viernes, 2 de septiembre de 2016

Sacar la cabeza por la claraboya y escuchar al Pepe Mujica


El Pepe es uno de los cuadros político más lúcidos que nos quedan. Es como un viejo sabio al que hay que demorarse y escuchar una y otra vez. Lo tenemos acá cerquita y me parece que no le prestamos la debida atención. Creo que en estos tiempos duros, surgen dos caminos: Uno es recluirse con las convicciones acuñadas en los últimos 10 años, otro es abrir la claraboya, subirse a una escalera y sacar la cabeza para mirar el cielo y el paisaje, pero hacerlo con los ojos propios, sin preconceptos.

El Pepe Mujica, creo, desde su sabiduría nos está sugiriendo abrir la claraboya, para ver si llueve, si hay sol, si el aire está fresco. Hacerlo como lo hacíamos antes, antes de abroquelarnos en una serie de posiciones que la historia se está encargando de poner en cuestión a una velocidad llamativa.

Cuando el tipo nos habla de "la enorme dependencia cultural que ha generado el capitalismo en esta etapa y que es más fuerte que todos los ejércitos que pueda tener" nos está planteando una serie de nociones profundas, tanto que la gran mayoría de los convencidos de momento me parece que las va a rechazar.

Del otro lado estamos quienes nos permitimos dudar y, de momento, seguimos sacando la cabeza por la claraboya...

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta