miércoles, 25 de septiembre de 2013

Como cada año, los estudiantes ridiculizan a Feimann




3 comentarios:

Leo dijo...

"Rompieron el comedor del coleeegio..." Parece Tangalanga.

Anónimo dijo...

Feinman y las tomas de los colegios es un clásico.

Su problema es que ve a los adolescentes como mocosos inútiles que deben ser guiados, "ordenados" en todo momento y lugar. Y castigados, sobre todas las cosas castigados, siempre, siempre.

En su cultura autoritaria los adolescentes son blanco preferido.

Los chicos, en cambio, con lucidez explican algo bien básico: los destrozos son lo último que quieren. No sirven ni les sirven, así que ¿para qué se embarcarían en algo así? Son razonables.

Saludos.
Esther

walter dijo...

Es un clásico,que pone en claro que con falencias la educación hoy en día es superior a la de los años 60 y 70,y lo digo como recibido en el año 77 de un industrial,donde historia según el programa era sintesis de Ibañez ,un librito de no más de 80 páginas donde el renacimiento era una página y media,y si no fuera por algunos profesores que le ponían pilas todo era bastante desastrozo.
AH para massa,estoy escribiendo con la netbook del plan conectar que se ganó mi hijo!!!con la plata de los jubilados!!!a mamarlaaaaaa,jajajaa

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta