los otros" con nosotros y me parece una muestra de la intolerancia que caracteriza a nuestra democracia de hoy
me gustó tu post porque marca algo esencial: Macri es un inutil (me encantó lo de mamerto). Prometió bajo el sentido comun y es evidente para ese mismo sentido común que no cumplió.
Yo a los tipos de derecha que esbozan voto macrista los corro con la ineficiencia. Y que si quieren votar "derecha" que por lo menos sea eficiente [?] y lo voten a Lopez Murphy
César dijo…
post de esclarecido. horrible
mumi dijo…
la cuestión es que este burro de macri metió a todos en una campaña idiota, muy hábil duran barba ,y asi terminó telerman jugando a la pelota en plaza de mayo con caretas delgobierno, la de anibal por ej, una verdadera porquería y estupidez digna de telerman socio de maurizio.
El Confiado dijo…
Gerardo, sabés porque la gente vota al Pro? Porque los colegios y hospitales porteños están en un pésimo estado. Pero sabés qué? Los colegios y hospitales públicos en el conurbano, donde al gobierno provincial es K, están 30 veces aún peor. Si el kirchnerismo ofrece algo mejor como vos decís, seguramente tendrás una buena razón para explicar porque la gente que vive en el conurbano prefiere atenderse en los horribles hospitales porteños antes que en los maravillosos del conurbano.
Si el fanatismo nos saca la objetividad, díficil puedas hacer una buena lectura de la cabeza del porteño.

Saludos

Guido
Vidame dijo…
Algunas ideas del post, ciertamente, no están en absoluto erradas.

De igual modo hay mucho psicológico y sociológico en el voto porteño en favor del FPV.

En vez de las imbecilidades de Macri, el oficialismo nos narcotiza con las otras imbecilidades, ficciones de una revolución imaginaria.

Pero coincido en muchas cosas del post. Por ejemplo, en que el FPV no es socializante, salvo en algunos sectores minoritarios.

Creo que su post es útil porque llama a la reflexión.

Si no hubiere tanta tontera en el llamado kirchnerismo, sin duda lo apoyaría, porque su crítica al liberalismo económico es acertada. Pero mientras sigan pululando los chicos de la agencia de colocaciones La Cámpora, no me merece credibilidad.

Una pena.

Saludos!
Diego de Flores dijo…
Todo lo expresado por Gerardo es cierto, pero aun asi puede que este mamerto gane, y que debamos seguir soportandolo 4 años mas. Si eso pasa voy a tener una opinion muy pero muy pobre de los porteños dentro de los que me incluyo. Ojala que no, pero si es asi, tendremos que seguir esperando que les caiga la ficha a los votantes de esta lacra
Diego de Flores
Muy interesante el análisis, como para empezar a pensar en el asunto.
Llevando las cosas al extremo, podemos empezar por reconocer que la clase media es monárquica. Si no, diganme porqué se venden tantas revistas Hola/etc..
También resulta significativa que lleve al ladino Bergman como cabeza de lista en diputados, apuntando al voto del electorado judío.
A pesar de la larga y dolorosa experiencia, vale la pena recordar "El jardín de los Finzi-Contini" y reconocer que el huevo de la serpiente (en Europa) lo incubó el mismo sector de la comunidad judía que hoy votará a Macri.
El el retrato del colonizado. La clase media no existe como sujeto, SÓLO TIENE LA SUBJETIVIDAD que le asigna el colonizador.
Saludos y gracias por hacernos pensar.
GUSTAVO VILLA CRESPO dijo…
ME ENCANTO ESA DEFINICION ¨MAMERTO¨
Marcos dijo…
Que grande Geerardo! Los que votan distinto son de "inteligencia acotada". Entonces yo puedo decir que los que votan a Filmus, a Lopez Murphy o a Mongo Aurelio son imbeciles, tontos, opas, giles, estupidos, deficientes, porque no piensan como yo. Claro, es más fácil que preguntarse porque el candidato elegido por la presidenta y que representa al (para algunos) modelo que sacó a la Argentina del infierno no logra sumar mas del 30? % del electorado porteño.No voto en Capital, y si lo haría tampoco votaría a Macri (me parece nefasto),pero la poca autocrítica que tiene el Kirchenrismo es alucinante. Si alguien quiere votar a Macri tendrá sus razones, no lo hace por su bajo nivel de inteligencia. Estás haciendo lo que se hace desde gran parte de la sociedad cuando los peronistas ganan en el conurbano con frases como "y, que querés, son negros, no piensan, les dan un colchón y los votan". No hagan lo mismo, queda feo che. Marcos
Eduardo dijo…
Por más que suene soberbio, creo que el porteño medio no logra descubrir bajo la fachada del PRO, los pensamientos antidemocráticos que lo inspiran, y la denostación de todo aquello que sea público. ¿ Puede alguien creer que el PRO tiene voluntad de mejorar los bienes y servicios públicos, cuando en su pensamiento más profundo, el estado y sus instituciones deben reducirse a la mínima expresión y estar subordinados a la acción privada?

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria