Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

lunes, 11 de marzo de 2013

¿Para esto queríamos los medios? 2da parte

Evidentemente hay quienes suponen que acordando con buena parte del staff del  periodismo más estrechamente ligado a la derecha se va a obtener algún rédito.

No se puede creer...

Después, la mismísima noche en que se anunció la muerte de Hugo Chávez, Chiche Gelblung dice desde la pantalla de C5N que "los cubanos lo mandaron a Venezuela para que no muriera en su territorio y desprestigiara a su medicina"

¿Acaso no fue también desde la pantalla de C5N que se descuartizó de la forma más apestosa a Eduardo Aliverti por el accidente que protagonizó su hijo?

Dan ganas de balearse en un rincón...

¿Es que hemos llegado a la conclusión de que como somos incapaces de generar una comunicación distinta no hay otro camino que recurrir a sectores abominables para que supuestamente lo hagan en nuestro nombre?

¿Es que hemos llegado a un nivel de borrachera tal que pensamos que estos alquileres garantizan algo?

¿Es que no nos damos cuenta que en la primera de cambio huyen como ratas?

Se huele en el ambiente una cierta justificación verdaderamente asombrosa, cierta exaltación de la muñeca política. Pareciera que la mejor forma de silenciar el discurso reaccionario es cooptar a buena parte de sus estrellas. Luego resulta que estos tipos dicen lo mismo de siempre, siguen repitiendo los postulados político-ideológicos neoliberales y reaccionarios que todos conocemos pero con la diferencia de que ahora omiten nombrar al gobierno, entonces resulta que hasta no faltan quienes empiezan a verlos con buenos ojos. En un ejercicio de maquiavelismo de guardería creen que es mejor tenerlos de este lado, expresando la misma visión del mundo de siempre, pero, eso sí, sin mencionar a Cristina en sus diatribas.

Ah! Pero después hacen cola para denigrarlo a Santiago O'Donnell porque tuvo la hidalguía de publicar una nota muy crítica de cómo se comunicó en Venezuela la enfermedad de Hugo Chávez.

Hay toda una serie de enunciados enarbolados en los debates previos a la sanción de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que están siendo por lo menos ignorados con este modus operandi. Lamentablemente, nada indica que estemos avanzando en la democratización de la palabra, mas bien pareciera que ante la incapacidad para poner en marcha todo lo que la ley permite, independientemente del Art 161, se está queriendo hacer lo que ya intentó Menem con el Citicorp y Monetta en su momento y cuyo fracaso está a la vista.

El desafío sigue siendo plasmar las bases para una comunicación distinta y en ese sentido probar si somos capaces de implementar acciones concretas para facilitar la gestión comunitaria de medios y darle voz a las organizaciones sociales, viendo si es posible incorporar un nuevo actor en la gestión de los medios. Sólo así se podrán sentar las bases de un mapa de medios distinto y perdurable. Sólo empoderando a la comunicación comunitaria se podrá pensar en un futuro más democrático en la materia. El muñequeo táctito sirve para que algunos crean que logran victorias estratégicas cuando en rigor terminan incurriendo en lo mismos errores de todos quienes en su momento creyeron lo mismo.

El mundo de los medios sabe que permanece, sabe que tarde o temprano los gobiernos pasan y negocian dentro de ese contexto estratégico. Hay operadores que suelen olvidar esta verdad y caen en la trampa que siempre está tendida. Y en lugar de generar las bases de algo nuevo y distinto terminan negociando con lo preexistente, y creen que les va bien, hasta que el poder empieza a irse como la arena entre los dedos. Ahí, en ese preciso instante muchos llegan a la tardía conclusión de que todo fue una ficción, que la historia sigue y que habiendo tenido la posibilidad de torcer un poquito su rumbo, no se lo hizo.

Hay tiempo de repensar y corregir...


20 comentarios:

Oscar dijo...

Gerardo:Me parece que el problema es como se hace un producto distinto, que atraiga a la gente y con calidad.Más allá de C5N, tenemos al bodrío de CN23, mal diseñado, con tipos con una papa en la boca, aburrido, con unas pocas excepciones.Canal 9, salvo Duro de Domar, tambien no tiene mucha idea de una mejor televisiòn.Canal 7 no tiene un programa de polìtica con debate, independiente de 6,7,8 que puede seguir, ya que no es el problema.Que se arregle con C5N para no criticar a Cristina no es el problema.Están faltando productos y artistas de calidad en los canales que consideramos "distintos".Dolina, Aliverti,Matías Martin, Sietecase, Varsky, entre otros.Hay que hacer cosas de calidad,como "Marca de Radio", pero en TV,y algunos otros , porque TN està hecho con calidad, por más que no nos guste su mensaje, y Clarìn tambien.Pero creo que de a poco se puede ir mejorando.Saludos.

elbosnio dijo...

Gerardo, son acciones que van en paralelo. El error seria creer que porque la oficialidad se compró a Chiche, ya ganó la batalla por la comunicación.
Pero mientras entienda que son cosas que van en paralelo, no veo el problema.
Hay que construir comunicación propia, ideas, comunicadores, medios, etc.. Con capacidad de llegada y de cambiar la forma en que se decodifican las señales de la realidad.

Si mientras se logra esto, con alguna valija, se alquilan algunos mercenarios a quienes se logra condicionar un poco (no se los cambia por completo, porque de hecho eso sería contraproducente porque perderían sus seguidores), se logra que bajen algun tono o aunque sea rompan sus condicionamientos previos con Clarin, para ponerlo en simplificado, creo que eso suma.

No tenes que leerlo en clave de ¨Teniendo C5N ponen a estos chotos en lugar de a estos otros que son mejores¨. Porque eso puede ocurrir con un canal nuevo que se haya formado para defender la posición del palo, pero cuando se compra C5N es para debilitar la del adversario, no para construir la propia. Son dos acciones diferentes, con logicas diferentes.

Y acuerdo con vos en que si Gelblung va a decir exactamente lo mismo que diría si nuestro cheque, eso no tiene sentido. Comprar C5N para quedarse con los ingresos de la publicidad de champú no tiene ningun sentido. Pero no creo que estemos allí.

gem dijo...

El problema es que no hay liberdad de prensa Gerardo, al menos así lo dicen estos mamarrachos.

Gerardo Fernández dijo...

Bosnio: Hay un error coceptual muy grave en tu comentario y es cuando decís:

"El error seria creer que porque la oficialidad se compró a Chiche, ya ganó la batalla por la comunicación."

¿Sos taann inocente como para creer que se los compró a Gelblung y cía?

La verdad, me dejás boquiabierto

Daniel dijo...

Estrategia de penetración.
Luego se puede pagar caro, OK, aunque no creo al límite de Clarín 2008.
Pero si por lo que hay de oficialista ya nos pegan con un caño, hasta donde podemos tensar la cuerda?
Mal o bien, hay periodistas K en C5N, alguna que otra radio AM y FM (y no mucho más).
Fontevecchia saca una tapa de Noticias con:
-"Cristobal López, el dueño de TODO).
El tema de la expansión con apertura a canales comunitarios, etc. está sí estancado (por ahí, el otro día se abrió una radio Mapuche). No debe ser tan fácil en tanto guita que hay que poner.

Yo escucho un programa nuestro en FM La Boca, que de hecho no se pudo sustentar más. Ahora pasó a otra radio, tambalea y así vamos.

hector dijo...

El señor Cristobal Lopez es un empresario, como tal actua. El hecho de que nosotros pensemos que, por haber sido amigo de los K, a sus medios de comunicación les va a imprimir un sello oficialista, a el no lo obliga a tener que arriesgar nada. Que lo siente a Navarro con Laje, no es mas que una formalidad, una concesión a la gilada. Laje informa y Navarro, despues, aclara no es ma que eso. Si no hay compromiso politico, y se ve que el señor Lopez no lo tiene, no hay defensa del modelo.

Gerardo Fernández dijo...

Daniel: "por ahí, el otro día se abrió una radio Mapuche"

Nada más que agregar...

Carlos dijo...

Patético, y eso que son gente grande.

¿Ustedes realmente se creyeron lo de la "Ley de medios"?
¿Creían que ahora el negocio iba a pasar a manos de los progres?

No muchachos, no entienden nada, ustedes son de cotillón pero la plata grande circula por los pasillos de siempre, los utilizaron de una manera brutal y ahora se les ríen en la cara.

Pensar que mucha gente pensaba en los 70 que Perón iba a traerles el "socialismo nacional"... ya vieron lo que pasó...

Daniel dijo...

No lo se, pero si hay debe ser poco y nada. Esto está estancado realmente.

chacall dijo...

este post, el anterior, y la entrada de escriba en AP hoy, me hacen reflexionar acerca de que la vocación de mayorías, implica que tengas que ganar, y en algunos casos ganar es poner de tu lado los que antes estaban del otro y de alguna manera estás fagocitando, o incorporando lo que antes estaba claramente enfrente. Porque tampoco vas a comprar los medios para cerrarlos, o para que pierdan toda la audiencia que tenian, me parece que acá no hay un corte abrupto, es una transición.

Me hace acordar a esos textos de organizaciones donde plantean que las organizaciones grandes y burocráticas tienen desventajas con las organizaciones pequeñas y ágiles, entonces las pequeñas y ágiles, van creciendo, se hacen grandes y se vuelven burocráticas.

Mucho se dijo que cuando están todos en contra es cuando mejor gestión sacó este proceso. Tal vez el problema no sea gestionar a los que están en contra, sino gestionar en un contexto con esos actores en contra (que se hizo y muy bien).

que se yo, ideas que se me cruzan...tal vez no tiene mucho que ver, pero es otra vista (de alguien que está totalmente fuera de los medios y del microambiente de la comunicación social).

saludos!

el loco de la vida dijo...

Y, muchachos, si se pensaban que iban a hacer la revolución con Laje, Feinmann, Oro, Gelblung, Doman y Baby Etchecopar, bueno, están equivocados. Y si pensaban que Cristóbal iba a poner a D'Elía, Cynthia García y Victor Hugo, bueno, otra vez. Por otro lado, si ven las primeras mediciones de audiencia, la guita que les salió comprar a Chiche, renovar con Oro, y despedir a Longobardi, medio que le salió el tiro por la culata, porque Longo y Lanata les ganan por primera vez en años. Hacer oficialismo inteligente no es soplar y hacer botellas.

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Gerardo, con todo respeto, O´Donnell es un operador de la Embajada.
Saludos.

elbosnio dijo...

Gerardo, cuando digo "Comprar a Chiche" me refiero a contratarlo, con los condicionantes que eso permite. Yo descuento que quien contrata impone ciertas condiciones y libera algunas condiciones que imponia el anterior "dueño del espacio".
A eso me refiero. No significa que haremos de Chiche un Barone, pero lo corremos un poco en el dial y deja de responder como respondía a las anteriores imposiciones.
Sigue siendo el mismo de siempre, con su prontuario. Y sus seguidores siguen siendo los mismos de siempre.
Se cambia lentamente.

Tampoco me resulta intrascendente sentarlo a Navarro con Lage. Así se construye desde esa punta. No es cambiando a Lage por Verbitsky.

Pero nada impide seguir con la construccion "positiva" si queres, la de armar canales con posicion propia, tropa propia, a publico que uno vaya entusiasmando.

C5N no es parte de esa construccion positiva. Si queres, llamemosla "destrucción positiva". Y en esos terminos me parece que suma.

La alternativa cual sería? No comprar C5N. Porque comprarla y llenarla de tropa propia es como vaciarla, porque el público no acompaña las acrobacias. Para eso arman una señal nueva y se ahorran la guita.

Un ejemplo de destrucción positiva (un poco forzada, si me la aceptas) es la inversión de Clarín en Pagina12. Sacaron a Lanata, pusieron un financiero, pero no dieron vueltan todas las plumas ni lo llenaron de Grondonas o KIrschbaum. Eso habría sido una destrucción negativa, una bomba inutil. Seguramente hubo condicionamientos editoriales que nunca conoceremos, porque Clarin no pone guita en Pagina12 por sus avisos o su futuro promisorio. Pero esos condicionamientos no impidieron que Pagina12 mantuviera su vision radicalmente diferente a la de Clarin, ni sus apoyos políticos distintos y, por supuesto, su público. Público que de no haber sido por las denuncias conocidas, nunca nos habríamos dado cuenta que Clarin metió alguna mano en Pagina12.

Creo que de eso se trata esta estrategia. Que no debe ser la única, ni posiblemente la mas importante.

Sergio Magozzi dijo...

Lo de O'Donnell tiene de todo menos hidalguía, viejo. Y NO ES una mera crítica a la comunicación sobre la enfermedad (!como si no hubiera servicios yanquis dispuestos a cualquier cosa!), es un CRITICA BERRETA A TODO LO OCURRIDO EN VENEZUELA DURANTE 14 AÑOS, a Chavez, a los Fidel, a Cuba, y a todo "populismo" latinoamericano. Una berretada gorila desde nuestra trucha izquierda falsa. Da asco. Y no sé porqué no habló antes de la muerte de Chavez O'Donnel. Tanto veneno no se guarda fácilmente durante tanto tiempo. Lo demás, es cierto, pero lo de Santiago es imperdonable, viejo.

walter dijo...

Es indudable que la cuestión de la comunicación es un tema que genera disyuntivas y paradojas,pero creo que hay que pensar en que hay que esperar más tiempo para hacer un análisis más serio y abarcativo de todo el país.
Así como el post anterior fue muy bueno,este me parece más bien apresurado y enojado.
Creo que cada época tiene sus características y lo que hoy es escuchado en el futuro deja de serlo,y aunque parezca mas bien un deseo personal me parece que los comunicadores hoy potenciados están en plena decadencia,y si no se los disputan en tv significa que van camino a su lento final.
El desafío es reemplazarlos y aprovechar cada espacio de radio y tv para hacer programas y participaciones con la mayor calidad posible y dejar improvisaciones más parecidas a estudiantinas.

Gerardo Fernández dijo...

Bosnio: Basta escuchar a Gelblung en la radio o verlo en C5N para ir corriendo a quien supuestamente le puso las condiciones, porque, la verdad, no se las advierte.

El problema, hermano, es pensar que con esta metodología se cambia algo. Tipos como estos, nazis confesos, discriminadores, adoradores de la mano dura, justificadores del terrorismo de estado, entre otras características abominables, no dejan sostener los postulados reaccionarios de siempre porque ahora les pague el sueldo un empresario afín al gobierno.

Va de suyo que no desdeño una acción política sutil en el espacio mediático realmente existente, pero ello dista de lo que se está haciendo, incluso con datos de medición de audiencia alarmantes. La fuga ya empezó y con un volúmen superior al estimado por los estrategas.

Algo lógico, de sentido común y esperable por cualquiera que conozca un poco de medios y audiencias, pero desconocido para los que piensan que las audiencias son cautivas per se, que no razonan y operan en consecuencia.

ram dijo...

Cuando en 678, Néstor K., refiriéndose a redrado, dijera : "...y a quién querías que ponga, al flaco Kunkel?" - es breve respuesta quedó estampada como un inmejorable ejemplo de la distancia que hay entre los deseos y la realidad del momento que se vive.
La ley de medios, que ni siquiera pudo aplicarse del todo a 4 años de producida, es más un deseo que un dato de la realidad; puede ser que por demoras y perezas desde el oficialismo y también puede ser que por "prudencias" de aquellos que podrían exigir y/o tomar los lugares que la ley habilita. No hay mucho de nuevo a la vista, tampoco hay de distinto, tampoco hay una alternativa real, concreta, con nombre y apellido, con formatos y programas, que le reste audiencia a, justamente, esa estructura mediática que se quiere cambiar.
Un "amigo" compra C5N - ¿alguien vió la garantía de que se buscará una "nueva" C5N?, alguien espera una garantía así?. No la va a haber porque el que compra C5N no es un cruzado, es un señor que busca guita, que no la va a conseguir desmantelando todo "poniéndolo a Kunkel"; así no funcionan las cosas, no es que el cambio de manos de esa usina de opinión (básicamente facha) vaya a producir el milagro de que un oro se vuelva "popular" (que es popular, pero de un tipo opuesto a los que nosotros consideramos popular), o gelblung, o una laucha como feinmann, o casi todos ésos.
Con que se pueda restarlos un poco del clima generado por lalalanación y asociados, hoy es mucho.
Es obvio que con los medios pasa lo mismo que con los ferrocarriles, los parches son malas soluciones y lo que hay que hacer es otra cosa - otra y con otros - mi impresión, Gerardo, es que la queja por estos "socios" muy sospechables es estéril; hay que romper los kinotos para que haya lo que no hay, para que sirva lo que se supone que es propio pero no sirve gran cosa (CN23, por ejemplo).
Y lo de O'donnell, más que hidalguía es una porquería - ahí en el "Pàjaro Rojo" hay una respuesta que lo pone en su lugar.

Gerardo Fernández dijo...

ram: Obvio que "hay que romper lo kinotos para que haya lo que no hay" ¿Qué te parece que estoy haciendo?

ram dijo...

La verdad, me parece que te estás distrayendo con algo no central, como el "proceso de adaptación" de parte (y no precisamente la mejor) de lo que hay, de los que necesitan despegarse y reciclarse un poco respecto a los medios hegemónicos y, "lo que no hay" sigue sin haber; que es el meollo del asunto.
Por dar un ejemplo, yo rompería los kinotos por separar la tele pública en dos - una para deportes y noticias y otra para política, noticias y producciones locales, películas, etc. Descomprimir y ampliar la oferta y ahí hay margen para incluir otras voces y, claro, renovar. ¿Importa ahí C5N?. No, para nada. Importa una mirada propia más amplia, ¿está?, hasta ahora no se sabe bien.

Gerardo Fernández dijo...

ram: todo lo que proponés entra en el debate que necesariamente hay que dar, lo importante es plantearlo y sacarlo afuera. Importa C5N como importa la TV Pública, radio nacional que es casi una cadena que repite la programación porteña, etc, etc. Lamentablemente es casi imposible hacer 2 canales de la TV pública, por eso, por ej, se abrió un canal de deportes para la TDA.
Y falta, por supuesto, implementar todo lo que la ley de SCA posibilita independientemente del Art 161, por ej, el Plan de frecuencias nacional para tener un mapa de medios exaustivo y otorgar nuevas frecuencias, etc, etc.
Lamentablemente, nada de eso se está haciendo