Ir al contenido principal

Hacé tu vida que nosotros pensamos por vos...


La inseguridad y el narcotráfico eran, por lejos, los problemas más acuciantes del país. Resulta que ayer se realizó un operativo contra el narco en Rosario de características inusuales por el despliegue y la cantidad de efectivos movilizados pero fue ignorado en las portadas de Clarín y La Nacion, incluso este último diario ni siquiera lo aborda en sus páginas interiores. Hoy no sólo no ha habido inseguridad, linchamientos ni "blue" sino que un paro del transporte es relatado como una gran huelga nacional.

Si hasta en medio de tanto dislate, un periodista en off de TN llega a mandarse el blooper de llamar "vecinos" a quienes se disponen a cortar la autopista Illia...


Decíamos días pasados en este post irónico que el adelantamiento de las elecciones era inexorable, apuntando a cómo se construye cotidianamente lo que Leopoldo Moreau define muy certeramente como "la agenda del círculo rojo" y hoy tenemos sobrados elementos para ratificarlo: la forma obscena en que los intereses editoriales de los medios hegemónicos linchan cotidianamente a la información es definitivamente grave y su impacto social nunca podrá ser positivo. La verdad es que es muy difícil entrever cómo procesa diariamente la sociedad tanta operación y tanta distorsión de la realidad. Es uno de esos misterios para los cuáles casi no tenemos un marco teórico en el cual recostarnos.

Una primera aproximación al tema nos muestra que el martilleo constante sobre temas como inseguridad logran reacciones de un nivel de salvajismo como los que hemos visto en los últimos días. También hemos comprobado cómo se ha convencido a mucha gente de que el nuevo texto del Código Penal dice lo que en realidad no está escrito en ningún lado y muy probablemente mañana se quiera hacer creer que los trabajadores que tuvieron que quedarse en su casa por no tener transporte, de alguna u otra manera se adhirieron al paro, como bien lo dijo Luis Majul.



El objetivo de tanta vehemencia mediática no es otro que dar batalla contra la posibilidad de que cada persona piense y elabore por sí misma un diagnóstico de la realidad que vive. El sistema Clarín logró durante décadas ser la agenda de anchas franjas de argentinos y ahora batalla minuto a minuto por no perder esa suerte de tutela sobre la conciencia política del pueblo sin trepidar en echar mano a cualquier tipo de recursos. Aquella idea de "Estás en casa" (con "la tele") sigue más vigente que nunca: hacé tu vida que nosotros pensamos por vos y minuto a minuto en los zócalos te vamos indicando en qué tenés que pensar...

Comentarios

La "tercerizacion" del pensamiento, a la que algunos exquisitos denominan "Outsourcing"...
jfc dijo…
estos ¿no pararon?

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10152324379129894&set=a.35169739893.41515.750629893&type=1&theater&notif_t=photo_reply
oti dijo…
A mi lo que me está preocupando mucho, Gerardo, es que el establishment, al no poder conseguir por los procedimientos normales de la democracia, el "cambio de régimen", van a dar cobertura a la acción directa desestabilizadora, aunque revestida de "legitimidad" ante la opinión pública.

Y hay no pocos que se van a prender en esa, desde la derecha como desde la izquierda supuestamente más "conciente".

Lo cual puede generar manifestaciones de violencia social y que tengan buena prensa.

Esta no es una estrategia de meros actores locales del establishment, sino que se sienten acompañados por los globales.

En la medida que no hay candidatos serios que puedan discontinuar el rumbo en 2015, esos actores van a pensar cada vez más en la acción directa que cambie la situación de hecho, no de derecho.

Y el mejor escenario que tienen para eso es jaquear al gobierno para que parezca que estalle desde adentro, por su supuesta ineficacia en darse políticas para resolver los problemas de inflación e inseguridad.

Pero no van a cejar en el intento de encontrar y suscitar alguna oposición "social" para que la acción directa parezca legitimada.

En tal contexto, el gobierno debe andar con pies de plomo y no pisar nunca el palito que lo ponga en el lugar que esa estrategia quiere.

Yo creo que el gobierno debe profundizar el programa de viviendas para las clases medias bajas y populares y debe acelerar el paso para la modernización y reconstrucción del sistema ferroviario. No tiene que confiar en ningún piloto automático, ni en ningún mercado ni en la recomposición de las reservas y del saldo comercial. Debe seguir produciendo políticas, como la del subsidio a los jóvenes y debe seguir operando sobre la economía real para mantener las perspectivas de progreso en nuestra sociedad, sobre todo en nuestra juventud humilde.

Dada la estrategia del enemigo, podría ser necesario empezar a pensar en un gran Frente Nacional para el 2015.
Daniel dijo…
No sabía que los titulares de Clarín los escribe la gente del Partido Obrero.
Que tiempos estos...
Nando Bonatto dijo…
El mayor operativo contra el narco en Rosario ocultado por la movida reaccionaria guarimbera vivida en el dia de ayer

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria