Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

sábado, 19 de enero de 2013

Los valientes y las crisis

La prensa opositora protege a Macri con la dedicación con que se cuida al único heredero con posibilidades de acceder al trono. Intenta comunicar que a pesar de lo impopular del violento ajuste en el costo del subte,  Macri tiene "la valentía" de poner la tarifa al precio "que debe estar". El propio jefe de gobierno llegó a balbucear que el boleto debería estar cerca de los seis pesos. Alguna vez habría que preguntarse si la política no tiene como función, precisamente, que aquello que debiera estar a 6 pueda costar 2...

López Murphy tuvo un brote similar de coraje en tiempos de la Alianza para rebajar los sueldos de empleados públicos y jubilados a los niveles que "debían estar" para evitar la crisis terminal. Siempre que las medidas son contra las mayorías serán relatadas como actos heroicos. Se argumenta que sin esas gestas heroicas por parte de los gobernantes, el conjunto del país sufrirá, más tarde o más temprano, las consecuencias de la crisis, por eso la historia argentina se reconoce en un sinfín de actos "valientes" que finalmente no evitaron que la tan  mentada crisis se apersonara y lo arrasara todo. Es que la crisis es, a la postre, el gran cuco y la gran salvación de los de arriba: te amenazan con que se viene para ponértela despacito y después te la mandan hasta el fondo. la crisis siempre llega, porque es funcional a un estado de cosas.

Las clases dominantes agitan el fantasma de la crisis para imponer ajustes que afectan de lleno a las populares y luego la desencadenan para se lleve lo que no les conviene y los deje ante un nuevo estado de cosas donde ellas emergen mejor posicionadas que antes. Por eso lo actos de una supuesta valentía no son más que intentos de transferir recursos dentro de la legalidad, metidas de mano en el bolsillo. En rigor, la política está para que si los fríos números dicen que algo vale demasiado, se lo pueda rebajar a un precio accesible para la mayoría. Dicho de otra manera: la política sirve para fundamentar que algo tiene que ser virtualmente inaccesible -como el subte de ahora en más- o para posibilitar lo contrario. Macri opta, con una lógica obvia, que no sorprende, por la política de avalar los costos elevados. En su formato ideológico, las cosas valen lo que valen y sólo los más aptos podrán acceder a ellas.

Este es un buen filón de discusión política, un eje que el kirchnerismo debería tomar con ganas para tratar de levantar el nivel bajísimo del debate de estos días. El conglomerado opositor nos está llevando a un terreno de discusión muy sucio, con mucha maleza y barro. Salir de esa trampa es menester para clarificar las diferencias. Fundamentar porqué nos oponemos a un subte a 3,50 es un buen punto de partida para jugar el partido en la superficie que más nos beneficia. Porque, por si no nos dimos cuenta, en ésta que estamos, no nos va nada bien.

6 comentarios:

Javier dijo...

Si no hubo exito en generar indignacion en enero de 2012 cuando loa tarifa subio 127% y se fue al doble del valor delo colectivo que en pronedio era 1.25 menos lo va a tener ahora donde Macri aumento el 40% que es el mismo porcentaje en el cual aumento las tarifas el gobierno nacional. No escuche a nadie quejarse de que el boleto de colectivo haya pasado de 1.25 a 1.70 . A mi me gustaria que por ley se ponga que todo aumento superior al 10-15% sea ilegal en cualquien concepto . Eso aunque siguen siendo baratos los transportes en la CABA y GBA a diferencia de los costos en el resto del pais . En Mar del Plata el colectivo salia en noviembre $2.52 . Macri busca que el subte salga el doble para desimcentivar su uso ante la falta de vagones y de frecuencias necesarias solo que de eso np se habla . Pero no es verdad que haya un cambio porque desde hace un año que viene costando el doble . Creo que bajaron unos 300 mil pasadjeros menos desde duplicar el subte respecto al bondi

JP dijo...

Yo creo que es muy fácil reducir a polvo ese verso opositor de que hay que recurrir siempre al ajuste para evitar "futuras catástrofes" cuyas consecuencias serían mucho mas traumáticas para el país, que las que resultan del ajuste para "evitar esas catástrofes". Es muy fácil porque ya sabemos que cuando se implementó un ajuste, no solo que la mayoría de los habitantes del país no mejoraron su situación luego de producido el "ajuste salvador", sino que ésta empeoró ostensiblemente (como en el caso del recorte a los jubilados y a los estatales durante el delarruinato). Además resulta que, para los medios hegemónicos, son "valientes" los que ajustan siempre perjudicando a los sectores más vulnerables de la población (y no los que ,por ej, mantuvieron las retenciones a los agrogarcas o consiguieron una quita nunca antes lograda sobre la deuda soberana).
O sea, me parece que basta recordarle a la población ,mediante avisos publicitarios o cadena presidencial o por conferencias de prensa televisadas que dén el ministro o el vice de economía (o el ministro que sea), que los que se beneficiaron con la aplicación de esas políticas económicas son un grupo muy reducido de la población.

Jack Celliers dijo...

Es que todo depende de lo que se entienda por "el país". "El país" puede ser la mayoría de la población o el grupúsculo de ladrones que ha gobernado durante los 90 y sigue al acecho. Cuando dicen "el precio que debe ser" hablan naturalmente de sus intereses, "lo que debe ser" es que nos llenemos los bolsillos.

Por eso la mala definición de "tecnócrata" y "ortodoxo" como si la economía fuera una ciencia cuyo criterio de verdad fueran los intereses de estos crápulas. Lo cierto es que la economía es un hecho político, la decisión de quién cobra y quién paga; los instrumentos técnicos que se ponen al servicio de ese objetivo son eso: medios. No existe una definición científica respecto de los objetivos de la economía ya que se trata del arreglo a unos intereses u otros, normalmente en conflicto. Lo que el neoliberalismo postula (y logró imponer) es el concepto de que "la economía como debe ser" es el desastre al que llevaron Argentina y están llevando Europa. Cuando la catástrofe es innegable y sus consecuencias imposibles de ocultar, ya tienen la explicación a mano: "la corrupción de los políticos". Esos mismos tipos quemllevaron adelante esas políticas obviamente a cambio de llenarse los bolsillos.

Belanix dijo...

cuando pasan estas cosas recuerdo por qué voté a Nestor: http://www.lanacion.com.ar/321613-ajustar-la-jubilacion-un-acto-de-audacia

jfc dijo...

¡AMELIA VENCE!
domingo, 20 de enero de 2013
Mauricio Macri y las obras públicas: ...El 30 de diciembre de 1988, en el Salón Mariano Moreno del primer piso de la Municipalidad de Morón, el entonces intendente Juan Carlos Rousselot firmó con Macri la puesta en marcha del Plan Cloacal. La megaobra, un gigantesco negocio que después derivó en estafa masiva, comprometía por 22 años el patrimonio de casi un millón de vecinos del distrito... http://tiempo.infonews.com/notas/las-cloacas-de-rousselot-cuando-macri-no-le-importaba-futuro

Estrategia Web dijo...

Un excelente articulo el publicado. Que gusto ah sido leerte.