Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

sábado, 28 de febrero de 2015

Daños colaterales


Cuando un año atrás se supo qué empresas archivaban documentación en Iron Mountain se empezó a sospechar que el incendio donde murieron de 8 bomberos y 2 miembros de Defensa Civil habría sido provocado para eliminar documentación sensible. El 11 de enero se publicó en Página/12 una nota donde se revelaba que ante un requerimiento de la AFIP solicitando los legajos de clientes y extractos de cuentas operadas desde 2005 hasta nuestros días, el banco respondió "que alguna documentación sería de imposible acceso, dado que formaban parte de los “legajos siniestrados” en el todavía sospechado incendio que barrió con los depósitos de la firma Iron Mountain de la calle Azara, en el barrio de Barracas de la ciudad de Buenos Aires."


Ayer La fiscal Marcela Sánchez, a cargo de la Fiscalía 37 informó que los peritajes determinaron que el fuego se inició por dispositivos colocados en cajas de cartón y que se utilizó combustible para acelerarlo.

“Se encontraron rastros de sustancias combustibles y se estableció que el foco del fuego se produjo por dispositivos colocados al efecto, ya que también se encontraron restos de conductores y transformadores de energía que no se correspondían con partes de equipos del lugar”, precisó.

Hoy, hasta Clarín publica que una parte de la documentación del HSBC se perdió en el incendio de marras


A veces, las cosas no son tan complejas. Queda en manos de la justicia determinar qué documentación concreta del HSBC se perdió en el incendio de Barracas y si la misma estaría ligada a transacciones ilegales.

Los argentinos, por nuestro lado, tendremos que hacer un ejercicio de memoria muy exhaustivo para que esos 10 argentinos compatriotas no queden como meros "daños colaterales"

2 comentarios:

Tilo, 73 años dijo...

En este nuevo caso de tragedia programada, como seguramente lo habrán sido los anteriores incendios de esta "empresa" que vendía seguridad para el archivo de documentación, no hubo suicidio inducido o crimen sospechado o aparente perejil carísimo que haya prestado una pistolita que no andaba muy bien. Ni presunciones, ni espias ni servicios secretos embozados. En forma dolorosa, indiscutible y escandalosa, NO HUBO NADA MÁS QUE 10 MUERTOS.
¿Para cuándo organizarán la marcha de indignadísimos demócratas federales y republicanos con cartelitos que recen "YO SOY LOS 10 ASESINADOS POR IRON MOUNTAIN, LA EMPRESA ADMIRADA Y PREMIADA POR MAURICIO MACRI".
Cuando la organicen avisame, así pongo cara de enojado y mientras tanto estudio la forma en que Cristina podría estar complicada en este múltiple asesinato.

ram dijo...

La bendita idea del "daño colateral" es muy simpática desde sunacimiento, desde que la milicada yanqui necesitaba referirse a las innumerables bajas civiles, inocentes, desarmadas que - literalmente - hacían mierda en sus bombardeos de alta, baja o media tecnología, en sus correrías por el mundo, sembrando "paz y democracia".
Claro, daño colateral suena mejor que crimen alevoso, que víctima/persona descartable, insignificante...
Esta empresa es yanqui, del amigazo singer (entre otros de su misma calaña) y, ya sabemos, los negocios blancos, negros y grises de esas empresas a las que les interesa el país - del norte, claro - tienen que hacerse como sea y, por supuesto, si hay que quemar se quema y si aparecen unos tipos queriendo jugar a los bomberos; bueno, seamos serios, sson ellos los que tienen que hacerse cargo del riesgo de ser un "daño colateral".... el buen clima de negocios es sagrado y no hay que meterse. Mirar y callar o alterarse en intragables, o sea, colateral portador sano, la única ruta buena.
Y usted, Tilo, no sea ingenuo, si se van a poner una remera no va a ser la que usted quisiera, será una de JE SUIS IRON MOUNTAIN, jugar a los bomberos es cosa de chicos, la buena gente ya está crecidita, ¿no le vió la carita de abuelito tierno al amigazo singer?, usted cree que le gusta amasijar bomberos?, no, es culpa de ellos, de meterse sin permiso a estorbar el incendio/negocio...