jueves, 18 de febrero de 2016

Broda impugna el "gradualismo" de Macri


Desgrabé los pasajes centrales de los dichos de Miguel Angel Broda ayer con Longobardi por Radio Mitre y queda explicitado de manera irrefutable la tensa relación entre el equipo de Prat Gay y los halcones, que comanda este economista.
Resalté en negritas los pasajes donde de manera sutil -y no tanto- Broda manifiesta el descontento absoluto con la táctica elegida por Macri y este es un dato a tener muy en cuenta, justo cuando se conocen versiones sobre recrudecimiento de la interna Prat Gay – Melconian -Sturzenegger y cuando el propio Macri empieza a sentir el rigor de sus propias políticas, algo que lo lleva a tomar decisiones que son vetadas por el sector más duro del stablishment, que él representa.
“Hemos dado un paso gigantesco de términos de cómo configuramos nuestra macroeconomía. En el camino de la normalización hemos elegido un programa extremadamente gradual cuyo objetivo es hacer el ajuste fiscal un poco más adelante y bajar moderadamente la tasa de inflación. No hay ajuste fiscal y este año el déficit sube.
El equipo económico es el que el presidente ha elegido para no explicitar la herencia recibida y hacer un ajuste fiscal extremadamente moderado y se ve en todas las decisiones, por ejemplo en la de la oferta a los docentes
El resto del mundo nos mira con una gran confianza pero cuando nos pregunta ¿Van a ser 10/15 años de racionalidad económica? Y… todavía no sabemos, estamos en una transición, y eso ha producido que no han llovido dólares a la Argentina y tampoco hay nadie matándose para comprar activos reales de Argentina. O sea, Argentina está en un proceso de transición, algunos pensábamos que el presidente Macri era el punto de inflexión de la decadencia de setenta años y el presidente ha asumido que es un presidente de la transición, que puede hacer algunas cosas sin descuidar la gobernabilidady las concesiones han sido un poco mayores de las que se esperaba. En ese contexto estamos luchando con una economía estancada, con leve tendencia declinante y con un ajuste de variables nominales sustancial. Estamos en el medio de la pelea de un programa que podría haber sido mucho más ambicioso pero que uno entiende que, bueno, hay restricciones políticas y una supremacía de la política sobre la técnica un poco peligrosa porque uno puede tener el mejor voluntarismo de todos, pero si va contra las leyes de la economía el porrazo es imparable. Por lo tanto, hay dudas, hay cierto escepticismo dentro de un contexto de que es un cambio brutal.
Los puristas de la república no están contentos con algunos DNU y los puristas de la economía tampoco estamos demasiado contentos.
Estamos caminando un camino muy finito y muy delgado, uno entiende las restricciones del presidente, aunque desde el punto de vista analítico podría haber habido una discusión muchísimo más dura respecto a por qué no explicitar la herencia y por qué no aprovechar la luna de miel. Vamos a ver. No hay ninguna razón para ser pesimista pero tampoco hay razones para ser súper optimistas. En la Argentina no llueven los dólares y el resto del mundo nos mira diciendo “puede ser que esos locos del sur se hagan normales” y una Argentina normal es muy importante para el resto de la región, pero tampoco es seguro que nos hagamos normales y la verdad, también es cierto, que 12 años de mundo al revés han generado un lavado de cerebro en la sociedad, que alguna de las cosas que son sentido común en el resto del mundo aquí parecen extremismos de economistas aislados en otro planeta.
Mi primera impresión es que estamos arriesgando demasiado en un modelo muy gradual donde tampoco podemos tener muchas expectativas porque tampoco conocemos ni el programa fiscal ni el programa monetario y tampoco conocemos todas las compensaciones que se van a dar. O sea, las transferencias a las provincias para pagar los salarios de los maestros van a salir de aumento de los maestros van a salir de aumento del gasto o de la sustitución de otros gastos? Ahora, cada vez que hacemos un paso hacia adelante, compensamos con alguna otra cosa que probablemente aumente el déficit fiscal. Estamos en una lucha que no es fácil porque también la sociedad defiende cosas que en ningún país defienden, y eso le pone una restricción importante. De todas maneras, la orientación política que domina el pensamiento del presidente es una orientación muy arriesgada y en muchos casos muy voluntarista en términos económicos y ese es el equipo económico que ha elegido, un equipo en consistencia con su orientación política.
No hay programa anti inflacionario. Yo no puedo decirle a los señores sindicalistas “No miren la inflación para atrás, miren para adelante” cuando no tengo programa para saber cuál va a ser la inflación para adelante, entonces esto puede llevarnos al gran error de dividir las paritarias en semestres. Puede llevarnos a “bueno, ajustemos por la inflación pasada ahora, miremos lo que pasa y dentro de cuatro o cinco meses hacemos otro ajuste”
Estamos en el medio de una definición muy importante, que es ¿Vamos a ser país normal o continuamos en la locura?
COLOCAR DEUDA
El modelo requiere resolver rápido con los holdouts , necesitamos que Griesa nos de una mano rápido porque vamos a colocar dosis masivas de deuda externa. Vamos a aprovechar lo único bueno que dejó el kirchnerismo que es una deuda baja.
En 2016 podemos hacer uso del endeudamiento externo masivo, que nosotros calculamos en 35 mil millones de dólares.
AUDIO DE LA NOTA

7 comentarios:

Daniel dijo...

El problema de esta lucha para ver quien es más hijo de puta es que "la buena gente que escucha Mitre" se piense que entonces por ser "gradual" la administración Macri sería buena y sana porque "hace lo que había que hacer".

Daniel dijo...

El problema de esta lucha para ver quien es más hijo de puta es que "la buena gente que escucha Mitre" se piense que entonces por ser "gradual" la administración Macri sería buena y sana porque "hace lo que había que hacer".

Gerardo Fernández dijo...

Fetivamente: es tan salvaje Broda que uno tiende a bancarlo a Macri
¡ES CA LO FRIAN TEE!

Juan Guillermo Cocina dijo...

Haga lo que haga, Macri no tiene salida. Si desenvaina el sable y empieza a cortar cabezas, es probable que caiga antes de terminar su mandato, a menos que logre finalizarlo con una montaña de dólares que podrían llegar al rescate...pero no sé si eso es tan probable. No creo que pudiera tener margen de recuperación en este contexto internacional complicadísimo y menos con la memoria fresquita de 12 años de consumo popular y de políticas públicas en beneficio de las mayorías.

Si por el contrario, continúa de esta manera, el tedio y el descontento serán moneda corriente y correrá el serio peligro de perder las elecciones del 17. Pero creo que es el camino más sensato. Y quizás, como dice Daniel, haya algo de premeditado en esto de agitar fantasmas de ajustes casi genocidas por parte del talibanismo neoliberal para mostrar al rumbo actual como correcto. Sin embargo, no me parece que sea suficiente para aplacar el malestar social. Este es un país con ciudadanos caprichosos y muy orgullosos, y a ese tipo de ciudadanos no hay que subestimarlos nunca.

La tragedia de Macri es que ni siquiera puede salir del laberinto por arriba; desplegar políticas distributivas en favor del consumo popular le pondría a toda su base social en contra. Además, va en contra de su propia naturaleza.

Creo que el problema de fondo lo enuncia el mismo Broda: LA SUPREMACÍA DE LA POLÍTICA POR SOBRE LA TÉCNICA. El gran logro del kirchnerismo y la espada de Damocles del macrismo que no podrá sacarse de encima. 12 años de política en serio no fueron en vano. Macri no puede ajustar porque la reaccion política será siempre directamente proporcional al tamaño del ajuste; sin embargo, está obligado ajustar. No hay salida.

Anónimo dijo...

Hace como 20 años, a mi cuñado, que trabaja en el area finanzas de una multi, lo mandaron a un seminario de Broda. Su unico comentario fue: Es un gordo chanta.

Daniel dijo...

El ardid del liberalismo ha sido desde siempre la "naturalización" de los hechos. En realidad son conservadores y el denominado "liberalismo progresista" muere cuando los hehos se imponen. Sino repasemos la irrupción y desenvolvimiento de la Fusiladora con tantos "progres" que fueron puestos en funciones.
Están naturalizando que el quite de subsidios es "natural" y "necesario".
Con la misma excusa asesinan a Kadafi quien osaba subsidiar el combustible para afanarse todo. Con la misma excusa están convenciendo aquí a la "buena gente" que la quita de subsidios era "natural y necesaria".
Cuando las cosas vuelven a la "normalidad", el anarco saqueo en que se convirtió Libia ya no le interesa a nadie, como a nadie le va a interesar Venezuela si cae el chavismo. O acaso a alguien de los bienpensantes le interesaba que ese país naufragara en las tres cuartas partes de pobreza y analfabetismo antes de Chávez.
Tienen la contracara de la transferencia brutal de ingresos por el quite de retenciones y van igual derechito al matadero.
De manera que no se si estas jugadas de que aparezcan los duros ante los cuales las "palomas" en gobierno aparecerían cual Heidis no está armada. Y si no lo está, les viene igual como anillo al dedo.
Luego, la batalla interna de seguro que se da, pero es medio como cuando López Murphy se extremó en la Alianza y entonces lo rajaron.
Luego asumió Cavallo y así de surrealista es la cosa.
Hoy festejan como primer medida en beneficio a los laburantes (quite de ganancias), una que además de mentirosa solo beneficia al 10 % y desfinancia al Estado para que subsidie al resto, pero van a tirar con eso un buen tranco.

guillermo p dijo...

Estaba claro que iban a hacer un mix de ajuste y "populismo" porque saben perfectamente que si con protocolo de seguridad y todo no duraban un año. Pero no le van a dar los numeros y hacer la gran menem de sostener el gasto en medio del ajuste con endeudamiento -los 35000 de broda para empezar- no van a llegar. Las divisas fugadas por los residentes (colchón para el chiquitaje y fundamentalmente paraísos para los grandes)olvidate. Y van a llegar unos pocos miles golondrinas que cuando estemos ahorcados van a generar una corrida. Cualquier semejanza con la Alianza es pura casualidad.
Mau, te lo está diciendo tus patrones. El modelo no cierra como te ordenaron. La interna va a ser grosa.
Y es verdad. O no cierra socialmente (ajuste de golpe) o no cierra macroeconómicamente (ajuste "gradual").Que tampoco es viable socialmente aunque les de unos meses más de aire.
Están al horno.
Y al final no van a poder echarle la culpa a la "pesada herencia".
que ellos mismos reconocen o reconocieron que no es tal(Broda, Prat Gay o Sturzeneger)en términos de actividad y desendeudamiento o déficit fiscal, aunque ahora lo dibujen.
Su gran bandera, el INDEC K ya la rifaron, y las cotnradiciones y recules se repiten.