martes, 8 de diciembre de 2015

Error no forzado o sinceramiento político?


La demostración manifiesta de autoritarismo que exhibe Mauricio Macri en torno a la ceremonia de asunción no hace más que corroborar una conducta de escaso apego a la convivencia democrática que ya se venía observando. Hay una lógica entre esta cautelar y el empeño en remover a la procuradora mediante un decreto, algo nunca visto en la historia argentina. Y este accionar es el que explica el nombramiento de autoridades para manejar RTA y AFSCA sin siquiera haber conversado con las autoridades vigentes, que tienen mandato hasta 2017.

El post completo, acá

12 comentarios:

Hugo dijo...

No hay dudas de que Macri quiere convertir lo que era una transición tranquila en un traspaso caótico. En cuanto asuma el poder soltará su jauría hambrienta y alocada de funcionarios, jueces y periodistas amigos para comenzar su cacería de brujas. La persecución será implacable, algo nunca vivido en democracia. Ya lo dijo Tato Young, uno de los coroneles de Magnetto: "Cristina va a estar más ocupada en recorrer los pasillos de Tribunales que en liderar la oposición"

Anónimo dijo...

Decían que nosotros ibamos por todo...
Ellos ya tienen todo...
Roberto Petruzza.-

MÓNICA ROSANO dijo...

lo único que van a conseguir con es actitud, es convertir a Cristina en eterna, en un mito.... Calafate= Puerta de Hierro.

Daniel dijo...

Prometió la unión de los argentinos y desató la venganza. La grieta ya es un zanjón.

Gustavo dijo...

Hasta antes de la cautelar me parecía bien despedir a Cristina el 9 de diciembre para no parecer desestabilizador, pero con esta cautelar me convencieron que hay que pararlo como sea.
Ya reculó con lo del impuesto a las ganancias y hay que acosarlo en cada una de las decisiones que afecten al pueblo y/o beneficien a los poderes que lo llevaron hasta la Rosada.
Como decía el General, "para los enemigos, NI JUSTICIA".

profquesada dijo...

Entre lo que afirma Cristina que sucedió con este entuerto y lo que dice y desdice Macri, me quedo de lejos por cierto con lo que relata Cristina y detallo lo que se sabe:

1) En esa reunión en Olivos -primero formal y luego improductiva, dicho por Macri- acordaron que la ceremonia tendría lugar en el Congreso. Esto está corroborado por el mismo Macri en el reportaje de los Leuco ocurrido poco después.

2) Macri cambió de opinión y empezó a dejar trascender que temía desbordes de la Cámpora. Absurdo porque si había desbordes éstos no esperarían al traspaso de los símbolos.

3) Macri la maltrató telefónicamente a Cristina con el objeto de provocarla e imponerle una rendición.

4) Macri presentó una cautelar para sacarla a Cristina del escenario de la jura.

Lo que para mí es evidente es que todos estos pasos forman parte de un plan que solo funciona bien por el apoyo mediático de que dispone y por el odio cultivado paciente y continuamente hacia Cristina y todo lo que representan "los K".

El plan no apunta a otra cosa que a separar a Cristina del resto de peronismo para así dividirnos y repartirse con Massa los restos.
Ya hay varios que como vos al comienzo, antes de la cautelar, opinaban que Cristina se equivocaba al no ceder ante Macri, mensaje que era el dominante en los medios. Cristina Soberbia. Ridículo, Cristina fue y es firme, porque si no lo era la pasaban por encima. O acaso no conocemos el país en el que vivimos, de lo que son capaces.
Espero que en el futuro pongan la energía en evitar que Macri, los EEUU y los buitres de fuera y de dentro se salgan con la suya-

Anónimo dijo...

Gerardo, esto es un error feo de Cristina. Después nos preguntamos cómo perdimos con un nabo como Macri. Hay que salir del microclima urgente, si no lo hacemos pronto nos vamos a convertir en una secta.
Pablo

Comandante Cansado dijo...

Gerardo, para terminar de entender tu posición, ¿vos pensás que CFK debería haber ido a la Casa Rosada, aun perdiéndose la asunción de Alicia Kirchner como Gobernadora? Porque tomarse un jet privado tampoco era una opción, se lo hubieran cobrado políticamente. Un abrazo.

GrouchoMarx dijo...

Es un pelele de Magnetto. Quedó demostrado con todo esto. Yo, en general, trato de no caer en la tentación VictorHuguista, pero está mostrando la hilacha de una manera preocupante.
La gente que quiere echar, si o si, no es enemiga de él. Es enemiga del presidente en las sombras. Lo de macri, asi con minúsculas, es “puesto menor”.
Lo evidente es la ferocidad con que va contra Gils Carbó. ¿Por qué contra ella? ¿Qué hace que el tipo esté obsesionado? ¿Cuál es el riesgo de su continuidad?.
Para macri, ninguno. No. Es el revanchismo de un tipo enfermo de poder que lo tiene agarrado de las pelotas y lo manda a hacer estos papelones a través del apriete de sus “periodistas”, cambiando de opinión cada 5 días.
Es la venganza de un tipo siniestro que ahora va a presionar a la justicia para que tengan miles de causas contra CFK y todos los que osaron poner en dudas su poder en las sombras.
Y el imbécil que tuvimos el honor de elegir, será el instrumento. Para eso tendrá tapas favorables y continuará la protección mediática. Pero tendrá que ayudar a que desaparezcas la Ley de Medios, que el AFSCA sea una oficina de Clarin, que desaparezcan de los medios todos los críticos al GDA y que la Fiscalía sea el organismo madre para disparar la persecución política para castigar la “corrupción K”.
Vamos a tener que movilizarnos. A mover el culito, porque estos tipos no van a llevar puestos.

Gerardo Fernández dijo...

Comnandante cansado: Si en dos post no te queda clara mi posición, no puedo hacer más nada, salvo intentar mejorar la escritura.

Nora dijo...

Macri fue el primero en faltar el respeto,cuando en la Noche de su triunfo no menciono que Cristina lo llamo para felicitarlo.El mismo lo menciono el dia siguiente.....se me paso,en el fragor del festejo,dijo.como no dándole importancia..Ver la conferencia para corroborar.

Carlos G. dijo...

Hace muchos años escribía un tal Wimpi: "Hay gente que da a lo que hace el nombre de lo que debería hacer"
Macri (y sus exégetas) es un ejemplo excelente de esa conducta perversa.
El hombre que habla del diálogo y el consenso y de la unión de todos los argentinos es un vetador serial y un autoritario con todas las letras.
Si Servini sostiene el dictamen de Di Lello, Macri será el primer presidente en asumir su mandato en base a una medida cautelar.

Ésto recién empieza.