lunes, 21 de octubre de 2013

Sobre el gordo Casero

Esto lo escribió Carlos Balmaceda en su Facebook
http://s.shr.lc/19npITu


Casero dice que no hay que mentirles a los pibes. Y a continuación manda una de fruta que ni te cuento. Con lo cual, varios pibes de por acá, pibes inteligentes que conozco pero que no tienen formación política, le creen. Una pena. Por las dudas, y ya que cuesta tanto leer y formarse en estos tiempos de Facebook y Twitter:

1) Casero hace mucho tiempo que mostró que es una persona de la derecha más reaccionaria. Por lo menos seis años que Barcelona publicaba pies de página diciendo "¿vio qué facho resultó Casero?"

2) Como sigue manteniendo su postura de loquito iconoclasta y antisistema y un discurso invertebrado en el que los sonidos cuentan más que los inexistentes conceptos, algún pibe todavía se deja seducir. Porque es fácil, porque en el reino de la imagen este gordo chanta parece lo que no es, y porque en el fondo, pasaron las generaciones pero el miedo a comprometerse con cualquier tipo de idea y militancia, todavía sigue pesando, y entonces un slogan suele tener más suerte que un concepto, por todo eso, sólo por todo eso, todavía puede hacer pasar gato por liebre.

3) Aunque el kirchnerismo no existiera, Casero seguiría siendo el mismo reaccionario chantún. Es más, de hecho, en los '90, personajes como Manhattan Ruiz, el periodista que parodiaba a Gelblung o el productor garca parecían contestatarios por la misma razón por la que Lanata parecía contestatario y progresista. Con Menem cualquiera podía pasar por tal. Pero ahora es mucho más difícil pasar por progre. Y los dos gordos chantas lo saben.

4) Casero hizo su último intento humorístico hace más de 10 años, dos programas que no duraron más de una o dos emisiones. Como cómico, Casero está muerto. Cuando se ha querido subir a un escenario para agradecer por algún premio, y lo hizo con ese estilo balbuceante y pretendidamente gracioso, dejó boquiabierta a la audiencia y no por la admiración, precisamente.

5) Es tan la réplica actoral de Lanata, que en su inconmensurable ego el tipo organizaba una suerte de campamentos con boludos que pagaban fortunas en una mezcla de entrenamiento chamánico y actoral.

6) El recorrido de un cómico que deja de serlo por ausencia de ideas, de principios, en definitiva, de proyecto, es interesante y aleccionador. Hubo en la historia cómicos de derecha, hubo cómicos que optaron por un discurso más progresista y hasta revolucionario (en distintos registros, desde un Cantinflas hasta un Bill Hicks) hubo cómicos maravillosos cuyo estilo pasó de moda (un Pepe Iglesias, por ejemplo) pero nunca dejaron de ser cómicos. Casero, sin optar por ser un actor "serio" fue despedido del paraíso del humor posiblemente por quedarse sin una tesis cómica (eso que algunos venimos advirtiendo a los que quieren hacer stand up como Micky Vainilla, "sólo para divertirme").

7) Fue producto de una época, los '90, con el Parakultural, donde ese estilo humorístico hacía buena conexión con el espectador medio de entonces, lúdico, improvisado, un lenguaje que en algún momento mutó en otras cosas, pero después no evolucionó, no pulió su oficio (un oficio que necesita del auxilio permanente de una ideología, se exprese del modo en que se exprese) y entonces se esfumó. No es el único caso, Alberti pasó por algo similar, y no es casual el resentimiento de ambos con un tipo que sí hizo el proceso de mejorar, investigar, buscarse: Diego Capusotto. Me guste o no lo que piensa, su estilo es posible gracias a un soporte ideológico y olvídense aquí que sea o no peronista.

8) Casero dice que él pasó otras dictaduras, tomándose de una frase de Cabandié ("yo me banqué la dictadura") desafortunada, que soy el primero en criticar, pero a su vez cae en otra desmesura, la de suponer que por una casualidad generacional lo asisten a él otros privilegios (al fin, termina diciendo lo mismo "yo me banqué la dictadura de Onganía, yo me banqué el proceso"). Lo cual, además de ser una desmesura, es una mentira. Se la bancó como cualquier contemporáneo suyo, y lo digo porque lo soy. Como ciudadano, no como militante. Ahora, curiosamente, el tipo no dice que se bancó al menemismo, que en cierta forma fue la continuidad del Proceso. No es casual. Después acomete con una serie de barrabasadas, como decir que "Me acuerdo dónde me agarró el año 76. Mirá que en la triple A no había socialistas democráticos: eran peronistas. Hay que sacarse la careta. La gente no quería a Isabel Perón. Pedían a los militares. Era gente de mierda". Y aquí, abiertamente, e incluso en lo encarajinado de su parloterío, larga algo que es profundamente reaccionario: le echa el fardo al peronismo en general de la represión de la triple A, sin aclarar (o sin saber, concedámosle que el tipo puede ser más ignorante o estúpido de lo que suponemos) que las principales víctimas fueron peronistas.

9) A mí no deja de sorprenderme que un chanta de estas características se ponga melodramático y diga "Estamos viviendo coaccionados y miedosos y yo no me lo voy a permitir. Caigan con todo. Voy a seguir hablando". ¿Quién vive coaccionado? A esa misma hora, en TN hicieron un programa con Massa, mientras en América, Majul tenía a Pino Solanas, Fernanda Reyes (UNEN), Michetti, la madre de una víctima de la tragedia del Once (la verdadera, la que de todos modos aún no sabemos de qué se trató), el Pollo Sobrero y... Massa. En Hora Clave, un procesado por espionaje, servicio de inteligencia y operador político de la derecha, Tata Yofre, reinvindicaba a los genocidas, en tanto una ley sancionada por ambas cámaras duerme el sueño de los justos desde hace 4 años. ¿Quién puede tener miedo? "Caigan con todo. Voy a seguir hablando" ¿Para decir qué, gordo chantún?

10) Lo que sí me sorprende y me entristece es que varios pibes se la crean al garca este, justamente cuando dice "están confundiendo a los más jóvenes", y hace todo lo posible por confundirlos. En fin, sin la esperanza de ser leído por esos pibes, con la certeza de que más de dos líneas son una molestia (y que escuchar al gordo garca este, de palabra tan facilonga es un ejercicio muy fácil), pero con la manía de desmenuzarlo todo y argumentar, esa que decidí hace mucho tiempo como estilo de vida, les dejo esto.

PD.: sería maravilloso un debate Capusotto Casero hablando de arte y política para ver cómo lo destruye en diez minutos.

38 comentarios:

Oscar dijo...

Casero estuvo impecable. Es la proimera vez que se lo escuchó coherente y serio. Le sacó la careta a la payadada Kimpostada kirchnerista.
Se mantiene lúcido.

Anónimo dijo...

Tan pero tan fácil era ser progre y criticar a Menem en los 90, que los K lo llamaron el mejor presidente de la historia.

Marche otro sapo para la mesa 3...

Sebastián Lalaurette dijo...

Es automático: aparece un tipo en cualquier parte criticando al gobierno y ya sale la pandilla oficialista a buscarle suciedades, ineptitudes, dobleces. Pero al menos con otros (Sarlo, ponele) encontraban asideros válidos para cuestionar.

Acá se nos propone desde el principio una enumeración de formas en que Casero manda fruta y sigue una lista de diez puntos, de los cuales ninguno realiza lo prometido (salvo tal vez, opinablemente y cerrando un ojo y entrecerrando el otro, el octavo).

El resto es diatriba contra el humor de Casero, contra su capacidad o incapacidad, contra la imagen que construyó. Todas críticas válidas (a lo mejor), pero que no muestran que lo que dijo Casero anoche, que es de lo que supuestamente nos estamos ocupando, haya sido un producto de verdulería. En efecto, el único que manda fruta acá es Balmaceda, que entrega una lista que no es, y que promete argumentos que apuntan a una conclusión y entrega una serie de blandas consideraciones de nula relación con el punto.

Después se quejan de que no los toman en serio.

ProfeSoy dijo...

ok, coincido...pero sabes cual es el problema? que cuando tenemos un micrófono a mano de estas cosas NOS OLVIDAMOS!!! ESTAMOS FLOJOS EN COMUNICACIÓN....y también va para vos Gerardo, escribís muy bien en el blog, hablas muy bien en el "vermucito", PERO cuando tenes algún otro micrófono adelante, haces una defensa MUY TIBIA y te diría que hasta con miedo. Todavía me duele verte en TN hablando sobre la entrevista de Cristina.

Nando Bonatto dijo...

suscribo, y da mas bronca porque Casero no es un tipo al que le falten nueronas, pero que se pongan en el cuerpo de un tipo que nacio en la Esma,su madre fue asesinado al dar a luz a Juan y luego entregado como botin de guerra a un represor
despues charlamos

GrouchoMarx dijo...

En el punto 8) de la nota de Balmaceda, comete un error bastante grosero al poner en boca, o dedos de casero la frase "yo me banqué la dictadura de Onganía, yo me banqué el proceso"
El polémico twit dice, textual " Yo me banqué la dictadura de Onganía, me banqué a Lanusse, a Levingston, a Cámpora, a Isabel Martínez de Perón, a López Rega, a Menem.”
El tipo se BANCÓ a Cámpora, a Isabel y a Menem. Pero parece que habrá disfrutado de los democráticos gobiernos de Videla, Viola, Galtieri y Bignone.
Porque, curiosamente, se los saltea.
¿Un fallido?

Lucas dijo...

Todo lo que quieras, Nando Bonatto. Pero ese pasado trágico no habilita a usarlo como argumentación para zafar de una multa. Eso evidencia una creencia mesiánica mas profunda, que es lo que se desbarata avhora. El kirchnerismo arruinó tres décadas de lucha por los DDHH. Cabandié es la muestra cabal de esa manipulación inútil.

hector dijo...

Casero perdio el tren,cuando trabajaron juntos, fue un severo critico de Capusotto, y hoy es un parodia de si mismo. No se puede vivir mas de 20 años robando con lo mismo, y pretender obtener la misma trascendencia. Es igual que el otro que todavía siguen haciendo de mujer como máximo acto creativo.

Daniel dijo...

Me encantó lo de: -"pandilla oficialista", Lalaurette, a nivel de un conservador de aquellos de la década del '30.

Roque dijo...

Tanto en política como en la farándula, si querés triunfar tenés que mover el amperímetro. A Casero no lo conozco como para opinar sobre su ideología o sobre su profesión o arte, pero me da la sensación de que nunca fué una figura relevante en la TV. Estoy de acuerdo con Balmaceda en diferenciarlo de Capusotto, Diego es un artista que nació para lo que hace. "si me callan entraré a la clandestinidad" O sea, no se moverá de donde está. Por otro lado decir que este gobierno limita la libertad de expresión, o tambien, que malversó la lucha por los DD HH...esteee. Bien.

Anónimo dijo...

Lucas:

Si ves el video capaz que te enterás de que no usó su pasado trágico para zafar de una multa. Y si el comentario estuvo fuera de lugar, tampoco lo habilita a Casero a hacerse más la víctima.

MUMI dijo...

el exito de capusotto al gordo este lo lleno de envidia, quedo en evidencia que el genio era y es c apusotto, tan simple como eso, todo lo demas es verso, ademas, se le entiende poco,porque se hace lo que no es, pero es un chanta mas y de talento cero.aguante capusotto!!

GrouchoMarx dijo...

Lucas, ¿me podés explicar en qué momento Cabandié pretendió “zafar de la multa”.
Digo, porque de la reiterada difusión de los distintos videos, es claro que la discusión era sobre la intención de la inspectora de retener el vehículo, algo que no correspondía.
El resto fue tergiversación y mala leche de los carroñeros de siempre
Y tres décadas de lucha por los DDHH lo arruina más una insulsa discusión de tránsito que Fernandez Meijide ande a los besos con Cecilia Pando o Morandini sea vocera de los apropiadores de Papel prensa.

Anónimo dijo...

Muchachos el gordo este es una mala persona . En Madryn engrampó unos cuantos tipos haciendolos "actores" de una película que el dirigía con guita que otros ponían y al terminarla no le dió un mango a nadie ni a los actores ni a los que lo financiaron (esto fue antes del 2003). Viví en Madryn 27 años y uno de los perjudicados era compañero mio de trabajo. Además es violento con las minas, las maltrata y grita en público (no una vez sino varias) y por último se va sin garpar de las confiterías. O sea un sorete, no de ahora , de toda la vida. Por las dudas soy Oscar Borrajo para que no digan que me amparo en el anonimato.

el rulo dijo...

Balmaceda, quien lo conoce, cualquier bolas opina y es palabra santa, asi esta el país.compren dólares, se acaban

Sebastián Lalaurette dijo...

Daniel, me interesa discutir ideas, no saber si estoy "al nivel de" lo que te parezca. Si lo que digo es cierto, es cierto más allá de que yo sea Gandhi, Hitler o Néstor reencarnado. Y si no, me equivoco, también a pesar de ser quien soy.

Igual, si tenés curiosidad, es muy pero muy fácil saber si soy tan conservador como te parece o no. No tenés más que hacer clic en mi nombre y ver muchas cosas que he escrito antes de comentar acá. En vez de lanzar la devaluación fácil, informate un poquito y después contame.

Carlos Balmaceda dijo...

A ver contextualicemos.
Por empezar, TODO esto parte de una operación política, que a esta altura, después de la "producción hot" de la oficial Mosquera, es demasiado evidente como para que cualquier comentario que tenga al "episodio Cabandié" como punto de partida, pueda ser tenido en cuenta como una opinión aséptica. Ni los tuits de Casero, ni el reportaje radial de Lanata, ni este de anoche lo son.
Casero es buscado y percibido en este contexto por lo que es aún en el imaginario social, una suerte de "espíritu libre", status inercial de aquel cómico que fue y que ya no es.
Desde ahí, estimado Lalaurette, enuncio mi crítica, la posiciono y me posiciono para argumentar. Si usted, dolido por la argumentación que no parece ser su fuerte, cree que esto es "mandar fruta", es un problema suyo (dejemos de lado a los "anónimos" que saltan como un resorte apenas huelen una idea detrás de una crítica y veamos cómo vuelven al corralito de comentaristas de La Nación)
En segundo lugar, no nos olvidemos de los emisores una vez definido el contexto: el reportaje se produce a partir del intercambio de dos tipos, uno, que ha quedado absolutamente desprestigiado después de meses de operaciones y mentiras (ya ni vale la pena hacer la enumeración completa, pero mencionar Seychelles, Carmelo, empresa petrolera de D´elía, dan una idea de su magnitud), y el otro, un actor con contrato fijo con Pol-ka, una productora que estética e ideológicamente responde a un discurso hegemónico muy definido (Lalaurette, no es antojadizo que lo confronte con Capusotto, que no sólo opta por un camino profesional y artístico diametralmente opuesto, sino que produce su propio discurso artístico e ideológico desde una productora independiente que difunde su programa por la TV pública).
De paso, cabe aclarar para los que como Lalaurette hablan de "pandilla" oficialista que sale a buscar "ineptitudes", que esta opinión está expresada desde el lugar de quien conoce el oficio del cómico, sabiendo que hay en él, mucho más que un gracioso. El eje de la crítica "inconsistente" según el operador Lalaurette (por qué no llamarlo así, si él me considera dentro de una "pandilla") parte del personaje que en el imaginario social tiene Casero, que le permite dirigirse a una audiencia joven ("están engañando a los pibes") desde su lugar de humorista que ya no es tal. Es importante definir entonces personaje y contexto (esa jovialidad en el trato con una audiencia determinada, "los pibes", no la puede alegar desde su lugar como "actor serio", un Federico Luppi, por ejemplo).

Carlos Balmaceda dijo...

(viene de antes)
Y ahora sí, vamos al reportaje, ya que a algunos comentaristas les molesta tanto que se argumente uniendo persona, oficio e ideología, determinando así el contexto en que sus dichos se manifiestan.
Un eje de Casero es el latiguillo "crean violencia profunda", en referencia al modo en que la historia se cuenta (si decís una palabra fuera de lugar te colocan al lado de Astiz). Lo dice en el contexto de un programa de televisión que vomita heces sobre la institucionalidad, la investidura presidencial, y que tiene como ícono un dedo mayor levantado. No parece inocente que use ese entrevistador y ese contexto. Pero además, ¿cree Casero de verdad que hay una "pandilla" (diría Lalaurette), o una patrulla ideológica que procede así? Porque lo está diciendo y está trabajando dentro del monopolio informativo que permanentemente juega, destroza, manipula la palabra para generar violencia (¿no lo estaban haciendo durante esas mismas horas hablando de "falla de frenos" cuando los mismos usuarios entrevistados hablaban del "maquinista dormido" en el accidente del Once?)
La pregunta sería ¿Casero nos toma por pelotudos, él lo es o se trata simplemente de un cínico? (de ahí mi interés en señalar, en mi comentario que tan amablemente recogió Gerardo, de su catadura ideológica, que se viene manifestando hace rato de un modo claro).
Sigo puntillosamente la entrevista para que nadie diga que cometí un grosero error y reto a que alguno de los comentaristas del blog me diga si puede entender la metáfora de la oveja que el sujeto con "neuronas" Casero tan sapientemente desarrolla.
Entre los 4 y los 13 minutos, Casero hace un relato de su propia vida y experiencia con las dictadura, el que cualquier contemporáneo, como yo, puede hacer. La única conclusión que saca es su desacuerdo con que "le cuenten 'yo me banqué la dictadura porque era un soldado de Néstor y Cristina' y -que yo sepa- en ese momento sólo había soldados de Perón".
Paremos acá. Para darnos cuenta que lo importante no es Casero, ni Lanata, lo importante es la amalgama de discursos, las distintas focalizaciones de un relato que en ese mismo momento se da en simultáneo y desde otro lugar (Hora Clave, Tata Yofre). Si vamos a ser tan ingenuos en creer que Leis, Sarlo, Yofre, Lanata, Muchnik, no vienen "reescribiendo" la historia, confiando en que un futuro inmediato distinto va a permitir escribir otro pasado, nos pasamos otra vez de ingenuos y de cínicos. Estos dichos de Casero (que pueden ser matizados, compartidos, interpelados) no son inocentes si se los despoja de quién es Casero y dónde y cuándo los está diciendo (de ahí mi post que Gerardo recoge y que molesta a varios comentaristas).
(sigue)

Carlos Balmaceda dijo...

Viene de antes, y termina)
Llegando a los 20 minutos de discurso inconsistente, uno puede ver que lo de Casero, salpicado de su fraseo característico, apunta nada más que a los mismos lugares comunes que puede decir cualquiera, a saber a) Cabandié no puede chapear con su pasado (cosa que hasta se ha discutido dentro de las filas kirchneristas o filokchneristas) y b) no me voy a callar, no tengo miedo, que me manden a la AFIP.
Y ahí entiende uno que la puesta en escena de este discurso tiene que ver con lo que veníamos apuntando: una focalización entre el periodista crítico e incisivo del modelo y un actor con la imagen del iconoclasta cool, conveniente para hablarle a un receptor específico (porque lo que tiene este mensaje es sobre todo, esa dirección: le hablo a los "pibes", digamos, en definitiva, un discurso paternalista pero cercano, de adulto que saca chapa por "haberla vivido" pero sin poner distancia entre el mayor y el menor al que hay que iniciar en el camino de la historia y de la política).
De ahí que uno pretenda, no sé si algunos lo llegaron a entender, de-construir a Casero (usemos el latiguillo que el mismo Casero parece adorar) para que se vea qué hay detrás del muñeco, aunque el muñeco no sea lo importante.
Para terminar, la equiparación entre filiación privada de Casero (el tema de su padre, etc.) y la tragedia social de los hijos apropiados no sólo es una desmesura, es una imbecilidad y una tremenda hijaputez.
Pero no es inocente tampoco. Más allá de que uno también pueda criticar la desmesura de jovencitos y no tanto que digan “me banqué la dictadura” (la prevención, en mi caso, tiene que ver con que se vacíe de contenido un discurso y una historia que tienen el espesor que Lanata y Casero de movida niegan) lo que se está poniendo en juego aquí es la despolitización: frente a un colectivo de pibes que se politizó, que a veces a los tumbos, a veces con soberbia, pero con honestidad y pasión crean otro sujeto histórico, se le antepone un discurso paradigmático, “ejemplar”, el de los hombres maduros que dicen (vean con qué frecuencia Casero cita su edad y se iguala con Lanata) “yo te voy a contar de verdad cómo fueron las cosas, y te vas a dar cuenta por mi propia experiencia personal, que incluye todo un drama con la paternidad y mi condición de hijo que eso es prácticamente igual a lo que pasó con los pibes apropiados con la dictadura. Yo te voy a hacer ver que la historia es una sucesión de episodios y vidas privadas, y no esta épica que te están contando”.

Argentino Estrangeiro dijo...

Sí claro, Capusotto es un genio...hasta que se le ocurra cuestionar al kirchnerismo. A partir de ahí pasará a ser un cipayo golpista queriendo viajar a Miami que extraña a Videla, y que su abuelito comandaba uno de los aviones que bombardeó la Casa Rosada de Perón.

A Julio Grondona no se les ocurrió preguntarle que hacía en la dictadura mientras era el presi de la AFA? Claro, es que para eso hay que esperar a se pelee con Cristina.

Que estrechos que son muchachos...

Guido

Carlos Balmaceda dijo...

(final)
Llegando a los 20 minutos de discurso inconsistente, uno puede ver que lo de Casero, salpicado de su fraseo característico, apunta nada más que a los mismos lugares comunes que puede decir cualquiera, a saber a) Cabandié no puede chapear con su pasado (cosa que hasta se ha discutido dentro de las filas kirchneristas o filokchneristas) y b) no me voy a callar, no tengo miedo, que me manden a la AFIP.
Y ahí entiende uno que la puesta en escena de este discurso tiene que ver con lo que veníamos apuntando: una focalización entre el periodista crítico e incisivo del modelo y un actor con la imagen del iconoclasta cool, conveniente para hablarle a un receptor específico (porque lo que tiene este mensaje es sobre todo, esa dirección: le hablo a los "pibes", digamos, en definitiva, un discurso paternalista pero cercano, de adulto que saca chapa por "haberla vivido" pero sin poner distancia entre el mayor y el menor al que hay que iniciar en el camino de la historia y de la política).
De ahí que uno pretenda, no sé si algunos lo llegaron a entender, de-construir a Casero (usemos el latiguillo que el mismo Casero parece adorar) para que se vea qué hay detrás del muñeco, aunque el muñeco no sea lo importante.
Para terminar, la equiparación entre filiación privada de Casero (el tema de su padre, etc.) y la tragedia social de los hijos apropiados no sólo es una desmesura, es una imbecilidad y una tremenda hijaputez.
Pero no es inocente tampoco. Más allá de que uno también pueda criticar la desmesura de jovencitos y no tanto que digan “me banqué la dictadura” (la prevención, en mi caso, tiene que ver con que se vacíe de contenido un discurso y una historia que tienen el espesor que Lanata y Casero de movida niegan) lo que se está poniendo en juego aquí es la despolitización: frente a un colectivo de pibes que se politizó, que a veces a los tumbos, a veces con soberbia, pero con honestidad y pasión crean otro sujeto histórico, se le antepone un discurso paradigmático, “ejemplar”, el de los hombres maduros que dicen (vean con qué frecuencia Casero cita su edad y se iguala con Lanata) “yo te voy a contar de verdad cómo fueron las cosas, y te vas a dar cuenta por mi propia experiencia personal, que incluye todo un drama con la paternidad y mi condición de hijo que eso es prácticamente igual a lo que pasó con los pibes apropiados con la dictadura. Yo te voy a hacer ver que la historia es una sucesión de episodios y vidas privadas, y no esta épica que te están contando”.

Anónimo dijo...

Tuve el desagrado de conocer a Casero en persona. Es un tipo con grandes inseguridades que lo llevan a comportarse en forma egolatra. No me extrania que Cabandie le caiga mal porque el gordo si vive chapeando. Cuando llego a Madryn iba por el Blvd Brown, levantando a las chicas que iban para la Facu y lo primero que hacia era presentarse como "el comico, seguro que me viste en..." (en ese momento era menos conocido. Un tipo muy desagradable.




GrouchoMarx dijo...

Estimado Don Balmaceda:
Quizás estuve algo excesivo en lo de “grosero error”. Pero me llama, poderosamente, la atención que en todos los lugares que criticaron el famoso twit del gordo casero hayan omitido el salteo que hace el tipo de la dictadura.
No creo que sea un fallido.
Y menos en el contexto en que lo expresó.
Por otra parte y, salvo por ese detalle, coincido plenamente con la nota original. Saludetes.

Anónimo dijo...

Casero hace todo lo posible para que Del Sel y Gianola no lo dejen afuera del próximo triunviro cultural que tiene armado la dupla Macri-Massa.

Sebastián Lalaurette dijo...

Estimado Balmaceda:

Después de la parrafada en cuatro partes que se mandó, espero que no se moleste si no le respondo punto por punto ahora mismo. Merece mejor lectura que la que puedo dedicarle ahora, ya que estoy por irme a laburar.

Sólo quería aclarar lo de "pandilla" y mostrar por qué no puede hacerse un paralelo con este "operador" que me zampa de buenas a primeras, sin justificativo alguno. A usted también le recomiendo que recorra un poquito mi blog, que ya lleva diez años, a ver si puede identificar a cuenta de quién yo estaría "operando". Es una calificación gratuita y falta de sustento, le puedo asegurar.

La diferencia entre este mote que usted me pone y mi conceptualización de la avanzada mediática/internética kirchnerista como "pandilla" es justamente que esta última no es gratuita. Hay muchos más argumentos para hablar de "pandilla" en este caso que para atribuirme a mí el mote de "operador" (los argumentos en este último caso llegan a cero). Siempre que, por supuesto, se tome el término "pandilla" en un sentido metafórico, acorde con su virtualidad. No quiero sugerir que usted o quienes comentan aquí y en otros blogs "K", o los panelistas de "6 7 8", por ejemplo, salgan a la calle con palos y cadenas para linchar a la gente. No, claro que no. Eso me parece obvio y no debería hacer falta aclararlo.

Pero si pasamos al terreno virtual está claro que la práctica es corriente. Cada vez que una figura pública sale a criticar al kirchnerismo aparecen los militantes a hacer lo que, coloquialmente y específicamente en el periodismo, se denomina "pegarle". Nadie le pega a nadie en forma física, por supuesto: se trata de golpes virtuales, conceptuales, discursivos. De ahí que, extendiendo la analogía, se pueda hablar de "pandilla". Una pandilla es un grupo de gente que sale a pegarle a otro grupo o a un individuo aislado ("patota" es otro término más ajustado a este caso específico). Un grupo de gente que sale a pegar virtualmente, desde los medios tradicionales o a través de los blogs y las redes sociales, es una pandilla o patota virtual.

De manera que sostengo el sustantivo, de una manera que jamás podría usted sostener el suyo.

El resto lo dejo para más tarde porque, como dije antes, merece un tiempo que ahora no tengo.

Buenas tardes.

walter dijo...

Casero ,hace lo posible para terminar en el futuro en una enésima polémica en el bar ,sofovich anota.

Nerd Progre dijo...

"porque en el reino de la imagen este gordo chanta parece lo que no es"

Primera contradiccion, si fuera "el reino de la imagen", se valoraria mas lo que dice un flaquito onda un Ivan de Pineda que a un Casero, justamente por su imagen.

Segundo, repetidamente se lo nombra como gordo chanta, parece q tiene algo contra las personas c sobrepeso, como si no hubieran gordos en el cristinismo religioso. O se olvidan de "el flaco Brienza"? O se referira el autor de ese post al dueño de este blog y su conflicto con la balanza como "el gordo Fernandez"?

2. Una mentira captada al voleo: dice "Ahora, curiosamente, el tipo no dice que se bancó al menemismo, que en cierta forma fue la continuidad del Proceso. No es casual. "

Casero ESPECIFICAMENTE MENCIONA AL MENEMISMO.

"“A ver, enseñame lo que era la dictadura Cabandié“, arrancó Casero. “Nací en 1962. Yo me banqué la dictadura de Ongania, me banqué a Lanusse, a Levingston, a Cámpora,a Isabel Martinez de Perón, a Lopez Rega, a Menem”, siguió"

http://exitoina.com/2013-10-15-212255-insolito-cruce-entre-alfredo-casero-y-cabito/


Que paso, no se pusieron los anteojos de leer? o no se sacaron las anteojeras ideologicas?


Termina diciendo:
"sería maravilloso un debate Capusotto Casero hablando de arte y política para ver cómo lo destruye en diez minutos"

Como destruirlo?? uds no dicen representar "la fuerza del amor"?

FC

sonaste dijo...

No se entiende muy bien. Qué cosa te dice casero cuando habla de que "bancó" la dictadura? Qué es eso de bancar? En el mejor de los casos habrá vivido, tenía por cierto pocos años, en un país en el que uno no elegía bancar o no.En realidad los que sí bancaron el asunto no fue justamente una ciudadanía que no tuvo más remedio que vivir ahí. Y los señores de las dictaduras sabían perfectamente la diferencia entre unos y otros. Da fe de tal asunto miles de compatriotas encarcelados, torturados, desaparecidos. Qué es eso de que venga cualquier paparulo a decir "yo banqué". Que corno de banca hiciste che? Una vez pensaste feo y eso te hace ser una especie de héroe? No me jodas. Casero no bancó un corno a nadie más que a si mismo. Lo que en última instancia es una decisión personal y no soy quién para juzgarla. Eso no amerita autoridad intelectual alguna. Ahora se engancha con el chanchito para ver si consigue algo para, nuevamente, si mismo. Y es sencillo, porque no hay temor alguno. Nadie te puede impedir, nadie te hará ningún daño, nadie te impedirá. Al contrario, vas a recibir aplausos cuanto más hijo de puta seas en tus apreciaciones sobre cualquiera que esté vinculado a los DDHH. Tendrás, si así actúas, automática aprobación de un montón de imbéciles. Algunos acá se les puede leer. Pero, y es más importante para tipos como el gordito este, vas a conseguir centímetros de diarios, notas en la tele y laburo. Hay mucha guita que está disponible para ver si encuentran alguien vinculado al ambiente artístico que sirva para despotricar contra el Gobierno.

GrouchoMarx dijo...

Leo:
“Cada vez que una figura pública sale a criticar al kirchnerismo aparecen los militantes a hacer lo que, coloquialmente y específicamente en el periodismo, se denomina "pegarle””
Fin de la cita.
Nada más cierto.
Pero también es que “Cada vez que una figura pública sale a defender al kirchnerismo aparecen otros militantes a hacer lo que, coloquialmente y específicamente en el periodismo, se denomina "pegarle””
En este mismo instante abro yahoo para ver mi mail y encuentro una noticia que transcribo:
“Cuando aun los servicios de emergencia estaban rescatando a los heridos y terminando las tareas de asistencia a los heridos, el músico hiperkirchnerista Ignacio Copani escribió un tuit muy desafortunado en relación a la tragedia: “
El twit decía: “Qué ganas TNés de mostrar algún muerto”, algo totalmente fuera de lugar, dado que a nadie se le puede pasar por la cabeza el menor interés del grupo Clarin de una tragedia que perjudique al gobierno.
Por supuesto llegaron democráticas respuestas a su brutal ex abrupto, tales como
“no te contrata nadie que no sea oficial ya!!! no te preguntas por que? te hundiras con ellos y mirando el piso”;
“para que lo sepa todo el mundo. Copani es un coimero, fijense, solo toca en espacios publicos. Por que sera? Ladron.”;
“Necesitamos un Motorman que se lo lleve puesto a @ignaciocopani.”;
“ESTE SALAME IMPRESENTABLE SE HIZO MAS FAMOSO POR SU OBSECUENCIA K, QUE POR SUS HORRIBLES CANCIONES.... YA SE TE VA A TERMINAR, #$%$
DEL #$%$•”;
“Monumento al obsecuente. Quisiera saber de que vive este imbecil que no lo escuchan ni los perros, si ya se...de mis impuestos. #$%$ COMO TODOS LOS KIRCHNERISTAS, TODOS SIN EXCEPCION DEBERIAN HABER SIDO PASADO POR LAS ARMAS Y NO SUFRIRLOS AHORA.”
“ESTE COPANY NO VENDE UN SOLO DISCO..SOLO VIVE DE LAS DADIVAS DE FUNCIONARIOS QUE LE DAN PARA QUE HAGA LOVIG..ES UN VERDADERO DESOCUPADO...”;
“se nota que sos K, siempre desubicado, y van unos cuantos ya, Moreno, Cabandie, D'lia....alguno coherente que no hable boludeces o se haga el guapo?
vamos argentina que esta lacra no nos gobierne mas, que se vallan todos y no vuelvan nunca mas”


Por supuesto que esta es una pequeñísma muestra de los republicanos y racionales mensajes extraídos de twiter y de los comentarios de los usuarios, al boleo sin buscar demasiado.
Ahora porque le dicen gordo chanta a Casero el tipo se siente perseguido y coaccionado. Dejensen de joder, por favor.

GrouchoMarx dijo...

A, ver Nerd Progre.
Decís:
“Casero ESPECIFICAMENTE MENCIONA AL MENEMISMO.

"“A ver, enseñame lo que era la dictadura Cabandié“, arrancó Casero. “Nací en 1962. Yo me banqué la dictadura de Ongania, me banqué a Lanusse, a Levingston, a Cámpora,a Isabel Martinez de Perón, a Lopez Rega, a Menem”,
Fin de la Cita.

Una duda. ¿Entre Isabel-Lopez Rega y Menem, no hubo nada que bancarse?
Supongo que, atento a su muy afortunado y festejado twit, el tipo debe haber pasado una deliciosa adolescencia durante el maravilloso gobierno del Proceso de Reorganización Nacional”
Y claro, se tuvo que bancar, a los 11 añós, los durísimos 45 días del Tío Camporita
Es lógico y natural que se le hayan pasado de alto sus años de secundaria, maravillosos, entre la seguridad y la protección de las FFAA época en la cual el peligroso delincuente de Cabandié era protegido por un servidor de la patria, después de haber sido separado, cuidadosamente, de la perniciosa influencia de su madre terrorista.
Algo reconocido por Casero al reconocer la ingratitud del diputado en denunciar a quien le brindara protección y amor en su tierna infancia.

facinlaburo dijo...

Cita de Sebastián Lalaurette, 16:10
Cada vez que una figura pública sale a criticar al kirchnerismo aparecen los militantes a hacer lo que, coloquialmente y específicamente en el periodismo, se denomina "pegarle". Nadie le pega a nadie en forma física, por supuesto: se trata de golpes virtuales, conceptuales, discursivos. De ahí que, extendiendo la analogía, se pueda hablar de "pandilla". Una pandilla es un grupo de gente que sale a pegarle a otro grupo o a un individuo aislado ("patota" es otro término más ajustado a este caso específico). Un grupo de gente que sale a pegar virtualmente, desde los medios tradicionales o a través de los blogs y las redes sociales, es una pandilla o patota virtual.

Una acabada descripción de lo que le ha ocurrido a Florencia Peña, Fito Páez, Andrea del Boca o Federico Luppi, por mencionar los primeros casos que se me ocurren. Y con un poder de fuego un tanto mayor, me parece, que el de Página12 o el blog de Gerardo.

Cita de Argentino Estrangeiro, 15:24
Sí claro, Capusotto es un genio...hasta que se le ocurra cuestionar al kirchnerismo. A partir de ahí pasará a ser un cipayo golpista queriendo viajar a Miami que extraña a Videla, y que su abuelito comandaba uno de los aviones que bombardeó la Casa Rosada de Perón.

Capusotto ha hecho muchas veces cuestionamientos al gobierno. En ocasiones en reportajes, pero sólo es necesario ver su programa para comprobarlo y es fácil hacerlo por Youtube. En el primero de la actual temporada, por ejemplo, hubo una crítica muy fuerte y directa, y por la Televisión Pública.

el rulo dijo...

Balmaceda el poder es corrupto, vos salis a defenderlo, esta todo dicho, funcionarios viviendo en puerto madero y con fortunas poco claras, que es lo que no ves. modificaron la ley de ética publica para no dar detalles de sus patrimonios y vos hablas de casero.Menemistas, duhaldistas, ucedeistas forman parte de esta banda y perdes el tiempo hablando de un reportaje.

GrouchoMarx dijo...

Rulo, con lo de ética pública te estás equivocando, por burro, ignorante o ambas cosas.

Ahora estás más controlado que antes.
Porque antes presentabas el formulario en ddjjonline.gov.ar, te daban el acuse y listo.

Hoy lo tenés que presentar via AFIP así que te obliga a presentar las DDJJ de ganancias y bienes personales y hay un doble control.

Por un lado queda la misma copia en poder de la oficina de personal (una pública y otra reservada, como antes) y, encima, una copia en la AFIP.

Los datos que das en AFIP, a su vez, son más precisos y, aparte, obligan a regularizar impuestos que te estabas masticando.

Iván dijo...

Obviedad anunciada. Si criticas a algún miembro del gobierno y sos famoso serás despellejado en todos los blogs K.
Casero mal que te pese, Gerardo, es un excelente actor.Quizás no te enteraste, pero no es que esta out o no tiene trabajo.Cambió su perfil y trabaja en cine y en unitarios.
No por pensar lo que piensa hay que despellejarlo.No seas obvio, sorprendenos. Una vez

Sebastián Lalaurette dijo...

Bueno, había escrito un comentario larguísimo para responderte, Groucho, pero se perdió en algún vericueto informático. Básicamente te decía que es difícil mantener una discusión constructiva con alguien que al parecer sólo tiene interés en ir al choque y ni siquiera se preocupa por leer bien aquello a lo que responde. Lo más paradigmático es cuando citás el primer tuit de Casero, ponés "Fin de la cita" y a partir de ahí decís que Casero no habló del Proceso. Lo de "Fin de la cita", aparentemente innecesario ya que para eso están las comillas, resulta revelador, te decía, ya que en realidad sirve como marcador de "Fin de lectura": de lectura tuya, que paraste de leer el artículo que linkeaba el Nerd Progre donde te convenía. En el renglón siguiente hay otro tuit de Casero que dice, textualmente: "Me banqué a los milicos cuidando las escuelas". Es decir que, llamativamente, lo mismo que vos elegís para justificar la ausencia de mención de Casero ("Es lógico y natural que se le hayan pasado de alto sus años de secundaria, maravillosos, entre la seguridad y la protección de las FFAA") es lo que Casero había elegido mencionar explícitamente entre todas las cosas que podrían decirse acerca del Proceso.

Lo que decía de Balmaceda, entonces, se aplica acá: si van a reaccionar así, si van a contraatacar sin haber leído lo que contraatacan, si van a cortar la cita justo donde les conviene y encima van a elegir patinar justo donde más se nota, después no pueden quejarse de que no se los toma en serio.

Había prometido responderle a Balmaceda con más amplitud pero también se perdió en el éter la respuesta que había ensayado. Ahora me parece que ya fue, que el tema avanzó, que ya estamos en otra, y que de todos modos lo principal ya estaba dicho: todo el punteo que él hace para refutar a Casero en realidad no lo refuta, es un largo "ad hominem" que deja sin contestar la objeción principal que el cómico le hace al kirchnerismo. Y esto a pesar de que el propio Balmaceda dice, después, que lo importante no es Casero. Tan así no debe ser, porque sólo se ocupa de Casero, de desacreditarlo personalmente en vez de atacar las ideas (pocas y simples) que formula.

No sé, ya no tiene sentido abundar mucho, me parece. Sólo quiero dejar una vez más esta sugerencia: si en vez de reaccionar de esta manera ante las críticas (desempolvar el prontuario del crítico, apuntarle los cañones y convencer a la tropa de que si habla es por oscuros intereses) se ocuparan de comprenderlas e intentar rebatirlas desde la validez argumental, les iría mejor, tanto en las urnas como en la calle.

Buenas noches a todos.

Diego dijo...

la verdad que da un poco de bronca leer ciertos comentarios. Casero revolucionó el humor delos noventas. Pero nu fue el único... Recuerdo que no fue Cha Cha cha el comienzo. antes fue de la cabeza. Alguien recuerda? en america. Comenzaron Araoz y Petinato. Luego vino el colectivo caseros, alberdi, capuzoto, cedrón, etc Se encontró en Caseros al "original" pero fueron varios los que aportaron a un nuveo estilo de humor. Pregunto hoy en día donde esta ese estilo de humor hoy presente. Les guste o no el que sigue vigente es Capusoto, que además sigio con Alberdi por varias temporadas con Todo por dos pesos. Y si alguien tuvo la oportunidad de verlos en vivo...destacaba Capusoto.
Mezclar lo de cavandie, por favor. Alguien comenta que "no quería pagar la multa?" La "inspectora" (hoy ya aparece como la telpuc) le insistía en que le quería secuestrar el auto por que no tenía el comprobante de pago del seguro. Que somo todos hipocritas?...si de la mismas aseguradoras te debita mes a mes la suma que corresponde...solo es necesario tal factura si emprendes un viaje... Entonces en vez de buscar ensañarze tal vez hay que hacer un análisis un poco más en frío.
Eso sí me parece que somos los kirchneristas los que nos hacemos cargos de la elección...y la vendita oposición? Prefieren un regreso a los 90? (recuerdo que cuando menen fue re electo nadie lo habia votado- ahi lo tienen a Macri entonces-) prefieren un regreso a la Alianza? (ahi tienen a UNEN). En vez de tirar tanta mierda, sean claros que opsión de país eligen...Como le dijo una ves Jorges Asis a Lanata, refiriendose a este último, "sos un vendedor de pesacado podrido". Optemos entonces por que tipo de país queremos pero hagamonos cargo. Por que es muy facil criticar ya con el resultado puesto.
Saludos

Hernán Ripoll dijo...

Seguimos jugando Boca-River dialécticos, poco brillantes y bastante violentos (igualito a los superclásicos).
Sería muy util para nuestra sociedad dejar de ensuciar al rival y ocuparnos de sacarle brillo a la idea propia.
Es cierto que Casero representa a la idea que representa y podemos no estar de acuerdo con el ni con su manera de expresarla, pero tampoco es útil ni constructivo agredirlo y adjetivarlo cuasi violentamente, porque en definitiva eso le quita fuerza y credibilidad a la critica y nos perdemos en un debate de patadas mutuas que nos sigue teniendo cautivos desde hace mucho, es hora de evolucionar. De hablar con respeto aunque la idea del otro sea un disparate.
Estoy seguro que estos últimos diez años han sido los mejores de nuestro país y defiendo la idea de profundizar en la igualdad de oportunidades para todos los argentinos, pero sin agredir al que no está de acuerdo ni menospreciarlo, por el contrario intentando con ideas claras y bien dichas hacer entender al que no comulga. Una inclusión real comprende tambien a los argentinos que piensan distinto sea quien sea. Unidos o Dominados.
Gracias a todos.

Touring Car dijo...

Y todo lo que escribió Balmaceda para qué?

Mejor, estimado, dígale "gordo pelotudo, puto, facho" y ya está. Más fácil, más directo y por supuesto más honesto. Lo demás es sarasa para la gilada que se masturba con una parrafada de pretensiones intelectualoides.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta