sábado, 31 de enero de 2015

Nada es casual en comunicación política


Los spot donde Sergio Massa intenta adaptar de manera forzada y calculada su forma de hablar para supuestamente "llegar" mejor a los argentinos de distintas provincias fueron subidos a Youtube el 17 de diciembre pasado. Da la impresión, entonces, que su inusitada promoción en la semana que pasó ha formado parte de un plan de reinstalación del candidato. Pareciera que a la usanza del Aikido la idea fue utilizar la fuerza del kirchnerismo en las redes sociales para colocar en un primer plano de menciones a Sergio Massa, sabiendo que los sectores que lo aborrecen y por ende jamás lo votarán se encargarían de viralizar su figura a más no poder de modo que llegue a ser visualizada por ese famoso tercer sector muy poco interesado en los asuntos políticos.

Por supuesto que el costo pareciera ser altísimo ya que deja a Massa en una posición verdaderamente triste. Pero esto es comunicación política, terreno donde muchas cosas aparentemente ilógicas suceden y seguirán sucediendo en este 2015.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo pensé lo mismo pero me respondí a mi mismo que no podia haber gente tan naba
Eduardo

MUMI dijo...

me encanta que massita haga estos papelones, no conozco a nadie que no se haya reido toda la semana con los spots de este mamarracho

Oscar Cuervo dijo...

Sería una jugada de alcance corto. Las menciones en las redes sociales es un campo en el que se disputa con Julian Serrano, Justin Bieber, #SoyFelizCuando y #LaMejorColaDeCombate. No creo que en ese campo Massa pueda reducir su mayor déficit, que es la carencia de un armado territorial.

Alfre dijo...

Para mi las dos cosas: no pueden ser tan nabos -viralizar, pero no reparar en que viralizan que su candidato es un nabo a cuerda- pero a la vez no creo que sean tan vivos: pensar aunque sea una sola jugada más adelante no es lo suyo.

Yo diría que lo que puede dar a veces la "apariencia" de una estrategia "sutil", es en realidad todo lo contrario: la mirada corta, apostar todo al efecto inmediato y "seguro", yendo a los tumbos entre subirse a cualquier bondi que la coyuntura mediática plantée. O como en este caso intentar armar un spot con "llegada", no importa con qué ni cómo, ni si encaja o no con alguna estrategia general. Si uno intenta ver alguna lógica en ese caos, no le queda otra que suponer que de haber una, tendría que ser una lógica muy, muy, pero muy sutil. Pero yo aplicaría la navaja de Occam: simplemente no hay lógica. Son así de nabos.

Y a los voceros del massismo no les queda otra que adaptarse a justificar y "razonar" a posteriori lo que sea que hayan ideado los jefes publicistas de campaña para su candidato esa semana.

Es como ver un luchador de kung fu a los tumbos y creer que es un "drunken master". Pero no, la verdad es que está borracho nomás. Si, los discipulos avergonzados de su "maestro" van a intentar hacerte creer otra cosa, pero que querés, no les queda otra. Un poco de lástima hay que tenerles, pobres.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez