Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

sábado, 18 de junio de 2011

Es bronca, ni siquiera vergüenza


Es bronca porque esto que le pasa hoy a River es pura y exclusiva responsabilidad de su dirigencia de los últimos años. Demasiado hizo un equipo pobre, del montón, que para colmo tuvo que jugar los últimos partidos con la tremenda presión que significa para un club grande jugar contra los promedios. Este River que hoy quedó en Promoción no puede ganarle a nadie, pero la culpa está en otro lado, no nos equivoquemos. La responsabilidad está en una dirigencia delincuencial que diezmó al club desde todo punto de vista malvendiendo jugadores en transacciones nunca claras y sin mantener un equipo más o menos presentable en los últimos años. Los equipos que se destacan son aquellos que conservan jugadores, que mantienen una estructura. No fue el caso de River en las últimas temporadas, entonces no es extraño lo que pasó hoy. Siempre estuve convencido que si se salvaba de la Promoción no sería por mérito propio. La verdad, creía que Quilmes se lo comía crudo a Olimpo y así zafábamos pero no, no fue así y quizá sea mejor. En una de esas estamos condenados a dar un testimonio de grandeza volviendo del infierno, descendiendo y remando el regreso. Quizá el fuego que nos falta lo hallemos en el oprobio que puede significar el descenso. 

Hay que acostumbrarse que en este fútbol de exportación que tenemos todos los equipos ahora son iguales o por lo menos se han achicado las diferencias. De nada sirve tener un gran semillero si como hizo River en la última década fue rematando cada pibe que salía de inferiores ni bien jugaba 20 partidos en primera. Así es imposible hacer una diferencia, así estás al mismo nivel que cualquier otro equipo con menos hinchada.

La diferencia entre River y cualquier otro equipo hoy es su estadio y la cantidad de hinchas, porque ni siquiera le queda plata para comprar buenos refuerzos. Si la memoria no me falla el último jugador importante que compró fue Beluschi en 2006.

Hoy somos esto, compañeros, y la verdad es que tengo ganas de ir a la B, o no, o me da lo mismo. Soy hincha de River, amo a River y hasta me desvelo por River, pero la realidad hay que asumirla: Estamos destinados a revalidar nuestra grandeza levantándonos de esta historia vergonzosa. Si no fuimos capaces de darnos una dirigencia mejor no culpemos a nadie.
.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Es demasiado hijoputista lo que hizo Aguilar, y está suelto y tranquilo. Si hasta se la lleva de arriba en el caso hermanos Schlenker-Acro y ahora todo el bombardeo le cae al Negro JJ.
Yo no soy de River, pero el tipo fue una gloria y hasta se tuvo que ir sin reconocimiento del club.
Está sobrepasado, pienso, él y los jugadores, porque había empezado bien el reemplazo de Cappa.
Ahora, hasta se dice que lo quieren desplazar en el partido con Belgrano.
Lamela no es el Beto Alonso, y no hay "estrellas" para bancarse la partida. Les va a ser dificil la cosa.

Marcelo Falak dijo...

Sabés que no soy de River, pero no me alegro: ya estamos grandes. Me parece muy piola que pongas la cuestión donde se debe. Jugadores y DT hacen lo que pueden en una situación difícil. No debe ser con ellos la bronca. Abrazo.

uno dijo...

que grande este blog, es un lugar donde caer política y deportivamente. Coincido en las responsabilidades, pero la verdad me conformo con jugar la promo como enseñanaza, ir a la B sería un agravio demasiado grande a la historia del club. Yo tambien tengo bronca, pero también porque hoy vi una buena actitud, sobre todo en el segundo tiempo, las ganas de llevarse por delante al rival, pero como siempre en este torneo faltó gol, en todo el torneo no dimos vuelta un partido y hace unos meses que no metemos más de un gol. Va a estar complicadísima la promo pero hay que ganar como sea. Creo que si zafamos de esta el futuro puede ser mejor, si no, sinceramente no nos veo volviendo muy pronto.

adrian a. ortelli dijo...

bueno, bueno..., no es para tanto, le van a ganar a Belgrano. Tampoco es tanta verguenza jugar la promocion.

Anónimo dijo...

Todavía no pude dilucidar qué clase de dirigente es Passarella. Pero si que se confundió cuando dejó a JJ como DT al término del Apertura.
No sé como encarar esta semana que viene. La única certeza que tengo es que me da pena ver a Lamela, Pereyra y Lanzini pasar por esto. Son pibes de las inferiores y deberían poder jugar en un equipo que los proteja,no bancarse las puteadas de la popular.
Gerardo, si tenés una idea de cómo encarar lo que se viene, te pido que me lo menciones.


Guille

Marcelo Rivas dijo...

totalmente de acuerdo con vos.....quizas como fana de river he visto con agrado ir al infierno y de ahi resurgir...somos muchos los hinchas de river que decimos que vamos a ir al interior a seguir a river....