Entrada destacada

Se puede porque se debe

sábado, 13 de septiembre de 2014

La Cámpora, al Máximo


No se puede estimar cuánto incidirá esta aparición de Máximo Kirchner en el escenario político, pero seguramente habrá que incorporar a un jugador con mucho peso de ahora en adelante en la esfera pública ( ya es un operador de fuste tras bambalinas).  En lo emocional, me pegó fuerte el parecido con su padre en muchos gestos y tonos. 

Y no lo van a admitir, pero las canchas repletas como la de Ferro con el Evita hace menos de un mes y esta del bicho reventando inciden en el tablero político. La primera reacción en las redes es de mucho festejo en el campo oficialista y de indisimulable preocupación en el archipiélago opositor: al turco Asís, por caso, lo salieron a matar porque intentó realizar un análisis político serio del suceso.



En los medios hegemónicos, en tanto, se percibió cierto desconcierto y Clarín salió por el lado del reflejo reeleccionista


Seguramente sobrevendrán lecturas del suceso diciendo que estos actos son expresiones de aparatos que no expresan directamente el ánimo popular pero si algo las palabras no podrán evitar es la sensación de que ha ingresado a la cancha un jugador que no pasará desapercibido. Luego iremos viendo cuánto juego tiene, pero si de algo no hay dudas es que en Argentinos Juniors hubo un punto de inflexión importante.

9 comentarios:

tatincito dijo...

Gerardo: considero que es una clara señal de como va a jugar el kirchnerismo de ahora en adelante de cara a las presidenciales del 2015:

A fondo.

Algo a cambiado en el país, y es muy hermoso y esperanzador.

Un abrazo.


Edgardo dijo...

Hermoso texto de un devoto de la monarquía.
No se le conoce mas mérito al dichoso Máximo que la herencia.
Los lacayos entran en éxtasis.

Anónimo dijo...

gerardo, impresionante el parecido con el padre. ojalá tenga vuelo propio, pinta que tiene con qué.

cuándo colgará el vermucito de ayer?

gracias y saludos.

ram dijo...

Bueno, después de tanto repetir las sabias palabras del filósofo kelper lanata acerca del "boludo grande", es si se quiere natural que se hayan sorprendido con que efectivamente es grande pero no parece boludo, habla como si fuera hijo del tuerto y la yegua, tiene el mismo apellido y, para colmo, una pila tremenda de cooptados, feligreses, devotos, compinches y demás (des)calificativos disponbles... un panorama, por lo menos, feo para el mamarrache opositor; claro, no es lo mismo ser campeones en un estudio de tele que llenar un estadio, una tribuna, una tribunita, un ascensor o, válgame diosito!, una urna.
Y el "boludo grande" los jodió y hasta se dió el gusto de chucearles el cagazo básico que le tienen a la mamá del boludo grande, a los votos que la re-re-elegirían y a la distancia sideral (política, pero no solamente) que les saca, de a uno o de a todos juntos.
El boludo grande larga la playstation, y cuál viene a ser el futuro del republicanismo impoluto?, los muñequitos de playmobil, huguito, luisito, mañetito, el coti, las moby dick barbuda y platinada.... lo mejor de cada casa, claro.
Fin de ciclo que no quiere llegar, che....

Fernando Pedroza dijo...

Es alucinante como le gusta la herencia, como dice Edgardo.
El "parecido", aunque no se sepa nada cabal sobre su inteligencia política. El clon.
Las dinastías en el poder parecen conmover al progre hasta el pipí.
Mas aún cuando tiene uniforme militar, caso Chavez, Maduro, Castro.
Nada de civiles elegido en internas partidiaria, porque eso es un alarde de la burguesía librepensadora.
La disnatía, esa forma arcaica, los conmueve.
En torno a esa figura, les recuerdo que fuimos gobernados por un señor que hacía magia negra y hablaba con los muertos, por una copera en pañales para adultos. Todo muy democrático y productivo.
Gracias por tanta civilidad.

Gerardo Fernández dijo...

Muy pero muy exaltado el trollaje. Señal que vamos bien

Anónimo dijo...

es tal cual Gerardo, la realidad se emperra en no darles la razón y no se pudre todo y nada estalla por los aires, entonces la vieja decrépita se exaspera, Luisito el trabajador se saca, y los boludos que comentan más arriba hablan de monarquía, porqué no estudian un poco? seguro que cuando hicieron la primaria no había aplazos
fernandobbca

Anónimo dijo...

Gerardo, yo suelo denostar como el que más a los trolls que me estorban para leer los comentarios... pero cómo me gusta cuando aparecen así y sangran por la herida!

A mi me sorprendió que hablara Máximo, pero no que hablara así. Me parece que siendo parte original del armado de La Cámpora no puede ser de otra manera. Que sea un tipo reservado no quita que hace mucho que está en política... o alguien se creyó la tapa de Noticias con el Máximo que no era, lo del jugador de play o lo que sea?
Y sí, en algunos gestos y en algunos rasgos y hasta en algunas pronunciaciones recuerda tanto a Nestor que a un viejo chocho como yo se le pianta un lagrimón.

Veremos cómo sigue la cosa, pero que sigue, sigue. Eso es lo que molesta parece. Landran Sancho, señal que somos perros no?

Saludos
Ladislao

Anónimo dijo...

Ah, otra cosa que me olvidaba. Notaron cómo reciclan los trolls la terminología? Hablan de "monarquía", "reina", etc. Pero el mismo Máximo dijo que les asusta pero Cristina no querría.

Si supieran leer y buscar información los trolls podrían ser peligrosos. Pero por ahora por suerte les da sólo para ser lectores acríticos de Clarín.

Saludos
Ladislao