Entrada destacada

A veces el otro no tiene la culpa de todo

martes, 17 de junio de 2014

No estamos discutiendo sólo de los Buitres



La década del 90 fue peor que la dictadura en términos del lavado de cerebro de buena parte de la sociedad argentina. En esos años de feroz hegemonía de "los mercados" donde sólo se buscaban "buenos administradores" porque "administrar el país se asemejaba a administrar una empresa", la gran derrota fue que los postulados políticos e ideológicos de los sectores concentrados del poder económico se transformaron en sentido común de buena parte de la población. No quedaron casi vestigios de la lógica norte dominante - sur dependiente y al perder ese eje, el análisis político quedó encorsetado dentro de una lógica según la cual lo importante es ver cómo nos enganchamos como furgón de cola a las corrientes dominantes, que naturalmente estarán ligadas a Estados Unidos y Europa. Toda posibilidad de proyectarse por fuera de ese diseño será atacada sin piedad, sean los BRICS o cualquier otro diseño sur-sur para proyectar desarrollo.

Las reacciones que hoy observamos de los voceros del establishment parecen atacar supuestas ineficiencias de manejo del gobierno en lo referido a la deuda externa pero en verdad apuntan a impugnar de la manera más recia posible su decisión estratégica de buscar una solución a ese cepo por fuera de los carriles conocidos que además, como se sabe, no garantizan una solución sino la continuidad en el tiempo de un plan de sometimiento. Es que al rematar soberanía, como tan bien lo explica acá Zaiat, se condenó al país a cumplir reglas de juego que más tarde o más temprano terminarían perjudicándolo. La verdad es que tuvimos que estar muy dormidos para llegar a imaginar que la justicia de los Estados Unidos avalara o al menos le diera algún oxígeno a un país que había osado solucionar sus problemas de endeudamiento por una vía que a fuerza de creatividad conformó nada menos que al 93 % de los acreedores y que por ende se transformaría en el modelo a seguir por todos los países en situaciones parecidas a la suya, empezando nada menos que por naciones de Europa. Desde este punto de vista resultan de absoluta lógica tanto los fallos de Griesa como la respuesta de la corte suprema estadounidense: al fin y al cabo hay una estructura que no conviene alterar porque se les puede ir todo al mismísimo diablo y no iban a permitir que la solución argentina al problema de la deuda se expandiese como reguero de pólvora.

No hay que retornar a un antiimperialismo vintage y meramente declamatorio pero sí se impone recordar que hay una lógica de control que sigue funcionando. Que las políticas de endeudamiento propiciadas en los setenta tuvieron como objetivo transformarse en la nueva forma de dominación de los países periféricos y que en Argentina, los mismos sectores que gestionaron el endeudamiento y las sucesivas renegociaciones son los que hoy pontifican y recomiendan agachar la cabeza y pagar. Pero también hay que defender conceptualmente la política de desendeudamiento desplegada por nuestro gobierno por la sencilla razón de que es la respuesta más inteligente y sensata al problema de la deuda y por eso cosechó un 93% de adhesión entre los acreedores. Ese 7% restante, el fenómeno buitre, es nada menos que el barrabravismo del capitalismo financiero internacional que aprieta a como dé lugar con tal de que nadie saque los pies del plato. Por eso es que no se trata sólo de negociar y ver si se paga, cómo y de qué manera, sino de aprovechar la coyuntura para modelar una alianza política que imponga un nuevo diseño al problema de la deuda en todos los países afectados.

Los noventa nos hicieron olvidar muchas cosas y las fuerzas políticas populares también cayeron en esa trampa: se dejó de hablar de ciertas cosas, por eso el Chino Navarro a veces suena extemporáneo al discurso del cable cuando habla de "grupos económicos". Hay que volver a entender que la lógica "liberación o dependencia" sigue vigente, aunque muy bien disimulada (al punto que hasta a mí me suena raro tipearla)  pero fundamentalmente hay que recordar que la Argentina postrada y mansa ha sido un gran negocio para esos pocos que se llenaron de plata y propiedades, corrompieron gobiernos, propiciaron golpes de estado y en estrecha alianza con las potencias y corporaciones dominantes sacaron grandes tajadas para sí mientras hundían a las mayorías populares.

Nuestra historia reconoce fuertes crisis políticas/económicas cada 10 años. Ese ha sido el reaseguro de los de arriba para aumentar de prepo su poder en todos los órdenes: las crisis siempre les han sido funcionales. Ahora apuestan a lo mismo. Luego de su propia impericia para manejar los destinos del país cuando lo tuvieron a disposición entre 1989 y 2001 y lo dejaron en llamas (porque no saben gobernar para el conjunto sino succionar para sus arcas) el pueblo argentino se dio un gobierno que buscó dar una respuesta racional al desastre generado por "los mercados". Pero cometió el error de ir más lejos de lo permitido y eso se paga carísimo...

Todas esas cuestiones deben ser pensadas hoy, porque estamos discutiendo algunas cosas más que la deuda externa...




5 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

El tema no son solo los buitres que pican desde afuera sino los gusanos que nos carcomen de adentro

Flavio dijo...

Lo felicito, muy buen análisis

ram dijo...

Hubo un tiempo en que el kirchnerismo hablaba de fomentar la autoestima, que es, creo, lo que primero se intenta desarmar con estas situaciones.
Si se arregló satisfactoriamente con el 93%, el cuento del "mal manejo" 0 "improvisación" es sencillamente basura de malísima leche; vamos, el 1% de los buitres es más que el 93%, desecuándo?, desde ayer?.
Es más de lo mismo, el efecto "disciplinar al que se porta mal", pero no estaría mal pensar un poquito, ¿es realmente un "triunfo" ésto, lo del buitrerío?, el 1 % de la deuda argentina supone que el dólar está más lejos o más cerca de ser tirado a la basura como divisa de intercambio?, ¿qué es el BRICS?, hay dos paisitos ahí - China y Rusia - que se van a sacar el dólar de encima, mañana, pasado, pero va a pasar; la economía yanqui, los yanquis colgados del pincel, alguna vez despertarán y ni la mamá ni la abuela de griesa van a ser bien recordadas....
Como decía el querido John Lennon; "pensarán que soy un soñador...", pero a mí me gusta la idea de que mi Argentina, así, cagada como está, sea un grano en el tujes y un augurio de mayores cantidades en esa griesaland que acumulará millones pero también odios, y ésos mucho más numerosos y menos virtuales que aquellos.
Pasó lo que era esperable que pase, pero la escala del daño es mayor afuera que adentro del "país de mierda" que desprecia el multidespreciable lanata.
Más problemas. Vaya novedad, no?, si no había....

Tilo, 73 años dijo...

Durante esta más que virtuosa década, de recuperación, de reinvidicación, se contó con algún viento de cola pero con constantes tormentas de frente, provocadas en su mayor parte por los buitres de adentro.

"... El Consejo para las Américas estaba reunido en Washington cuando el lunes 28 se hacían los últimos cómputos provisionales de las elecciones. Es un cuerpo que congrega a cuantos tienen en los Estados Unidos una opinión de peso que elaborar, tanto en el campo político como empresarial, sobre los temas continentales. Desde Colin Powell a David Rockefeller...
Primero, se dijeron que Kirchner sería el próximo presidente. Segundo, que los argentinos habían resuelto darse un gobierno débil.
.....Sin embargo, la situación es tal que vale la pena registrarla: la Argentina ha resuelto darse gobierno por un año." José C. Escribano - 15/05/2003.

Así comenzó la historieta opositora, especialmente a la Argentina como Patria y a todos nosotros como ciudadanos.

A respaldar las decisiones de NUESTRO GOBIERNO, a como de lugar.

Saludos

Tilo, 73 años dijo...

"... El Consejo para las Américas estaba reunido en Washington cuando el lunes 28 se hacían los últimos cómputos provisionales de las elecciones. Es un cuerpo que congrega a cuantos tienen en los Estados Unidos una opinión de peso que elaborar, tanto en el campo político como empresarial, sobre los temas continentales. Desde Colin Powell a David Rockefeller.... Primero, se dijeron que Kirchner sería el próximo presidente. Segundo, que los argentinos habían resuelto darse un gobierno débil... Sin embargo, la situación es tal que vale la pena registrarla: la Argentina ha resuelto darse gobierno por un año." José C. Escribano - 15/05/2003.

Esta fue la "bienvenida" que recibió el gobierno nacional y popular.

La lucha y los esfuerzos efectuados a partir de 2003 para reconstruir y volver a poner en pie a nuestro país, acordar la reducción y hacer viable el pago de la "deuda eterna", hasta este último palo en la rueda por parte del juez neoyorkino de los buitres, son parte del famoso viento de cola del que gozamos.

Y como vemos en el primer párrafo, los caranchos de adentro son más temibles y taimados que los de afuera.

A respaldar a nuestra Presidenta en esta nueva prueba a la que nos someten los HDRMP "a quienes les interesa el país".

Saludos