jueves, 2 de julio de 2015

Julián Domínguez ataca a Sabbatella



Reproduzco este extracto del muy buen post de Oscar Cuervo en su blog La Otra pues me parece que hay otra polémica interesante en puerta, sobre la que escribiré más temprano que tarde.



Aníbal le gana en las encuestas. Es más: en cualquiera de ellas, oficialistas, opositoras, profesionales o chantas, siempre Julián está apareciendo cuarto, después de Vidal (PRO) y Solá (FR). Su apremio es hacerse conocer en pocas semanas. Eso resulta difícil, porque no se sabe bien qué valor político, ideológico o cultural encarna su candidatura -más allá de los barones y del Papa-, mientras está más claro qué valores encarnan Aníbal, Vidal o Solá, Julián está urgido por mostrar algún atributo. Su situación se parece un poco a la de Randazzo. La desventaja: Randazzo tenía los trenes. Domínguez no tiene nada similar. La ventaja: a Domínguez lo bancan el Papa y los intendentes de los distritos más poderosos. Ergo: Domínguez tiene aparato, tiene fiscales en todo el territorio para controlar la interna. Aníbal tiene los votos.

Y Aníbal tiene un vice: Sabbatella, que encarna ventajas y desventajas muy distintas a la de ser el favorito del Papa o del aparato bonaerense. Aníbal + Sabbatella dan kirchnerismo, en proporciones que conjugan el peronismo todo terreno de uno con la proveniencia PC y FREPASO del otro. Nuevo Encuentro representa en esa fórmula a sectores medios no peronistas, lo que no quiere decir antiperonistas, que se acercaron al movimiento respondiendo a la llamada de los Kirchner. Es decir: Sabbatella pesa, en la fórmula, más que él mismo y su partido, ya definitivamente integrado al FPV. Porque además logró construir en la provincia una fuerza propia en tensión con el aparato del PJ. Muchos intendentes lo odian porque ha venido sumando masa crítica a expensas de ellos. Cometió la osadía de construir un partido vecinal que venció al PJ en su propio terreno. Y en los años kirchneristas, con la anuencia de Néstor y Cristina, Sabbatella mantuvo esa tensión con el aparato, una manera de agregarle un valor diferente al movimiento, una auténtica transversalidad. El viejo espíritu frentista del peronismo clásico. La mayoría se construye sumando lo heterogéneo. El peronismo nunca fue el purismo. 

Ahora, muerto Néstor, con Cristina en el llano, los intendentes tienen ganas de cobrársela a Sabbatella.

Es raro que incluso algunos militantes y simpatizantes peronistas le busquen pulgas a Sabatella y no digan nada de Otacehé o Granados... ¿Será que están más cómodos con estos? O no es raro. El peronismo/kirchnerismo está hecho así.

Entonces, parece que Julián vio una oportunidad de crecer en la consideración del electorado atacando al vice de Aníbal. ¿Qué puede decir Domíngez de Sabbatella? Que no es peronista. Ay. Que no tiene historia peronista. Uf. Cosas que uno podría escuchar en boca de Julio Bárbaro o del Momo Venegas cuando hablan de Kicilloff. O de Cristina incluso, lo cual es más complicado de demostrar. Es decir: es el argumento hermiñista de los 80, el argumento vandorista de los 70: "la Patria Peronista". Esa hoja seca que se cayó con Alfonsín. ¿Se puede aspirar a ganar la provincia de Buenos Aires, bien entrado el siglo xxi, diciendo que el vice de tu rival en la interna no tiene historia peronista?

¿Julián Domínguez va a hacer campaña macarteando a Sabbatella? "No es peronista" es una macarteada. No está dirigido a un electorado de pibes que vivieron la mayor parte de su vida bajo gobiernos kirchneristas. Randazzo decía que Scioli no era kirchnerista, una frase que tenía cierta sustentabilidad en el contexto actual. Domínguez dice que Sabbatella no es peronista, una frase de hace 30 o 40 años. Se parecen en algo. Quieren crecer señalando la falta del otro, no la propia virtud. En algo difieren: Julián tiene que atacar no a Aníbal sino a... ¡su vice!, lo que revela cierta indigencia del preferido del Papa. Una debilidad ostensible. Uno sabe que cuando Randazzo atacaba de ese modo a Scioli había cientos de miles de kirchneristas que podían hacer verosímil esa acusación. Cuando Domínguez ataca así a Sabbatella parece que solo quiere conquistar el favor de los intendentes, no el de sus votantes. O azuzar viejos fantasmas macartos que él supondrá que todavía pueden surtir efecto en la política argentina. "El infiltrado". Ojo, puede ser que no sea una apelación pragmática sino ideológica y Domínguez piense realmente que no ser peronista es un disvalor para formar parte del Frente para la Victoria. Néstor, que era mucho más peronista que Domínguez y Espinosa juntos se reiría si escuchara eso. Porque cuando el peronismo tiene que replegarse en una esencia fijada, huele a derrota. La victoria es frentista.

La función de verdad en política no se resuelve en una correspondencia con los hechos objetivos, sino en los efectos del discurso. Lo peligroso de la macarteada de Domínguez es que logre abrir una caja de Pandora. Que inflame de macartismo a un sector de la militancia para quienes el Enemigo Interno sea el Progre de Nuevo Encuentro. Que es la transposición defectuosa, algo farsesca, de lo que significaba el Zurdo para Rucci o para Herminio. El hecho de ser el preferido del Papa y de contar con el favor del aparato no ayuda a disipar este tipo de prevenciones que el desempeño de Julián nos está despertando. Al contrario.

¿Será acaso Domínguez un facho al que hay que darle tiempo para que se manifieste? ¿Será el tipo destinado a arruinar el ordenamiento interno logrado por el acuerdo entre Cristina y Scioli? Con una campaña anti-Aníbal o anti-Sabatella, o más llanamente, macartista, ¿podrá Domínguez lograr la hazaña triste de dividir al peronismo/kirchnerismo bonaerense en vísperas del triunfo? ¿Logrará el milagro de desgastar en una refriega interna a un Frente que tiene todas las de ganar? Hay que pensar que, a diferencia de Randazzo, Domínguez no está solo. Que lo bancan ya sabemos quiénes. Pero ¿se gana así una elección? Y de ganarla, ¿se puede gobernar con este programa político (por decirlo de alguna manera) a una provincia que es casi un país?

10 comentarios:

Diego dijo...

Otro bastardeado como Sabatella es Heller, a pesar de que ambos son más leales a Cristina que muchos de los que se dicen peronistas.

Felipe dijo...

Es necesario acusar a un compañero como Dominguez de macartista o facho ?
Así lo hace Oscar cuervo. Para peor habla de "fantasmas" del pasado (léase los 70)
Vuelve a erigirse en comisario político de los debates internos cuando la mismísima conducción no lo hace.
Una obsesión por los buenos modales que termina anestesiando los debates internos.
Yo creo que esa actitud no suma sino que más bien divide.
Por cierto es muchísimo más grave acusar a un compañero de facho|macartista que incriminarle un no-peronismo.
Una lástima estas actitudes en momentos donde tenemos que estar más unidos que nunca.

Felipe Martel

Don Frias dijo...

Comparto con Felipe, me tiene re podrido ya esta actitud "disciplinadora" y "correctiva" a la que se subio gente como Oscar Cuervo. Quien macartea a quien al final? Y esto de seguir maltratando a Randazzo asi?!, me tiene realmente asombrado (uno empieza a preguntarse que le hizo Randazzo a este pibe).
Anteayer nomas en 678 Anibal dio por finalizado el asunto, esto de las boletas y Dominguez "Ya esta". Anibal entiende y dejo claro en la mesa que ya una palabra demas es empezar a tirar granadas puertas adentro. Esta moda de ser mas papistas que el papa, empieza a tener olor a rancio.

Adrián Porretti dijo...

Totalmete de acuerdo Felipe.

Q dijo...

Un hallazgo lo de Julian Dominguez, en cualquier momento descubre que el agua moja o que la Tierra gira alrededor del Sol y estamos hechos.

Comandante Cansado dijo...

Más allá de lo que escriba Cuervo (a quien probablemente la peor frase de Perón "A los enemigos ni justicia" le guste demasiado) y cómo, es notable que Domínguez la pifie de esa manera con el antecedente de Randazzo (al que salir a matar al rival interno le salió muy mal). Blande el peronómetro en vez del kirchnerómetro, pero el tipo de discurso ("el puro soy yo") es el mismo.

Esto demostraría que Aníbal F. la pegó eligiendo el vice: les hizo pisar el palito del "ay que asco, diferentes no" a varios, y se quedó con el estandarte (muy peronista) del frentismo. La finta antes que el puñetazo. Estuvo hábil.

Anónimo dijo...

Alfre, desde el ex-bloggerismo:

Comparto en buena parte lo que dice Felipe Martel con respecto a este tipo de discusiones.

Que se enmarca (creo) también en lo que yo venía advirtiendo ya desde las reacciones tontas hacia la "performance" de Randazzo en Carta Abierta. No sirve de nada revolearse con candidatos del mismo espacio por la cabeza... ¡entre los sectores del mismo espacio!

Siempre y cuando se hable desde "el mismo espacio".

Por otro lado: ¿se aceptan las zonas opacas de la política o no? ¿Se acepta el barro o no? ¿Se aceptan las condiciones y posibles chispazos de una competencia, dentro de las reglas de la "sucia política" o no?

Si la respuesta es sí: entonces este tipo de intervenciones están completamente erradas. Ya desde un sentido práctico.

Si la respuesta es no, tal vez porque se crea que existen "condiciones formales", o lo que sea, que respetar en política, entonces... ¡No se pavoneen con "realpolitik", peronismo, ni militancia!

Los que "tienen derecho", y lo van a hacer indefectiblemente, de hacer cualquier cosa por subir un peldaño más, son los que disputan efectivametne por ese peldaño: Scioli, Randazzo, Aníbal, Domínguez... ellos sabrán con qué armas cuentan, que estrategia siguen... o en su defecto reconocerán sus errores: cuando fracasen.

Además: ¿Cómo resulta la ecuación esta de "pertenecer", "militar" por un ESPACIO POLÍTICO... pero en el que cada dos por tres surge un cuestionamiento radical a sus propios conductores históricos: que Randazzo (uno de los ministros más longevos y reconocidos en general) es machista, tonto, que tendría que irse porque ya estorba, etc. que Dominguez (presidente de la C.D., ex ministro de agr. en los tiempos más jodidos) es una suerte de "facho en potencia"...?

¿Eso es militar POR el mismo espacio? ¿Por qué espacio: el kirchnerismo, el peronismo? ¿Qué clase de espacio es ese... cómo es que sería "el mismo" para tanta gente... si todos estuvieran dispuestos a jugar el mismo jueguito de tirarse con sus propios conductores por la cabeza?

Está bien, me negaron que haya habido una confianza en general ciega en Cristina... pero miren a lo que se dedican apenas a ella no le queda otra que empezar a correrse un poco del centro de la escena. Tirarse a los demás conductores por la cabeza.

Y dénle el valor que quieran a esta cuestión más chimentera, pero: tras años de comentar en varios lados, los únicos lugares en que no se publicó algún comentario que envié fueron dos: el viejo y eliminado blog de Tenembaum y Zloto hace ya más de 5 años, y el de O.Cuervo hace unas semanas. Ignoro si haberle recordado un post anti-Scioli de su autoría (tiene varios) habrá influido.

Dicho sea de paso: además por cuestiones como estas, entre tantas otras, es que "me dí de baja" no solo de blogger, sino de una cierta sensación de pertenencia a este espacio... ¿K?. Como sea, tampoco es que importe, simplemente aclaro acá al paso, siendo que con blog ya no cuento.

Saludos y como casi siempre perdón por la extensión.

Alfre

Anónimo dijo...

Una humilde apreciación mía: Randazzo cazaba en el zoologico, Julian Dominguez caza en el zoologico, Gerardo cazaba en el zoologico, Oscar tmb caza en el zoologico (no en este artículo que me parece bueno pero sí en anteriores).

El problema, entonces, parece ser como delimita cada uno su zoológico. De ahí el error imagino en la caza. Progres no peronistas, peronchos no progres, peronchos progres y progres peronchos le dan el caudal electoral al FPV. Algunos parecen creer que algún sector es prescindible. No lo es, esperemos no darnos la cabeza contra la pared en octubre para darnos cuenta de esto, tarde.

De todos modos quiero notar que estas "cazas", desafortunadas para mí, son mucho más graves en figuras públicas que compiten por cargos del frente, que las cazas en otros espacios micro de debate como estos. Pero no deja de ser el mismo concepto.

Respetuosamente,

Javier.

Comandante Cansado dijo...

Me gustó, Javier.

Anónimo dijo...

Si pretendemos que el FPV sea una cultura politica en construccion, entonces las sumatorias de biografias politicas nacionales, populares, democraticas tendrian que ser su impronta. Cualquiera que ponga limites y pretende medirlos (peronomotreo o kirshnerometro en mano) no solo se pega un tiro en el pie, sino que afecta al conjunto. ¿Que esto es ser mezquino con el peronismo? Falso. ¿Que esto es correr progres e izquierdas varias? Falso. Ahora bien la tentacion macartista cadenera como la tentacion de tirar la pastilla de gamexane bien pensante y salir corriendo es muy peligrosa. Esa Unidad de todas las voces es EL trabajo politico, el desafio. Ademas, me parece que no son tiempos de ordeno y mando.

Buena polemica y buenos aportes, sobre todo Javier. Preciso y pertinente.

Fraternalmente
Rojo y Negro

Entrada destacada

LA FOTO QUE TANTO NOS GUSTÓ NOS TIENE QUE GUIAR