jueves, 4 de agosto de 2016

No vienen por Hebe: vienen por todos nosotros


Es simple: Así como la contradicción principal tapona a las secundarias, la figura de Hebe se agiganta cuando una justicia sospechada por todos los costados pretende apresarla. Muchos hemos tenido diferencias puntuales con ella, pero eso jamás significó desconocer su compromiso total y sin medias tintas con la verdad y la justicia, por eso en momentos históricos como el que atraviesa nuestro país, bancar a Hebe es quizá la forma más directa de manifestar el desprecio por el rumbo político, previsible, del gobierno de Macri.

No podemos confundirnos en el análisis, y para eso es vital releer este pasaje de la carta que Hebe le presentó al juez Matínez de Giorgi:

"Las madres con gran esfuerzo aportamos voluntariamente 60 cajas con pruebas, junto con 40 backup, y otros elementos más, primero a Oyarbide y después a ud. que ni siquiera leyeron algo de lo aportado.
Asistimos cuantas veces nos llamaron a declarar, hicimos pericias de las firmas que constataron que no eran mías, siempre a disposición por la verdad, incluso hace unos meses asistí voluntariamente a su despacho para informarme ante la indigna marcha de la causa."

Es que la persecución a las Madres forma parte de una estrategia mucho más profunda, cual es la de poner en cuestión todo lo actuado en los tres gobiernos de Néstor y Cristina. El poder económico argentino y trasnacional viene por todo y por ello acciona como lo estamos viendo. Por otra parte, acompañar a Hebe no significa en absoluto hacer extensiva la defensa a casos como los de José López y todos aquellos que hayan robado: la transformación que vivió nuestro país en los últimos 12 años no se mancha por estos chorros. Es más: queremos que estos delincuentes y los otros, los que les dieron la guita, tanto como todos los que no están siendo tocados por la justicia, paguen como cualquier hijo de vecino.

No vienen por Hebe, vienen por la historia reciente y vienen de atropellada, por eso hay que pararlos y ya, sin dar más vueltas.

2 comentarios:

Guido Dippo dijo...

Quiere tomar calles y plazas, dicen que no termina el mandato...paren de pedir el golpe muchachos, y pensar que después le dicen anti-patria al resto. Esperen al 2019, si que consiguen algún candidato que no sea chorro. Ahora lo más difícil la tienen con convocar gente, ahora que no tienen la posibilidad de amenazarlos con sacarles los planes.

Aunque bueno, ya no convencen a nadie. Cristina me hace acordar a Menem y Duhalde. Su tiempo se acabó.

Guido

Sandra. dijo...

Que proponés Gerardo? Para pararlos.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene