martes, 28 de julio de 2015

Aníbal desactiva una a una las maniobras opositoras


Aníbal viene realizando movimientos de mucha sutileza. Por ejemplo, fue el primero (y no sé si el único) del FPV en sumarse a las críticas de la oposición a la torpe disposición del juez Durán. Luego manifestó su acuerdo con que se habilite a fiscales de Cambiemos de la CABA para que trabajen en la PBA el 9 de agosto. Esta jugada tiene varios efectos: Para afuera, desactiva las coartadas que las fuerzas y medios opositores están esperando para montar el ya remanido circo al que nos tienen acostumbrados cuando se ven en problemas (si hacemos memoria veremos que en 2013, cuando todo indicaba que ganaba Massa, casi no hubo operetas por "miedo al fraude"). Para adentro, significa que los pocos fiscales que crucen la Gral Paz (¿O alguien puede creer que serán más de 50?) serán aliados de hecho contra cualquier travesura que puedan planear algunos...

7 comentarios:

Adriana dijo...

Vos decís que los militantes palermitanos de cambiemos no van a ir hasta Gonzalez Catán o Aldo Bonzi? Qué malo sos.

Bonifacio dijo...

Más allá de esta fantochada, creo que llegó el momento de debatir seriamente el sistema de boletas partidarias con el que venimos votando desde 1912; somos el único país, junto a Uruguay, que lo sigue usando en el continente. Con un sistema de boleta única (de papel, no esa "boleta única electrónica" que introdujo Macri entre gallos y medianoche en la CABA) no tendríamos este problema.

Julia dijo...

esto le pasó a una bloguera
habría que avisar
"Si sos fiscal, en el recuento pedí que se cuente en voz alta y seguí con la vista una por una las boletas que cuentan, y no te duermas. Para mejor control, hacer pilas de a diez.

Había dos candidatos: Ibarra y Macri. El presidente de mesa contó los votos de la pila de Macri. Y dijo que si había más de la mitad de los votantes, ganaba Macri, y menos de la mitad, ganaba Ibarra.
Contó para sí y dijo 148, ganó Macri. Porque habían votado 280 personas. La mitad era 140, y Macri superaba por 8 votos la mitad.

Como fiscal de Ibarra pedí el recuento de los votos, pero esta vez separados en pilas de a 10. El suplente se ocupó de formar las pilas de a diez. Formó 15 pilas y sobraron 3 votos. Contó: 15x10 es igual a 150, más 3, igual a 153. Ganó Macri, dijo. Le dio más todavía que al Presidente. Uno contó 148, el otro contó 153.

Cuando el Suplente contaba las pilas yo iba contando en la mente siguiendo con la vista cada vez que ponía un boleta de la pila. Y descubrí que en lugar de poner 10 boletas, ponía nueve; así con todas las pilas.

Entonces dije que ahora había que contar en voz alta de nuevo todas las pilas. El Suplente comenzó y se paró en nueve. Le dije que tomara una boleta de la segunda pila, la pusiera en la primera y contara la segunda, contó hasta 8 y bajó la cabeza de la vergüenza. Así hasta que en la pila 10 ya no había ninguna boleta. Le dije que tomara la pila 11 que ahora era la pila 10 y siguió como antes hasta llegar a tener 13 pilas en lugar de 15, y sobraron 8 boletas. Trece por diez es igual a 130, más 8 que sobraron, son 138.

No eran ni 148, ni 153, eran 138, con lo que Macri no alcanzó a la mitad, y por lo tanto ganó Ibarra."

Adriana dijo...

Bonifacio, no tenemos ningún problema. No hay ningún problema real con el reparto de boletas, el problema es que algunos saben que van a perder entonces empiezan ya a agitar el fantasma del fraude, que es lo que plantea el post. Si el sistema de boletas fuera otro, le encontrarían la vuelta para generar dudas sobre el resultado de la elección.
Además la elección más problemática y sospechada de este año fue la de Santa Fe, en la que se usa boleta única.

Anónimo dijo...

bonifacio, en Santa Fe hay boleta única de papel, y no se caracterizó por ser una elección ejemplar en cuanto a transparencia
fernandobbca

Cato dijo...

Fue el propio Felipe Solá el que reconoció en estos días cómo le robaron la elección a Pinky en La Matanza en el 99. En Vicente Lopez nunca vi nada pero una vez me mandaron a Quilmes para la elección de constituyentes del 95 y había punteros con fierros que eran los "dueños de la escuela". Te decían "y, acá es así". Por supuesto que a Quilmes no fui más. Soy un cobarde como esos que vos sugerís en tu post (y para ser justos, también he visto fraude en las elecciones nuestras, por ejemplo en la interna presidencial del 2003 Terragno le ganó cómodamente a Moreau... pero se la ganamos en el recuento, je).

Bonifacio dijo...

La elección santafecina fue cuestionada porque fue la que tuvo el resultado más ajustado hasta ahora, y porque los socialistas lograron dar vuelta el resultado de las PASO, no por culpa de la BUS (boleta única de sufragio). En Córdoba en 2007 y Chubut 2011 ocurrió lo mismo, y usaban el sistema tradicional (además, en las elecciones cordobesas de 2011 y en las de este año, pasaron a usar la BUS y no tuvieron problemas). Cuando ganás por poquito (menos de 1%, digamos), usando cualquier sistema, es obvio que el perdedor se va a agarrar de la más mínima trampa que detecte para denunciar fraude. Pero sigo creyendo que la BUS es un sistema preferible tanto al de boletas partidarias como al voto electrónico.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta