sábado, 14 de agosto de 2010

Carta abierta a Carlos Reymundo Roberts

Estimado Carlos Reymundo Roberts:

Finalmente y tal como lo preveía no tuve el privilegio ni siquiera de contar con una negativa de tu parte a mi ofrecimiento. Estaba en los planes. Sabía que eso iba a pasar aunque hube de soportar a varios lectores y compañeros que me trataran de iluso. Lo importante en estos casos es acumular evidencias, pruebas concretas que le sirvan a los lectores para formarse una idea acabada de cómo se procede desde cada lado en este nuevo tiempo marcado por el surgimiento de nuevas herramientas de comunicación que ponen en aprietos a los medios tradicionales. El lector es en definitiva el que saca sus propias conclusiones, el lector innumerable, indescifrable.


A la postre, el que importa en este debate es ese lector inquieto, que un día llegó a los blogs porque andaba tras la pista de alguna idea. Ese lector hoy tiene bien claro quien ataca y huye, quien dispara desde los rascacielos de un modelo retirada y quien ofrece diálogo, quien propone debate. Es una típica fase de transición, aquella que describe el estertor del moribundo pujando contra el gateo de lo recién nacido, la que enfoca tu cobardía y la expone para que todos la vean.


Este momento histórico se distingue porque de manera impensada en cierta medida nos iguala al momento del debate. Hay un punto en que ya no importa si vos descerrajas infundios desde un diario centenario y yo te desafío a debatir en públicamente desde un humilde blog gratuito y artesanal. Hay un momento en que todo se reduce a palabras e ideas sin importar el soporte o la plataforma donde están impresas. Hay un momento en que todo se iguala y este es sin duda uno de los efectos no deseados del avance científico y tecnológico para países como el nuestro, sumidos en una batalla definitiva por seguir siendo lo que fuimos hasta hace unos años o modelar otro concepto de Estado y de Nación. Hay un momento donde queda en soledad el lector con tus palabras y las mías y las ideas que unas y otras traigan aparejadas. Es ahí donde se fortalece la evidencia de que hay quien da la cara, quien propone debate y quien directamente huye.

Hay un momento, incluso, en que este humilde blog incrementa su tráfico gracias al poder del diario desde el que nos agredes. Se vuelve a verificar en ese preciso instante aquello de las artes marciales que se basan es utilizar la fuerza del contrario para incrementar la propia, qué loco ¿no? Vos lanzando mandobles y militando por el absurdo para que centenares de lectores lleguen desde La Nación a sumarse a los miles que libremente nos han elegido.

Te doy las gracias antes de seguir con otro tema y olvidar ser gentil y educado.

Tu problema es que creciste con una cosmovisión del mundo acotada, "económica" podría decirse, porque así modeló la derecha a sus noveles cuadros. Cometió el error histórico de suponer que Fukuyama era un punto de inflexión y pensar que en los cascotes del muro de Berlín se extinguía la voluntad de una parte de la humanidad de cambiar el mundo. Entonces se despreocupó y cual ajedrecista inexperto pensó cuatro o cinco posibles continuaciones de una partida que erróneamente dio por ganada antes de tiempo pero se encontró a poco de andar que no sólo no estaba mejor en el tablero sino que su posición comenzaba a hacer agua.

Esto les pasa a ustedes ahora. No entienden que haya tantos adeptos al gobierno, no entienden que incluso una presidente vilipendiada como ningún primer mandatario en la historia argentina, luego de haber soportado altísimos niveles de descrédito esté mejorando día a día su imagen en la sociedad. Y no lo entienden porque ustedes creen que el mundo estaba bien como estaba antes del kierchnerismo, que hay que hacer algunos retoques, entre ellos expulsar a gobiernos como el que tenemos, para volver a un tiempo donde todo era armonioso, desde el oropel del country hasta la miseria del marginado. No, Reymundo, ni el país ni el mundo estaban bien. Sobran las pruebas al respecto pero las anteojeras te lo impiden apreciar.

Entonces te resulta imposible visualizar que hayamos tantos que apoyamos este proceso, te cuesta horrores admitir incluso que haya muchísimas personas que aún con muy serias críticas acompañan el trazo grueso del proyecto kirchnerista y como las razones se te declaran en huelga, transformás tus propias convicciones en argumentos por culpa de esa formación precaria que te impartieron seguramente en carísimos establecimientos subsidiados, como corresponde, por el Estado, o sea por todo el pueblo argentino. Esa formación endeble es la que te imposibilita entender que haya miles de argentinos decididamente comprometidos en cambiar un modelo de país que se fue con De La Rúa en helicóptero; esa formación endeble te impide ver que incluso haya muchos que apoyan a los Kirchner porque son lo que la etapa permite, pero van por más, por muchísimo más mientras hay otros que antes que nada están de nuestro lado para garantizar que no vuelva lo que ardió en 2001.


Y es esa formación acotada la que te hace huir ante una propuesta de debate público porque si no podés probar que hay un dinero de por medio toda tu argumentación se hace trizas. Para ustedes el gobierno compra desde senadores a bloggeros, es una simple cuestión de plata. Ahí está el error ¿No lo advierten? ¿Cuánto jugo se le puede sacar a esa falacia? ¿Acaso Elisa Carrió ha sido también comprada para malherir a la única Alianza con posibilidades ciertas de disputar la presidencia dentro de un año?

No se sostiene tamaña nimiedad argumental.

No todo es cuestión de plata, Reymundo. Como cantaron Los Beatles, el dinero no puede comprar el amor.


18 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

Creo que lo único que soslayas es una autocrítica, porque quizás estás sobrevalorando el rol transformador de la blogósfera.

Cris Grace dijo...

Excelente. Pero te señalo un pequeño error en el título que hace una gran diferencia: creo que es carta abierta "a" Roberts, y no precisamente "de" Roberts.
Por favor No me publiques este post, es sólo para que cambies esa preposición.
saludos.

Gerardo Fernández dijo...

Gracias!!

Vincent Vega dijo...

Qué buen cierre para este debate. Ayer me metí a los comentarios de LN. Fue divertido comprobar que los crispados siguen ahí, pero mejor fue ver que hay mucha gente del palo, y tipos que se la toman con más tranquilidad. El kirchnerismo ya es una inflexión en la historia. Para todo el mundo. Muchas gracias por tu síntesis

Fede Vázquez dijo...

Bien Gerardo, al menos lo intentaste.
Cuando leí la nota, como todos, me dio bastante bronca e impotencia, sabiendo que las cosas dichas ahí no podrán ser nunca rebatidas con el mismo nivel de llegada.
Pero lo segundo que pensé ni bien leí ese panfleto, y que se confirma con la no respuesta de Roberts, es que el tipo en verdad nos está usando para decir otra cosa. O sea, no podemos tomarlo en serio: a pesar de la redacción del artículo donde ubica a la blogósfera k como destinataria del mensaje y centro del asunto, no está hablando de nosotros ni para nosotros. Dudo que Roberts se haya tomado el trabajo de leer los blogs, simplemente toma una idea que flota en su ambiente ("hay jóvenes incentivados por el gobierno para escribir en internet...")y lo construye para que sea consumido por su público. Les ofrece en bandeja un ítem más al lector anti k ABC1 del Country para que haga algún comentario en la mesa del domingo: "Si, ahora hasta hay gente del gobierno que se ocupa de llenar internet de propaganda oficial", o alguna gansada por el estilo.
Es como una nota sobre Moreno. ¿Es sobre Moreno? A esta altura es una nota para sostener el mito construido sobre Moreno. Que la nota diga cosas ridículas, falsas o alguna que otra más próxima a la realidad es sólo un avatar del destino, totalmente secundario.
Igual, hiciste lo que hay que hacer, tocar timbre para ver si hay alguien.Y no había, es sólo cartón pintado para el lector-gilada. Es más, ¿existirá Carlos Reymundo Roberts? Parece un nombre inventado por Pagni para decir boludeces extremas, poniendo una firma que "de bien" en el público de La Nación.
Abrazo.

Gustavo Massa dijo...

El problema de remontar boludos, es que después nos sorprendemos cuando los vemos volar (decía mi abuelo).-
El problema con Roberts es que no asume que la aparición de los "bloggers K", es en realidad una reacción natural a llenar un espacio vacío. El que ellos dejan con su manipulación de la información (o sea, ellos nos remontan).- Ayer escuche a alguien decir (sobre las acciones de gobierno) "si es para los pobres es clientelismo, si es para la clase media es justicia y si es para la clase dominante es política de estado". Extrapolando, si respondés a los lineamientos del gorilaje, sos un informador independiente y si te salís del discurso único y apoyas lo valioso de este goobierno, sos un "cliente político". Pero todavía seguimos acá, y parece que va a ser por mucho tiempo

Ovidio dijo...

Le faltó decir "tagarna", pero el bigote lo tiene:

http://www.youtube.com/watch?v=_6w-nWS5Ek4&feature=player_embedded

Comandante Cansado dijo...

Excelente, Gerardo.

Minaverry dijo...

Hermosa carta, Gerardo, este paparulo no se merece el trabajo que te tomaste al escribirla...

Ricardo dijo...

Fede: si existe:

http://especiales.lanacion.com.ar/varios/master/autoridades.asp

Rob Rufino dijo...


Perfil del columnista
Carlos Reymundo Roberts

Carlos M. Reymundo Roberts es Prosecretario General de Redacción de LA NACION. Egresado de la Escuela de Periodismo del Círculo de la Prensa, cursó estudios de posgrado en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (Pamplona, España).

Es director del Máster en Periodismo de LA NACION y la Universidad Torcuato Di Tella, donde dicta la materia Redacción Periodística.

Fue profesor titular de la cátedra Géneros y Estilos Informativos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral y de la cátedra Introducción al Periodismo de la Universidad Torcuato Di Tella.



Si no es Opus le pega en el palo.

Sargento Barrufaldi dijo...

Una piña bien merecida es gratificante. Pero una paliza a puro argumento es gloriosa.
Felicitaciones, Gerardo!

Fede M dijo...

Muy bueno lo de Fede Vazquez. La foto del roberts ese, tiene todo el aire de ser una de esas fotos de getty, o de un banco de imágenes. Y si en realidad Roberts es un seudónimo? Y si en realidad el tipo no existe, y viene a ser el bustos domeq de algún cobarde de La nación?

Anónimo dijo...

Muchas gracias por todos los comentarios. Aunque no los comparta, bienvenidas la libertad, las diferencias, las divergencias. Bienvenidas las polémicas. Lo felicito a Gerardo por la dinámica del blog.Abrazo a todos.
Carlos Reymundo Roberts soy de verdad, no soy un seudónimo!!!)

Anónimo dijo...

Un pibito Blaquier escribía durante la dictadura en la revista Demos algo así como que el voto no calificado, de los poco educados, de los que poco saben, "nos lleva al peor de los totalitarismos: el del poder de la mitad más uno". Más o menos lo que dijo Pino Solanas, eso de que la gente "menos instruída" no se caracteriza por la "calidad del voto". Estos tipos no entienden cómo es posible que no sean ellos, tan "preparados", los que ejerzan el Poder, como tampoco entienden la dinámica y dialéctica de este momento histórico. Así escriben sandeces como esta Carta de Roberts, evidencia de su febril incomprensión y su ideología reaccionaria y primitiva.

Rosa Rios dijo...

Gerardo, las escuelas privadas estan subsidiadas igual que las públicas, en definitiva, si no existieran las privadas, el Estado tendría que suplirlas completamente, desde el edificio hasta el ultimo banco, asi que considero que es positivo que existan. La diferencia es la mentalidad en cada una, ya que va a ser lo que piense cada director y no necesariamente el Estado. TODOS fuimos educados subsidiados por el Estado.
Lo que me molesta de los K es que asuman que todos los que no son K: son antiK; viven en un country; son estafadores o garcas; están llenos de plata, (Nada de esto me aplica a mi)y nunca leí o escuché una crítica.
Mencionas que puede haber diferencias pero no das un ejemplo.
Me parece que el gobierno hace algunas cosas bien, especialmente desde las formas. como argentina de 40 años, etoy cansada de que roben y mientan desde el gobierno y este no es la excepcion. ESPERO de cualquier persona al mando, que DE EL EJEMPLO y si bien Cristina hace algunas cosas bien, el ejemplo en lineas generales no me parece bueno, ni maravilloso, es más, es muy contradictorio. Que una persona haga las cosas bien en su trabajo es necesario, porque si no lo pierde, al ser Presidente, es OBLIGATORIO, no optativo.
Roberts ironiza y es re gracioso si no sos K, la primera vez que lo leí no lo podía creer! El hecho de que pueda escribir, si querés habla de libertad de expresion pero llamarlo gorila para mi acaba con esa libertad.
No sé si lo llamaría cobarde por no sentarse a debatir con cada bloggero que no piensa como el, deben ser millones, puede ser una cuestion de tiempo...

Rosar Rios dijo...

Rob, y que tiene si es opus? no puede hablar?

Nicho dijo...

Al contestarte este flojo periodista que no es ni gracioso ni intelectual. Te esta demostrando que necesita de sus comentarios para poder subsistir. Cada ves que escriben en su columna le hacen un favor a este pobre tipo y el les esta haciendo el juego para que sigan. No soy KK pero tampoco soporto la boludez humana de este mediocre. Avivense necesita de Ud. para seguir escribiendo y el aporte de sus comentarios hace creer que son muchos lo que lo siguen y no la farza de amigos que lo siguen como un dios (pobre Tato Bores si lo viera)