sábado, 21 de julio de 2012

Litto Nebbia cumple 64



Hoy cumple 64 Litto, quizá el músico que más referencio y admiro desde que en aquél lejano 1967 apareció "La Balsa" y en casa se empezó a vivir la interna entre mis hermanos. Mary estaba encolumnada con Los Iracundos y Oscar a full con Los Gatos. Esa tensión creo que me favoreció porque desde esos 6, 7 años se me fueron modelando las papilas auditivas en dos tiempos, o en dos velocidades. Bah, creo que tuve la suerte de vincularme con la música desde lo erudito y lo emocional, algo que te permite disfrutar de algo complejo cuando estás con ganas de hacer trabajar la oreja y de que se pongan los pelos de punta cuando escuchás una canción fácil, masticable, pero que te clava en tiempos idos, esos sonidos que son tu banda de sonido y los admitís como eso para no complicarte al pedo (mucha gente no logra resolver estas cuestiones y pasa por la vida muriéndose de ganas de escuchar cosas que la avergüenzan)

La Balsa fue una ruptura que hubo que haber vivido para darse una idea lo que generaba. Como Mercedes cuando surgió en Cosquín. Había señoras que decían "no soporto a esa india". Con Los Gatos pasaba algo parecido. Pelilargos, con camisas floreadas y pose agreta, no eran precisamente lo que las madres querían para sus hijas. Para mi generación Litto es un referente de hierro, bah, para los que nos reconocemos parte de su tribu. Porque seguir a Nebbia no es fácil. No hace rock, de hecho rompió con eso que se dice rock ya a comienzos de los setenta cuando armó el trío con dos jazzeros como el bajista Jorge "Negro" González y el baterista Néstor Astarita ("Astaría en baterita", lo presentó una vez en una actuación) y al poco tiempo se enchamigó con Domingo Cura, Manolo Juárez, Dino Saluzzi, el gordo Fats Fernández, por citar algunos nombres emblemáticos, y su música empezó a discurrir entre el bossa nova de Jobim que adora, el jazz, y todo lo que se curtía en Buenos Aires, cruzado por el tango y el folklore.

Pero Litto es, por sobre todo, un compositor de canciones fabulosas. No todas, compone sin parar y de hecho tiene muchísimas que no dicen nada, pero si al toque y sin revolver mucho en la memoria te cito "El Rey lloró"; "Madre escúchame"; "El vagabundo"; "El otro cambio, los que se fueron"; "Yo no permito"; "No importa la razón"; "Sólo se trata de vivir"; "La ventana sin cancel"; "Rosemary"; "Coplas del musiquero" o "Nueva zamba para mi tierra", te apabullo. Cualquier show de Nebbia, cuando se le da por pelar "grandes éxitos" es demoledor.

Un escuchador de discos enfermizo, hasta el día de hoy se gasta lo que no tiene comprando cds. Un visionario en esto de crear un sello como Melopea para que muchos grandes músicos argentinos pudieran tener sus propios discos. Hablo de Manolo Juárez, de Eduardo Lagos, del Cuchi Leguizamón...

Un tipo al que nunca lo pude sacar de su cassette (el desafío ante cada nota que hago es tratar de desconcertar al entrevistado, tratar de "moverlo", de desestructurarlo para así lograr sacarle lo que no tiene pensado decir logrando como resultado una nota que aporte algo nuevo o distinto) Litto siempre se me presentó como un señor dispuesto a hablar de lo que él quiere y punto.

Litto es ese fanático de Tom Jobim que una vez se llegó hasta la casa del patriarca en Río, le tocó timbre y logró que lo atendiera y lo hiciera pasar. El encuentro fue breve porque Tom tenía que salir y Litto perdió varios minutos en el baño llorando por la emoción que le dio estrecharle la mano...

Litto es ese tipo que grababa micros para Radio Nacional en el baño de su casa con un grabadorcito cualunque y el que canta y afina como los dioses.

Litto es ese que presiente la derrota y dice

También puede pasar
que mañana llames
y sin ningún motivo atenderé
me hablarás de volver
tantas cosas dirás
porque sabes muy bien
que siempre aceptaré

Pero que al toque algo lo incita a resistir

pero esta vez estaré preparado
para que no me dañes al partir
un beso será un beso
una caricia sólo eso
y así cuando te marches
tanto no sufriré"


¿Qué más querés que te diga?
.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez