lunes, 27 de mayo de 2013

Elogio de la gente organizada



Mientras arrecian las campañas mediáticas intentando mostrar un gobierno en retirada el kirchnerismo se vino a mandar un acto histórico, demostrando ser una de las pocas fuerzas políticas del mundo que diez años después de haber llegado al poder mantiene intacta su capacidad de movilización y celebración. Hasta La Nacion reconoció ayer en esta nota la gran convocatoria de "gente suelta", pero para mí lo destacable fue la gente organizada, porque no hay forma de sostener un proyecto político sin ese requisito. Está buenísimo que hayan habido decenas de miles de argentinas y argentinos que viajaron por sus propios medios y otras que desde distintos barrios se llegaron con la sillita, el termo y el cochecito del bebé, pero qué querés que te diga: cuando veo las filas de colectivos me excito... Es que, a ver, no hay forma de sostener ni las transformaciones ni la disputa sin pueblo organizado. Pero claro, el dispositivo mediático petardea trabajando sobre ciertas taras muy fuertemente instaladas en los sectores sociales y políticos que editorializa a diario.

La única organización admitida es la de ellos: Si Cáritas maneja una red fabulosa en todo el país no es organización sino "amor y fe por el prójimo". Y así sucesivamente podemos ir encontrando estamentos que son, antes que nada, estructuras de alta organización. Pero cuando visualizan una organización disfuncional a sus intereses  le caen con todo el rigor para que la tara social se regodee en su zoncera.

Hay un mundo y un sistema de ideas muy bien organizado que está siendo puesto en cuestión por sectores que quieren cambiar la historia y que en manifestaciones como la del sábado demuestran su poder esplendoroso. Es esa misma organización que luego te garantiza control de fiscalización en las elecciones y presencia en cada fuerza viva del barrio mientras que desde las playas opositoras lo único que se atina a anunciar cada vez que se avecinan las elecciones son supuestos fraudes que nunca se comprueban.

Cuando estigmatizan la movilización de sectores populares organizados tanto como cuando demonizan las redes clientelares, lo que en rigor hacen es mostrar el pánico que les da comprobar que a la hora de los bifes y de los votos sólo tienen aire batido y planillas de rating que se las terminan metiendo en el culo.

El sábado se demostró, además, que hay un caudal juvenil fabuloso, organización en torno a un proyecto, y liderazgo. Elementos centrales que nos permiten vislumbrar que contamos con fuerza para garantizar el piso que hemos elevado y seguir peleando por lo que falta.

2 comentarios:

walter dijo...

Hoy tuve la desdicha de escuchar a stolbizer(entre otras)con la cantinela de fin de ciclo,le avisaron a ella que el fin de ciclo es de ellos,los opositores patéticos,que ya son vagos o peresosos intelectualmente,que ya no corren por izquierda a nadie.
Estuve con mi señora e hijos en la plaza y puedo asegurar que es insuperable lo vivido y lo variopinto DE las personas que asistieron,y creo que si se puede afirmar que allí hubo "PUEBLO"

walter dijo...

AH,hubiera pagado porque me pusieran micro,porque de Avellaneda tuvimos que caminar desde constitucion para ir y para volver,porque las lineas de colectivo terminaban alli

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez