Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

martes, 18 de agosto de 2015

Todavía me emocionan ciertas cosas



El 16 de octubre del año pasado fue lanzado el satélite Arsat 1. Hoy acaba de salir de Bariloche el Arsat 2, que próximamente será puesto en órbita, completando una política de telecomunicaciones altamente favorable para el país desde todos los puntos de vista imaginables.


Mientras el sistema de medios opositores ningunea estas noticias, habemos muchos argentinos que nos emocionamos al ver estas concreciones, cuyos resultados son beneficiosos para el conjunto del país.

Cuando se escriba la historia del kirchnerismo habrá, por supuesto, una serie de fasciculos rimbombantes ligados a "la grieta" y los aspectos más superficiales, pero también un listado de iniciativas que se llevaron adelante merced a una decisión política de dotar al país de instrumentos que contribuyan a un desarrollo independiente. Estos satélites tendrán una vida útil de entre 18 y 20 años, por el lado de la energía, los dividendos que aportará Vaca Muerta empezarán a llegar cuando ya muy pocos recuerden qué gobierno fue el que, enfrentando las críticas feroces, tomó un buen día la decisión de recuperar YPF y proyectar un futuro energético de fronteras insondables.

Por eso la emoción. Por haber sido testigo de este tiempo

6 comentarios:

José Ignacio Maldonado dijo...

Nunca me terminó de quedar claro el impacto real del Arsat 1 desde que se lanzó hasta ahora. Hay datos de eso?

Carlos G. dijo...

Así es Gerardo, hemos sido, en estos 12 años, testigos de un tiempo tan extraordinario como inusual.
Y podemos seguir disfrutándolo, y emocionándonos, hasta el 10 de diciembre; lo que venga después es una moneda dando vueltas en el aire.

Gerardo Fernández dijo...

Jose Maldonado: Acá tenés info al respecto http://www.telam.com.ar/tags/3324-arsat-1/noticias.

marsanta dijo...

Lo de ARSAT sí que es emocionante!

Otra noticia importante de hoy es la de YPF retomando la iniciativa en el negocio petroquímico.

Con una inversión de USD 122mio se hizo prácticamente de la mitad del negocio del polipropileno, en sociedad con un grupo local.

Esta retomada de iniciativa podría ampliarse si, como el mercado dice, se termina haciendo de la filial local de PETROBRAS en unas semanas, y con ello de una porción del negocio de estirenos.

El país necesita de una industria petroquímica mucho más desarrollada, YPF tiene que jugar un papel clave ahí.

Abs.

Ricardo Moura dijo...

Busco y busco en La Nación y Clarín de hoy, y de Arsat 2... ¡NADA!

Tilo, 74 años dijo...

El comentario de José Ignacio Maldonado muestra su evidente falta de tiempo para buscar información. O su falta de interés, vaya uno a saber. Porque resulta sumamente sencillo localizar datos fidedignos acerca del desenvolvimiento y puesta en funcionamiento, no sólo de estos dos primeros satélites desarrollados en nuestro país, sino de todo el programa ARSAT, al igual que las tareas y logros realizados y obtenidos a través de INVAP.

Este nuevo paso para nuestra soberanía en materia espacial y de comunicaciones, incluye además la factibilidad de alcanzar casi todo el territorio americano con las evidentes oportunidades futuras que eso brindará a nuestro país y a nuestra región.

Siempre fuimos dependientes de desarrollos ajenos, de tecnología ajena, de programación (tanto en lo referente a software como a reales contenidos) ajena. Está claro que este desarrollo, posible exclusivamente por haber constituido una POLITICA DE ESTADO, no hubiera sido alcanzado de otra manera, con otra óptica, como aquella que consideró innecesaria la creación de ARSAT hace casi una década. Entre los que minimizaron la importancia de semejante paso, entre otros patriotas neoliberales, estaba el hoy aspirante a la presidencia, actual bicitilingo de esta cada vez más exclusiva ciudad de Buenos Aires.

Te felicito por ocuparte de este tema importantísimo, en lugar de andar mentando a la casi nonagenaria que envenena las cenas televisivas del conurbano bonaerense.

Saludos