martes, 18 de febrero de 2014

¡Ley de medios ya!


Quien creyó que Clarín dejaba de existir cuando estuviera plenamente vigente la ley de medios le erró fiero el vizcachazo. El desliz fue suponer la ley y sus alcances en lugar de leerla y a partir de ahí entender conceptualmente el escenario. Esto hizo que mucha gente empezara a imaginar que porque hubiera una nueva legislación acabaría la capacidad del dispositivo mediático neoliberal de seguir operando.
Y viene a cuento porque flota cierta decepción en algunos ambientes que al ver que, por ejemplo, la Unidad 1 de las seis en que propuso subdividirse Clarín conservará nada menos que Canal 13, TN y Radio Mitre, entre otras frecuencias se preguntan ¿Para esto se quería una nueva ley de medios?
Lo central es entender que el proceso de adecuación será muchísimo más largo que lo que la mayoría supone, que surgirán apelaciones, marchas y contramarchas y que bajo ningún aspecto estará concretado antes del 10 de diciembre de 2015. Pero más importante aún es pensar en cómo se hace, ahora que la ley está vigente (y lo viene estando desde muchos antes de octubre/2013) para llevar a la práctica varias consignas que se sintetizan en “democratizar la palabra”.
Completo, acá


No hay comentarios.:

Entrada destacada

LA FOTO QUE TANTO NOS GUSTÓ NOS TIENE QUE GUIAR