martes, 20 de agosto de 2013

Vienen por todo


En la "Picada con periodistas" del 12 de julio presencié cómo Mariano Obarrio anticipaba que la oposición iba por la presidencia de la Cámara de Diputados, algo que se puede apreciar en el video. Ayer se puso en marcha el operativo y virtualmente todo el espectro opositor ha coincidido en que si le dan los números, romperán un código político que tiene más de un siglo y se apropiarán de la presidencia de la cámara baja.

Es un retorno a diciembre de 2009 pero más agresivo. Seguramente falta poco para que vuelvan a agitar el fantasma de que la presidenta gobernará a decretazo limpio, tal como lo hicieron 4 años atrás. Lo puntual es que están dispuestos a romper un elemento central para el funcionamiento parlamentario en el marco de un diseño presidencialista cual es que si el partido de gobierno es primera minoría (y con gran ventaja sobre la segunda) controle la Cámara y las comisiones estratégicas que están ligadas a la gestión del Poder Ejecutivo, como, por ejemplo, Presupuesto y Hacienda ¿Cuál es la explicación? Que Argentina no tiene una estructura parlamentaria como sucede en varios países europeos, donde quien consigue la mitad más uno de los parlamentarios arma gobierno. En los presidencialismos se requiere que las cámaras tengan un buen nivel de sintonía con el Ejecutivo por la sencilla razón de que de otro modo es imposible gobernar. En todo caso caso habría que pensar en cambiar el sistema pero no en intentar una suerte de cogobierno desde la cámara de diputados porque ello conduce únicamente a la inacción del cuerpo como ya sucedió en el período 2009/2011.

Para agravar aún más el dislate, esa mayoría opositora no sería fruto de una coalición programática sino una suma de bancadas con diferencias sustanciales entre sí. Tendríamos, por ejemplo, al bloque de Francisco De Narváez en el mismo lado del mostrador que el Frente Renovador, de quien el líder del Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo no se ha cansado de repetir que "massismo es más kirchnerismo", o también podríamos ver junto a Sergio Massa a la diputada Margarita Stolbizer, quién en su página lo caracteriza como

"alguien que sostiene su alta imagen pública en sus indefiniciones. No solo jugó con la intriga respecto de su presentación dentro o fuera del oficialismo, sino que ha evitado definirse en temas realmente cruciales para la institucionalidad y el progreso social. Nada ha dicho nunca sobre la corrupción o sobre la desigualdad y la pobreza. Porque formó parte de este gobierno kirchnerista y lo convalidó hasta 24 horas antes del cierre de listas."

Si al menos estuviéramos ante una fuerza o coalición que marcha unida a elecciones y las gana, se podría abrir un espacio de diálogo como objetivamente sucedió cuando el peronismo ganó las legislativas de 1987 y 2001 y gobernaba el radicalismo, pero eso dista de un escenario donde el FPV luego de octubre tendrá alrededor de 115 diputados contra una segunda minoría como la UCR que no superará las 30 bancas, donde el Frente Renovador tendrá alrededor de 15 y de ahí para abajo ninguna fuerza superará las 10 bancas. La verdad es que se está al borde de sentar un precedente nefasto para el futuro del funcionamiento parlamentario.

(Fuente: Infobae)

La operación ya está en marcha y habrá que contar los votos el 27 de octubre para ver si logran las bancas suficientes para pegar el manotazo. Lo importante es desentrañar la raíz de esta avanzada: las diversas fuerzas de oposición se paran ante el Frente para la Victoria como si fuese una fuerza invasora a la que hay que desalojar sea como sea. Se embanderan en el eslogan cacerolo que reza "Devuelvan el país" y por momentos se sienten la resistencia francesa en la Segunda Guerra Mundial.

Para profundizar el sinsentido, se escucha a muchos diputados opositores plantear que "Si la oposición gana las elecciones" ¿Cómo se entiende que si a nivel nacional la primera minoría obtiene el 30 %, en realidad la victoria es del 70 % restante? ¿Entonces un candidato a presidente que obtenga, por ejemplo, el 46% de los votos no podría asumir pues habría sido derrotado por el 54% de los otros candidatos?

Sí, es absurdo el planteo, pero cuidado que este razonamiento está a la vuelta de la esquina del que propicia la toma de la presidencia de la HCD.

Tarde o temprano estos temas deberán ser tomados por una Convención Constituyente, la única herramienta que tenemos a mano para decidir si queremos seguir teniendo un sistema presidencialista y con qué requisitos o si queremos mudar a un modelo parlamentarista donde el gobierno nace de la mayoría parlamentaria.

9 comentarios:

El Observador Comprometido dijo...

El actual Presidente dela Camara de Representantes USA, nuestra Cámara de Diputados, es John Boehner, repúblicano de Ohio. Porque tiene mayoría.
Y el del Senado, es un Demócrata, porque tienen también mayoria en ese cuerpo.
Y creo que es un régimen fuertemente presidencialista, o no?

Gerardo Fernández dijo...

Esa costumbre que tenés de no leer el post entero. Mirá lo que digo:

"Si al menos estuviéramos ante una fuerza o coalición que marcha unida a elecciones y las gana, se podría abrir un espacio de diálogo como objetivamente sucedió cuando el peronismo ganó las legislativas de 1987 y 2001 y gobernaba el radicalismo"

En suma: una cosa es que la principal fuerza de oposición sea primera minoría. Para nada es el caso nuestro donde es un mero rejunte de bancadas con serias disidencias entre sí

No dijo...

Mi abuela y nuestra empleada que limpia en casa, votaron a Massa pensando que era Kirchnerista...

Anónimo dijo...

Me parece bárbaro que la oposición avance en la obtención de su cuota de poder dentro de las reglas del juego democrático. La gente votó a la oposición para que accione con la mayor prontitud y es lo que de mínima, se espera de ellos. Y no importa la eventual dispersión que pueda haber en las bancadas. Titular "Vienen por todo" es ser muy caradura y cínico, Fernández. Dejás al kirchnerismo en una postura vergonzosa titulando de ese modo.

walter dijo...

Creo que a esta altura ya no nos tendrìa que asombrar nada de esta patètica opo,que nunca tiene nada nuevo que ofrecer,y solo imagino y espero que sean castigados politicamente porque ya estoy aburrido y hastiado de sus caprichos y sus caras.
Stolbizer:alguien me puede esplicar que a hecho en todos estos años por lo que merezca ser recordada

claudio Maxl dijo...

El rejunte opositor neoliberal tendra el 70% d los votos cuando confluyan LEGALMENTE en una ALIANZA, esa ALIANZA se presente a elecciones y en las elecciones obtenga el 70% d los votos. D lo contrario tendriamos q: el 69& del pais voto antiK, el 86% d Argentina voto antiMassa, el 96% d los argentinos votaron antiBinner y el 97% antiMacri. Obviamente con este razonamiento el FPV LEGITIMAMENTE vencio en las PASO 2013: FUE LA FUERZA MENOS REPUDIADA X LOS ARGENTINOS.

claudio Maxl dijo...

El rejunte opositor neoliberal tendra el 70% d los votos cuando confluyan LEGALMENTE en una ALIANZA, esa ALIANZA se presente a elecciones y en las elecciones obtenga el 70% d los votos. D lo contrario tendriamos q: el 69& del pais voto antiK, el 86% d Argentina voto antiMassa, el 96% d los argentinos votaron antiBinner y el 97% antiMacri. Obviamente con este razonamiento el FPV LEGITIMAMENTE vencio en las PASO 2013: FUE LA FUERZA MENOS REPUDIADA X LOS ARGENTINOS.

Comandante Cansado dijo...

Igual, Gerardo, están divididos: ya se opuso Binner (el PS lo seguirá?, y lo mismo hizo Cobos (una parte de la UCR concordará con él). No dan los números.

Sonia C dijo...

Leí que Binner no esta de acuerdo, si es cierta la información, supongo que no querrán repetir el papelón del 2009, que fue para lo único que se pudieron unir durante los dos años.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta