martes, 24 de septiembre de 2013

Yo, soy el cantante...


Hoy escuché que en el programa del Gato Sylvestre usan de cortina para los llamados de oyentes este tema de Héctor Lavoe y se me dio por contarles su historia. El compositor es Rubén Blades, que tenía pensado grabarlo luego de "Siembra", pero como Willie Colón le pidió alguna obra para que grabara Lavoe, que andaba en la mala y con serios problemas de adicción, el panameño razonó que "El cantante" hablaba más de lo que le estaba pasando al gran sonero portorro que a él y se la pasó. Finalmente Rubén grabaría su propia versión en el álbum "Doble filo", de 1987.

El tema abre el álbum "Comedia" -de los mejores de Héctor Lavoe- y tiene la particularidad de incorporar en un lugar destacado a una orquesta de cuerdas (si hasta se podría decir que acá estamos en el antepasado de ese invento de "lo sinfónico"). En 1978, escuchar el sonido soberbio de esas cuerdas fue un verdadero hallazgo que al mismo tiempo genera el clima apropiado para una descripción angustiante de alguien que abajo del escenario la está pasando verdaderamente mal.

Un temazo desde donde se lo mire con un agregado y es que en el soneo, Lavoe nombra a tres ejemplos de soneros: Ismael Rivera, Celia Cruz y Cheo Feliciano.

Y si lo dice Héctor...

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta