viernes, 28 de agosto de 2015

Lo importante: recuperar votos


La operación vigente para deslegitimar los resultados de octubre vuelve a demostrar aquello de que una noticia o campaña siempre penetra en aquellos sectores predispuestos a recibirla. En este caso, son aquellas legiones de antikirchneristas feroces siempre dispuestos a creer que a Nisman lo mandó a matar el gobierno; que el cadáver de Néstor Kirchner no estaba en el ataúd y que vivimos en una dictadura.

Lo que más debe preocuparnos a nosotros es recuperar votos propios, empezando por aquellos distritos donde a nivel local hubo muchos más que a nivel presidencial.

15 comentarios:

oti dijo...

Claro, pero la operación oligárquica deslegitimadora lo que plantea, justamente, no se resuelve por una mayor y más contundente victoria en los votos, porque ésa, es la debilidad de ellos.

Ellos, por medio de su movilización y sus campañas mediáticas, te deslegitiman tu fortaleza (que tené una mayoría de los votos) y ocultan su propia debilidad (no les alcanzan los votos).

Yo creo que, por más que ganemos en primera vuelta con el 50%, eso va a provocar, incluso, la agudización de la operación oligárquica contra el gobierno y el orden constitucional.

La oligarquía globalista nos plantea un problema muy serio que tenemos que saber sortear. Para esto podemos usar la experiencia de lo que ocurrió en los países en que ella tuvo "éxito".

Podría servir una programación especial por la TV pública y por radio ilustrando las consecuencias del cambio de régimen en Ucrania, Libia, Irak, Siria (intento no concluido), etc.

Podrían, se me ocurre, pasar imágenes de cómo se vivía antes y después del cambio de régimen. Las consecuencias sociales, económicas, sanitarias, etc., etc., que perjudicaron terriblemente a todos los sectores sociales y políticos.

Un poco mostrarles el futuro y resultado de sus propias acciones y de las que piensen emprender.

qcancionq dijo...

y como q pensas q van a poder mantener el nivel gasto existente con los defict fiscal, cuasi fiscal y comercial, la fiesta de estos ocho años la vamos a pagar todos y mas los pobres

tatincito dijo...

Sería bueno que los que acusan de fraude se presenten a la Corte Suprema y en audiencia pública ante todos los medios del país muestren las pruebas.

Pero que lo van a hacer, si ni siquiera han presentado la denuncia a la Justicia tucumana.

La razón es muy simple: no hubo fraude. Y es un poco difícil tener pruebas de un delito que no se cometió.

Para el iluminado de las 8:05: El déficit es en pesos, y los pesos los hacemos nosotros.

Además, el aumento del consumo provoca el aumento de la recaudación. O sea, a mas PBI, mas impuestos le entran al Estado. De ahí que se implantaron las ayudas, lo que se llama en realidad Inversión Social, o Distribución Secundaria de la Riqueza. Subsidios para los amigos.

Y eso aumenta el consumo. Círculo virtuoso, biempensante.

Y si siguen sosteniendo que la emisión provoca inflación, porque no nos muestran las estructuras de costos de las empresas y listo.

No lo hacen porque veríamos que la inflación la provocan los grandes empresarios.

Además, el déficit apenas llega al 6% del PBI,una verdadera bicoca. No se de que carajos se quejan y critican.

Comandante Cansado dijo...

Por eso fue una pésima estrategia de algunos blogs (éste incluido) la de enojarse con compañeros desilusionados cuando quedó Scioli solo y cuando fue e ballotage porteño, Gerardo. Un abrazo.

Gerardo Fernández dijo...

Comandante cansado: ¿Acaso vos creés que los compañeros desilusionados habrían procedido de otra forma? Espero ansioso tu explicación

Anónimo dijo...

¿La actitud "nuestra" (un "nosotros" ya bastante abstracto a este punto), es la acertada en este asunto? Creo que lo que se hace en respuesta a "las legiones de..." va en contradicción con el diagnóstico mismo, desde hace ya bastante. Y creo que esto es resultado de cierto sentido de "impotencia" que hay ante el fenómeno.

Desde 2008/2009 no se ha salido de una misma lógica comunicacional. En lo que se ha "progresado" es en anexar más espacios mediáticos que repiten la misma lógica. Son extensiones de lo mismo.

Ignoro los motivos que tendrá el gobierno para insistir en esto. Para mí es un error, pero ¿a quién se lo discuto? La estrategia mediática oficial parece una maquinaria zombi, sin agentes ni sujetos. O muy pocos.

¿Pero "nosotros"? ¿Qué "nos" ata a pegarnos necesariamente a esa lógica?

¿Qué beneficio tiene el comportarnos como otras tantas "extensiones" más de la misma lógica "zombi"? ¿Qué tiene esa lógica que ofrecerle a otros que no participen ya de ella?

Encima esa lógica, al dejar escapar todo un mundo, se vuelve contra ella misma.Acá comparto lo que dice Comandante Cansado. Independientemente del diagnóstico político que cada uno hiciera del asunto Randazzo en su momento: ¿de dónde se "dedujo" que el modo de actuar acertado para la ocasión era mandar gratuitamente a la mierda, de un día para otro, en nombre de ¡la unidad! a un sector del mismo espacio?

Si los "desilusionados" procedieran de un modo autónomo, si lo que se les dijo les fue indistinto, entonces: ¿para qué decirles algo siquiera? ¿Por qué tantas respuestas con la sangre subida a la cabeza? Y si llevás la lógica a su conclusión general tenés esto: ¿para qué llevar adelante un blog político siquiera, si no es posible influír políticamente sobre nadie? Más en general y peor: ¿para qué tratar públicamente temas políticos, donde sea, entre quien sea, si total cada cual opina, hace y vota lo que quiere?

Pero volviendo al punto: ¿se entiende que es "el mismo" espacio? ¿Independientemente de que los manden o no a donde sea? Por eso, si cayeron en "errores", se deduce que no son sólo suyos. La campaña de Randazzo, por ejemplo: ajustada a acompañar toda la maquinaria zombi comunicacional oficial. Incluso su sesgo "anti-Scioli" encajaba perfectamente en ella. Pero en su momento: ¡Oh, algunos descubrieron que ese era un problema de Randazzo! De él, de la persona, de "Florencio Randazzo".

Y ahí está: comunicacionalmente, Randazzo era el candidato que encarnaba esa lógica. Resultado: no pasaron ni unas horas y pasó a ser desde olvidado en el mejor de los casos, hasta casi ser el único responsable de los problemas electorales del gobierno. "No estuvo a la altura y a Cristina no le quedó otra" "Es un egoísta" "Por su culpa se complica la elección en Buenos Aires". Etc. Ni que hablar de la incompatibilidad de algunas de las acusasiones con otras.

Y los malabres de anti-sciolistas convertidos en anti-anti-sciolistas con dedito acusador... Probablemente se conviertan en futuros desencantados del "sciolismo por default", pero eso ya es meterme en futurología.

¿Pero a quién le importa?

La "lógica zombi" olvida todo un mundo de problemas y temas que tratar, en los cuales muchos (offos, oppos, corpos, troskos, etc. etc.) podrían tener genuino interés en sumarse. Temas que no giran ni alrededor ni del kirchnerismo, ni del "círculo rojo". Como no "suma" nada a sí misma que no sea ya ella misma, termina necesariamente en esa espiral autofágica tarde o temprano. Además de invitar a todo el mundo a participar del "banquete": por cada "militante" de esa lógica comunicacional adentro, hay una hiena afuera recalcando e impulsando las mismas contradicciones internas de esa lógica.

Saludos,
Alfre

Comandante Cansado dijo...

Perdón por tardar en responder. Retomo.

Gerardo, tu respuesta es contradictoria con tu posteo. El posteo sigue la lógica de la estrategia, la respuesta la de "me enojo porque se enojarían" o algo así.

Te equivocaste al enojarte con los desencantados, sí, porque es contraproducente. Así como se equivocan los que se enojan con los votantes de Macri considerándolos a todos gorilas racistas (y los que piensan eso pueden perfectamente ser parte de los desencantados de los que hablábamos), porque así los abandonan como votantes, no pelean por sus votos (por los que se podría, no el núcleo duro por supuesto). Así como me equivoqué yo cuando me sentí traicionado cuando quedó Scioli como candidato sin PASO competitivas (pero yo me di cuenta de que me equivoqué, je): esa traición no ocurrió porque Néstor y Cristina siempre vieron al kirchnerismo como una rama del peronismo (frentista como siempre es el peronismo, pero parte de él), y Scioli forma parte de él. Que a uno no le guste (posición respetable) es harina de otro costal.

¿Qué tienen en común esas equivocaciones? Que surgen de no la imposibilidad (con suerte, pasajera) de ponerse en el lugar del otro. Entender al otro no es compartir su punto de visto. Pensar que el otro es un imbécil o está equivocado porque no vota como uno es reduccionista.

¿Se quieren recuperar votos perdidos (cosa con la que coincido enfáticamente)? Hay que entender por qué se fueron. Pero empezar diciendo "aunque los que se fueron en tal circunstancia son unos boludos" es echar leña al fuego.

Insisto, el primer paso para recuperar votos es entender. El equipo de Scioli está haciendo lo que puedo para dar alguna señal más o menos tranquilizadora al votante K. como ese libro-plan que no puede ser del gusto de Bein. Lo mismo los antiguos rivales o adversarios de Scioli (Sabbatella, Uribarri, Aníbal F, Mariotto, etc.). Lo menos que se puede hacer es no poneles palos en la rueda blandiendo un peronómetro démodé.

¿Todos los votos perdidos son recuperables? Por supuesto que no. Uno sólo puede explicar que no se trata sólo de Scioli, y de que no se trata ni siquiera de que el individuo Scioli sea mejor que el individuo Massa o el individuo Macri. Se trata de que Scioli en el FPV es indudablemente mejor que Massa en su Frente Reciclador y que Macri en el PRO para cualquiera que haya venido votando al kirchnerismo. ¿Es una garantía Zannini tocando la campanita? Por supuesto que no, pero es un símbolo de las concesiones que Scioli hace. ¿Hay garantías de que Scioli no dé un volantazo en algún momento? Otra vez, no; de lo que sí hay garantías es que Macri lo da a los dos segundos de ponerse la banda.

Hay que dejar que quienes lo necesiten hagan su duelo del kirchnerismo con los kicrhner a la cabeza. Habrá quien no pueda superar el rechazo que le produzca Scioli, así como otros no pudieron superar el rechazo que les producía Lousteau, sin tener en cuenta que de lo que se trata es de derrotar al PRO y el proyecto que representa. Se recupera lo que se puede, y punto. Pero no se espantan votantes ni compañeros.

Un abrazo.

Comandante Cansado dijo...

Alfre: 'ta muy bien, coincido bastante (con la salvedad de que no considero que el Gobierno se haya sumado a esa especie de purga interna muy negativa).

Saludos.

Comandante Cansado dijo...

Fe de erratas: " Que surgen de la imposibilidad".

Gerardo Fernández dijo...

Comandante Cansado: No sé en qué parte de este post manifesté un enojo con los que no votan a Scioli, pero no importa. Y no sé que tiene que ver ese pasaje del final donde, de manera gratuita, hablás de "los que no pudieron superar el rechazo que les producía Lousteau"
Evidentemenete sigues sin entender que el tema no era Louesteau sino Cambiemos y que, tal como sucedió, era una quimera pensar que se podían remontar 20 puntos.

Evidentemente, como sos parte de ese colectivo "rebelde" vinculás una cosa con la otra y creo que así llegás a un nivel de absurdo político fantástico.

Sé de algunos que votaron a Del Caño. Si si ¡A Del Caño! ¿Lo podés creer?

Creo que esta interna sirvió para que cierto kirchnerismo con necesidades básicas satisfechas tuviera la coartada para mostrarse y nosotros la gran oportunidad de visualizarlos. En política nada es constante y hay bifurcaciones a cada rato. Bien, ésta ha sido una de ellas.

Pero te aclaro, antes que sea tarde, que el planteo del post apunta a recuperar un caudal de votos que en absoluto son estos, eh. La mirada está puesta en otro tipo de votantes, centralmente los miles que no votaron por las inundaciones en 2do y 3er cordón.

En definitiva: El kirchnerismo atravesó distintas etapas en donde ganó y perdió adhesiones y estas que ha perdido en 2015 en buena medida lo beneficia porque le quita un lastre que en votos no significa nada pero sí en el ruido 2.0

Hay un kirchnerismo gestual, de pose, de patito feo ante la familia y los compañeros de oficina que en términos reales no aporta nada. A esos es mejor perderlos que encontrarlos. A los que sí hay que apapachar son a compañeros como vos, que sin comprender la profundidad de la problemática a la que nos enfrentamos, tienen la honestidad de seguir dentro del colectivo, a pesar de las diferencias. Eso construye.

Te mando un abrazo

Comandante Cansado dijo...

Todos los votos sirven, Gerardo. Fijate que no vas a encontrar un discurso parecido al tuyo ("váyanse, qué me importa") de la parte de responsables políticos.

Un abrazo.

Gerardo Fernández dijo...

Comandante cansaso: Leíste en el post que estaba enojado, y ahora suponés que digo "Váyanse, qué me impirta") No, mi vida: Ya se fueron, de esos hablo

Comandante Cansado dijo...

Ah, estamos cariñosos... Dulce, soy un lector fiel: yo me refiero a todo tu blog de manera diacrónica, al que sigo con pasión, y parece que recuerdo mejor que vos lo que escribís. El amor es así. Besitos.

Gerardo Fernández dijo...

Comandante Cansado: Vas a morir de un ataque de suposición

Comandante Cansado dijo...

Jajajaajaja. Así te quiero: errado pero simpático.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta