martes, 24 de mayo de 2016

A 15 años de la represión, mejor no hablar de ciertas cosas


Para los grandes diarios que orientan la agenda de los argentinos, la noticia sobre las condenas a los responsables de las matanzas del 20 de diciembre de 2001 no amerita más que un pequeño recuadro en tapa. No es casual ese desprecio periodístico ni esa pereza de la corporación judicial que se tomó la friolera de 15 años para dar un veredicto sobre las muertes que provocó el neoliberalismo. Es que hay que reducir lo más posible la noticia: no vaya a ser que muchos recuerden aquellas jornadas. No conviene escarbar en la memoria porque ello entraña el riesgo de que muchos refresquen imágenes de aquél “país normal” que se retiró matando argentinos y capturándole los dineros a toda la población. No conviene remover mucho en la memoria de un pueblo que por momentos parece una legión de zombies que minuto a minuto repite las operaciones de prensa más guarangas con una fruición que no deja de asombrar, no vaya a ser que a alguno se le de por comparar los escenarios del fin de aquél país democrático y republicano y el de la dictadura K.
No es conveniente cotejo alguno. Mucho menos sugerir que el gobierno de Macri está haciendo todo para retornar a ese modelo que nos dejó con dos ruedas en el precipicio. Ha vuelto el endeudamiento; ha fenecido el Mercosur; han regresado los despidos a granel y las calles ya nos muestran más desesperados revolviendo los tachos de basura y se filtra por las redes que los aumentos a los jubilados dejarán de estar por encima de la inflación, y así tantas otras noticias que más vale no enumerar para que el bajón no sea tan grande.
El cambio como restauración está entre nosotros y ese modelo de país que explotó en mil pedazos está nuevamente edificándose sobre la base de la desmemoria de una porción significativa de la sociedad argentina, a la que convencieron de que los únicos que pueden sacar adelante al país son los ricos…

9 comentarios:

Guido Dippo dijo...

Sí, pero hasta donde yo sé estos tipos son condenados durante el gobierno de Macri, porque si había que esperar que actúe la justicia durante el gobierno de la arquitecta egipcia...podíamos esperar sentados.

Y eso es lo que te da por las bolas, se te nota demasiado.

Guido

Gerardo Fernández dijo...

¿Estás sugiriendo que el gobierno anterior no quería que se los condenara? No lo puedo creer...

Guido Dippo dijo...

Y a vos que te parece? Ni Néstor ni Cristina pudieron condenarlos en 12 años y Macri lo consigue en 5 meses?

Guido

Dr. Carlos A. Medina dijo...

merece que se conteste a guido?
Saludos.

Gerardo Fernández dijo...

Tiene razón el Dr Medina

Guido Dippo dijo...

Que manera de esquivar el bulto muchachos!

Guido

Carlos Balmaceda dijo...

Es como demasiado. El idiota que se llena la boca con la justicia independiente insinúa que una justicia dependiente del poder macrista aceleró las condenas.
Estos muchachos entraron en trance lisergico.

Politico Aficionado dijo...

Debo haberme perdido algo. No estaba enterado de ninguna condena a Néstor ni a Cristina (ni a Mauricio, ya que estamos).

¡¡PERÓN VIVE!
¡EVITA VIVE!
¡NÉSTOR VIVE!
¡VIVA CRISTINA!
¡VIVA LA PATRIA!

Mariline Tricha dijo...

Dios increíble, pero cierto siempre es grande. Después de varias versiones de mi solicitud por el banco, he recibido un préstamo a través de una señora muy amable. Para obtener más información, póngase en contacto con ella por correo electrónico a: mickaelducobet@gmail.com que ofrece préstamos de € 3.000 a € 3.000.000 a cualquier persona capaz de devolver con intereses a una tasa baja de 2 %, no lo dude ese mensaje. Esta es una realidad perfecta. Corre la voz a amigos y familiares que están en necesidad.
el pago comienza cinco meses después de recibir su crédito
Que Dios os bendiga.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez