Ir al contenido principal

Sobre el debate de Diego F y Esteban Schmidt y la cuestión mediática


Hoy escuchaba este interesante intercambio en El Tren, programa imprescindible de Radio Cooperativa, y en un momento Diego F planteó que, pese a que todos suponíamos que luego del 54 % algo iba a cambiar en medios como Clarín y La Nacion, la realidad nos demostró que siguieron como si nada, como que las elecciones ya pasaron, la gente se manifestó y punto. Algo de eso tengo rondando en la cabeza hace tiempo. Podés ganar con un margen amplísimo las elecciones que, la verdad, de poco sirve a la hora de observar la conducta de las principales empresas periodísticas del país. Siguen impertérritas, inconmovibles, tergiversando, manipulado, acomodando la información a sus intereses empresarios y políticos y creo que es ello lo que mantiene absolutamente viva la lógica binaria de estos tiempos. Bah, siguen haciendo política y utilizando los privilegios que han obtenido con el paso de los años. Nunca fueron medios independientes, siempre jugaron para los intereses concentrados y aprovecharon todas las instancias para acrecentar su influencia. Papel Prensa es sólo una muestra más

El problema es que mientras esto siga así no se puede bajar la guardia porque siguen militando segundo a segundo contra las políticas del gobierno nacional, entonces es eso lo que obliga al oficialismo a mantener la guardia en alto y no ceder un ápice porque te descuidás y te duermen. Lo que sí me parece es que independientemente de mantener la guardia en alto lo que el kirchnerismo debiera hacer es revisar la calidad de su boxeo, su jabbeo, principalmente. Debe tener fundamentalmente la capacidad de explicar y comunicar que seguimos en un estado de excepción, que no estamos en un contexto de "normalidad" y que ello es lo que obliga a hacer cosas que en otras circunstancias por ahí no se harían. El día que los medios hegemónicos se avengan a competir en igualdad de condiciones otro gallo cantará. No podemos caer en la tontera de querer gestionar los medios desde es estado como si fuéramos Holanda cuando la realidad concreta del mapa mediático es absolutamente desigual y un par de empresas manejan y condicionan la actividad e lo largo y ancho del país. No podés pretender una política de medios "europea" para aplicarla sobre una realidad absolutamente "latinoamericana"

Hay una crítica desde ciertos cenáculos ligados a la investigación en materia de comunicación que, por ejemplo, le critican al gobierno el manejo de la pauta publicitaria oficial sin advertir que ello está siendo impuesto por las condiciones objetivas de la puja con el multimedios Clarín. El día que Clarín sea una empresa más, sin privilegios y sin posición dominante, las cosas cambiarán para todo el mundo. Mientras tanto, mientras mañana a mañana y minuto a minuto tengas a los dos principales diarios jugando en equipo y virulentamente en contra, deberás darte una política para contrarrestar ese accionar. Esto es básico. Por eso, como bien lo dice en el programa Diego F, el programa 678 cumple en eso de darle espacio a periodistas y personalidades que en los medios hegemónicos rara vez tienen espacio ¿Cuántas veces fue invitado a los medios de Clarín Pablo Llonto o Norberto Galasso, por nombrar un par de nombres que se vinieron ahora a la memoria?

Diego F también dice algo muy importante ¿A qué constitucionalistas saca al aire Clarín si no al elenco estable que juega para sus intereses? ¿A qué representantes del campo da aire si no a Biolcatti y toda su cría? ¿Cuántas veces estuvo en TN el tambero Peretti que días pasados desangeló al diente De Angeli? Es muy importante esto porque nos quieren hacer creer que TN es pluralista pues invita una vez por mes al Chino Navarro, a Agustín Rossi y a Carlos Heller...

Pero lo más sutil de todo este debate es la idea que lanza Esteban Schmidt sobre que Clarín ya fue, ya está rendido, ya fue vencido. He aquí un inmenso bolazo que es necesario dinamitar cuanto antes. Que se sepa, hasta el día de la fecha Clarín sigue teniendo el mismo poder fuego que antes. Lo que ha cambiado es que ahora la audiencia ha aprendido a moverse para no ser blanco fácil de sus ráfagas y ello es pura virtud de la capacidad del kirchnerismo para sacudir a la la sociedad y ponerla a discutir política de nuevo. Un pueblo que le pierde miedo a la política está muchísimo más protegido de la metralla mediática de los grupos concentrados.
.

Comentarios

T.W. dijo…
El duo Clarín-Macri está implacable. Qué derrotados ni derrotados. tienen 2015 en la mira y van por todo... y no sé si tienen todas las de ganar, pero pocas seguro que no...
En 2015, tras 12 años de desgastado gobierno kirchnerista, andá a colocar un candidato "K" que no sea ni Nestor (por razones obvias) ni Cristina (porque no puede)...
Francisco dijo…
Nunca va a ser derrotado el tandem La Nación Clarin. Porque los enemigos inventados nunca son derrotados, salvo cuando se crean nuevos enemigos.

Y fijate que canalla tu planteo. En vez de apoyar medios "independientes" o por lo menos no lastimosamente chupamedias, tergiversadores y chantunes, apoyas a los obsecuentes. Y lo haces con la pauta oficial, que reconoces se usa a piacere de Cris. Esto no te lleva a ningún lado. En 2015 gobernará Macri (o Scioli o cualquiera) y estos chupamedias serán los primeros en saltar de barco.

De otro lado, en cualquier programa de TN hay más opiniones diversas que en 6,7,8 donde los debates son por exepción y -para mi- armados para desorientar giles.
donchango dijo…
Es que Clarín y La Nazión...nunca se metieron en política. Clarín, La Nazión y Videla nos aman, tontito!
josenah dijo…
Pensar que van a aceptar el 54% parece un poco ingenuo. Tampoco creo que sean Clarín y La Nación solamente. Ellos son los guardianes de ese sentido común taan funcional a la concentración neoliberal.

Quizás lo que dijo Cristina (Avanti Morocha!!) en la asamblea de la ONU acerca del producto financiero global vs. producto bruto global nos dé un indicador del tamaño del enemigo.

José
PD: Feliz 2012!
Francisco: No voy a gastar tiempo en explicarte que no existe ni el periodismo independiente ni la prensa libre. Solo diré que tu mensaje, al que dejé fermentar por unas 12 horas, es un clarísimo ejemplo de que entrás al blog a buscar roña, a ensuciar. Hay palabras pesadas, "canalla" es una de ellas, una palabra que me hace mucho ruido porque casi nunca la uso dado que no es usual encontrar personas que tengan la suficiente hijaputez como para que se les aplique.
Pero además está colocada gratis, adrede, como para generar esta respuesta que es un chau y hasta siempre.
Contás a partir de este momento con el privilegio de haber sido expulsado como comentarista de este blog.
ram dijo…
Lo de francisco sirve como demostración práctica de la clase de "debates" que se busca; a falta de argumentos, se chicanea, se provoca y, obvio, aparece la "respuesta autoritaria" y el canalla se sale con la suya; lo rajan y ya puede disfrazarse de mártir.
Lástima el mal trago, Gerardo, justo en época de buenos tragos, de brindis por causas nobles y un mundo que por un ratito deja de ser tan árido.
Que sea un muy buen año.
Ricardo dijo…
Creo que, en parte, Schmidt tiene razón y, en parte, vos también.
Porque Clarín, si bien conserva todo el poder de fuego (y la chapa de ser "Clarín"), ya no configura la realidad como antes. Es decir, su "relato" dejó de ser el único y hay otras campanas. Además, no sólo por el accionar comunicacional del oficialismo: Clarín ha perdido mucha credibilidad de manera absolutamente premeditada. Sólos se cubrieron de barro y abandonaron esa posición de centro que antes ocupaban.
Pero a la vez no hace falta mucho para que Clarín recupere la centralidad que antes ostentó. Si, como das a entender, el gobierno y los sectores que lo bancan bajaran la guardia, Clarín podría recuperar credibilidad desradicalizando su discurso. No lo hizo luego de las elecciones porque se están metiendo con su poder (Papel Prensa y el artículo 161 de la Ley de SCA). Hay una centralidad, el oficialismo, que lo expulsa a pelear en los márgenes por cuestiones que son de su interés y no del conjunto social. Lo que decía en twitter el otro día respecto a esa tapa con el Art. 32 de la CN: ¿cuántos medios pueden hablar únicamente de ellos? Creo que ahí puede resumirse el poder de Clarín, pero a la vez el karma de su encierro en sí mismo.

Y bueh, eso. ¡Felicidades!
Daniel dijo…
Muy buen post y gran análisis de Ricardo en su comentario.

Feliz año nuevo!
Ricardo dijo…
Porqué alguien debería cambiar su enfoque por el 54%, o por el 80%?
Se supone que existe pluralidad de medios para que hablen por (y para) cada grupo político y social, hay medios que hablan para el 2% troskista, y no cambian desde hace 50 años.
Debería el kirchnerismo haberse plegado al discurso opositor cuando perdió en 2009? No, y no lo hizo, y estuvo bien.
Alguna vez desde el oficialismo rabioso se acostumbrarán a que los critiquen? Desde izquierda y derecha?
pablocuar dijo…
Que Clarín “marca agenda” todavía es cierto, pero no en la medida que lo hacía antes: puede bombear a Scioli e inmiscuirse en la puja entre sectores cercanos a Cristina y sectores pegotistas, pero esta puja se da de hecho y quizá es bueno que así sea. Digo, esta “agenda” bien puede decirse que le ha sido impuesta a Clarín cuando éste podría o preferiría estar hablando de cosas “peores”. Clarín está tomando nota de dónde pisa la “bestia K” buscando algún huesito, cuando antes del 54% éramos nosotros los que corríamos a tapar o limpiar todas las “roturas” del multimedios.
No digo que debamos bajar la guardia: la “pelea con Clarín” es constitutiva, somos efectivamente “hijos de la 125”, pero esto no quiere decir que la línea de división vaya a pasar por otro lado mañana y que ni nosotros ni Clarín podremos decidir el lugar de esa línea.
Saludos, Feliz Año Nuevo!
mario burgos dijo…
El problema de estos debates es que hay quienes creen y quienes quieren hacernos creer que el periodismo es una cosa en sí misma, una profesión liberal y no una forma de construir verdades. No sólo los medios, sino el trabajo de todo periodista pasa por construir verdades, sean estas en beneficio del pueblo -único que necesita acercarse lo más posible a la realidad para poder desarrollar sus propias fuerzas, su identidad, su discurso- o por el contrario, se trate de las de los dueños del país, donde lo más importante no es una descripción ajustada a la realidad, sino construir una realidad que permita sostener la explotación con la mayor conformidad social. Incluyendo esto operaciones políticas desde el aprovechamiento de su posición dominante. Si se sale de esta concepción, es fácil pensar que cuanto más fuerte aparezca el movimiento popular, más amenazados se van a sentir estos dueños y por lo tanto más virulento se va a tornar el trabajo de sus constructores de realidad para la dominación, más explícito su odio de clase, menos literaria su forma de explicitación y más van a prevalecer sus operaciones mediáticas por sobre su supuesto rol informativo. En el caso argentino, lejos de reducirse el papel de estos medios en la dominación, su importancia se agiganta por la crisis de los partidos, que siguen balbuceando ante nuestra ofensiva permanente. No es casual que Schmidt quiera vendernos todo lo contrario. alguien que pretendió menospreciar a Cabandié diciendo que sólo es un hijo de desaparecidos, no habla justamente desde el pueblo. Vale para este tema el consejo del Negro Jefe a sus compañeros del seleccionado de Uruguay en el partido que conquistaron su segundo mundial venciendo a Brasil, en el Maracaná: "no miren a la tribuna el partido se juega acá adentro". Si bien vale la pena mirar estos pasquines para ver para dónde van a apuntar sus cañones, sus mecanismos de difamación, sus operaciones políticas, si nos detenemos en sus estimaciones, tomamos en cuenta sus acusaciones y calificaciones sobre nuestro gobierno, sobre nuestros compañeros, nos estamos comiendo el peor apriete: el ideológico.
Santiago dijo…
hola gerardo, felíz 2012. integro equipos de investigación sobre política y economía de la comunicación, de esos que según vos "critican el manejo de los medios públicos y la pauta oficial". se que sabes que de "cenáculos" tienen lo que yo de bicicletero, porque a)dan/damos el debate en todos los escenarios en los que los/nos habilitan y/o invitan, incluyendo los espacios que vos generosamente abrís, siempre; b)lejos de ser cerrados y de mirar su propio ombligo, dan cuenta de sus posiciones con argumentos, ideas y abiertos a la discusión.
Luego, el debate que retomas de lo discutido por smith y diego f es interesante, porque muestra lo necesario de re pensar el rol de los medios masivos-hegemónicos. No creo que Clarín mantenga su poder de fuego, porque una parte de lo que dice Esteban es muy cierta (Clarin repite estrategias fracasadas ante situaciones diferentes y consigue resultados similares, ver LSCA o Papel Prensa). Hay una grieta en la que profundizar la discusión: Clarín y La Nación son los medios más leídos-visitados-vistos-escuchados (a pesar de caídas en ventas); los medios afines al gobierno no inciden en el rating-share-tirada(aunque tiempo argentino vende mejor de lo esperado), y para mí, sirven más para "guiar a la tropa" que luego da las discusiones en el resto de los espacios públicos (el bar, la flía, los amigos, la calle, etc.). Ahora bien, paralelamente a ese proceso (medios masivos/hegemónicos liderando el consumido vs medios afines "guiando tropa propia") se da el proceso político-institucional, donde el kirchnerismo arrasa (54%) en escenario sin segunda fuerza y con un par de "terceras fuerzas" (los números de binner y el resto fueron de una tercera, como bien marcó wainfeld ayer). ana amado abre una pregunta interesante: el pueblo acierta al votar (CFK gana en 23 pcias) y pifia al consumir medios (clarín+tinelli)?mmmmmmmmm. discutamos esto!
Sobre el resto (rol de medios públicos, holandesas, etc) la seguimos otro día
abrazo
santiago de tres lomas
Santiago: Creo que la pregunta de Amado (como tantos de sus planteos) es medio falaz o al menos simplona, No es que el pueblo vote a CFK y al mismo tiempo consuma Clarín como no era que "la gente votó a CFK y salió corriendo a comprar dólares) Lo que hay es un retorno de la discusión política mano a mano, donde los ejes ya no los pone el dispositivo mediático y por ende el debate deja de estar subsumido a lo agendado. Es en ese contexto donde el kirchnerismo gana, y por paliza, la discusión política. Si a eso le sumamos la capacidad de gestión y llevar a la práctica políticas muy sentidas por el pueblo, la victoria es un hecho.
Santiago dijo…
gerardo: podría acordar con tu planteo (salvo con la generalización sobre amado, pero no es importante). pero me temo que la tangente abierta evita que discutamos sobre la primera parte de lo que te digo (fundamentalmente sobre vínculo relación entre medios masivos/hegemónicos y "afines al gobierno")
algo que me asombra y celebro (y entiendo es a)un triunfo del "kirchnerismo" como movimiento político y b)un proceso irrefrenable) es la auto referencialidad a la que obligó a los medios en general y clarín en particular, su desnudes, y cuánto se nota todo.
abrazo
santiago de tres lomas

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria