Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

miércoles, 13 de julio de 2016

¡Vamos los que no nos resignamos!


Hace días que sigo la actualidad política desde un costadito y, la verdad, es asombroso: Se percibe un gobierno que no da pie con bola, al que la crisis se le agiganta minuto a minuto sin que se haga nada para pararla y por el lado de la oposición tampoco se nota una acción política sobria. Los hechos se suceden y el ciudadano encuentra cada vez menos motivos para creer en algo distinto, al menos superador a lo que se vive. El peronismo sigue siendo objetivamente el principal sostén de Cambiemos y sus sectores minoritarios que se oponen siguen sin proponer nada nuevo. Ante este panorama, quienes estamos en la oposición franca nos encontramos como en una calesita que recorre lugares comunes, ya conocidos y en muchos casos habiendo comprobado hace rato su ineficacia.
Creo que hay que parir un nuevo concepto opositor, aunque no sé cómo se hace. Lo único que tengo claro es que por medio de lo conocido no podremos gestar una nueva forma de acumulación política. La Cámpora y su alrededor no está capacitada para liderar lo que se necesita. Lamentablemente hoy expresa más de lo mismo.
Dejo aquí el planteo, para que aquellos a quienes les interesa protagonizar un nuevo tiempo político se suban al texto y lo explayen todo lo que crean necesario. Lo urgente es aliado de lo nuevo pero lo nuevo no nacerá solo, hay que ayudarlo y para eso es necesario entender que los armados políticos tienen fecha de vencimiento, entendiendo entonces que todo lo que se armó para bancar a CFK en el gobierno ya no tiene sentido en los nuevos tiempos que se avecinan. Las pruebas las vemos a diario.
¡Vamos los que no nos resignamos!

4 comentarios:

oti dijo...

Lo que pasa Gerardo que, fuera del desastre del gobierno actual, todo resulta muy claro y, en cierto modo, aburrido.

La única alternativa al gobierno es CFK. Sin la campaña sistemática de aniquilamiento (no ya neutralización) en su contra, tanto mediática como de renovados servicios de inteligencia asesorados directa o indirectamente por el FBI norteamericano, el actual gobierno ya hubiera caído.

Sobre el asunto de las ideas, también es todo aburrido.

Una vez que nos saquemos de encima a este gobierno (mediante el voto y los medios autorizados por la Constitución), hay que volver a la estrategia vigente hasta el 9/12/15, y tratarlo de hacerlo mejor, con mejores funcionarios.

El mundo hace rato que dejó de ser un infierno encantador para ser sólo un infierno, sin el adjetivo. No existe ninguna manera de tener éxito como país por fuera del ideario estratégico que se encarna en la figura de CFK.

La prioridad política es organizarse y ganar las elecciones del año que viene para facilitarle a CFK la vuelta al ejecutivo en 2019 (aunque si es lo más pronto posible, mejor).

Yo lo siento por los diversos compañeros que tienen múltiples prejuicios y obsesiones contra CFK, pero no hay nadie mejor que ella ni en el PJ -donde el panorama es bastante mediocre-, ni en el Movimiento Obrero -que no suele dar figuras que puedan tener amplios apoyos políticos y sociales.

Creo que es una pérdida de tiempo hacer una experiencia política alternativa a CFK, de la que, con mucha probabilidad, no va a surgir nada ni nadie que valga la pena.

Si el gobierno con sus servicios de inteligencia paralelos logra destruir a CFK, estamos jodidos, porque, en ese caso, la alternativa a la debacle del gobierno actual ni siquiera va a ser Massa, va a ser el caos y la inestabilidad política, económica y social.

Politico Aficionado dijo...

La idea fuerza que plantea Cristina, de encolumnar en el FRENTE CIUDADANO a los que se sienten perjudicados por el Macrismo me parece una propuesta bastante acertada.

En otro orden de ideas me alegra verlo con ganas de seguir peleando por una Patria Justa, Libre y Soberana.

¡Un abrazo!

jorge oscar garcia dijo...

Es momento de la ultraverticalidad. NO TENEMOS OTRO DIRIGENTE COMO CRISTINA (nadie le llega a los talones, ni en el movimiento, ni en la oposiciòn). Entonces, dejèmonos de joder y empecemos a dibujar en las paredes la V con una C adentro. Por algo es el blanco preferido de la oligarquìa (perdòn por tan antigua palabra).

cmfmaris dijo...

Como los otros comentaristas, estoy de acuerdo con Gerardo aunque, como los otros comentaristas, no comparto nada de lo que escribió.