jueves, 17 de noviembre de 2011

Si es un ajuste a los que la tienen ¡Que viva el ajuste!




La misma noche en que el 54% del electorado había dado un apoyo sin precedentes a su jefa de estado, desde el dispositivo mediático se profundizó el ataque por el carril del dólar que, en rigor, ya se venía trabajando por lo menos un mes antes. La idea que se pretendió instalar es “la gente votó a Cristina y salió a comprar dólares”. Los días subsiguientes vieron tapas de diarios con mentiras estruendosas y operaciones por doquier y el mundo mediático reflejó la histeria de un pequeño sector social, habido de “cubrirse” a como dé lugar. El gobierno reaccionó con solvencia y a tres semanas lo único que queda de esa operación son anécdotas como la de ese winner que vendió el auto y compró dólares “blue” a 5,10. Pobrecito, en la Argentina de los 90 era un ganador, hoy es un boludo…

Pero lo que muchos no ven es que la primera medida del gobierno a 48 hs del triunfo fue el decreto que obliga a petroleras y mineras a depositar los dólares en el país. Esa fue la señal inequívoca de que comenzaba otra etapa, pero cuidado, que nadie crea que se viene el socialismo. Nada que ver: viene más capitalismo, pero de verdad. Ese capitalismo donde los que más tienen más aportan, donde los ricos pagan orondos su derroche porque los enorgullece el gasto suntuario. Ese es el tiempo que está amaneciendo. La Argentina de ricachones subsidiados es el pasado. Ahora tenemos Internet y mecanismos para cruzar datos que nos ayudan a sacar una foto de cada uno y saber a quién le sobra, quién puede y quién necesita una mano. Te digo más, y me corrijo: en realidad se viene una ciudad de Buenos Aires enganchada al resto del país, sin esa carga monumental de subsidios que los argentinos del interior rechazan de plano. Es que el sistema de medios refleja exclusivamente el ánimo de pequeños bolsones de porteños acomodados y luego pretende transformar ese cotorreo en nociones de “la gente” o “todo el mundo” cuando en realidad afuera –de los estudios de radio y TV y de la CABA- las mayorías populares viven otra realidad que quedó claramente expresada en dos elecciones consecutivas y separadas por un par de meses.

¿Que porqué no lo hicieron antes? Bueno, tendrán sus razones

¿Que esperaron a ganar las elecciones porque si lo hacían antes perdían? No seas farabute…

Vale recordar en estas horas las palabras del economista MiguelBein, insospechado de kirchnerista:

La Argentina va a otra agenda, a una agenda de administración de lo conseguido y de buscar que no tengamos otra recaída que nos lleve de vuelta al principio. La economía le va a poner a la política una agenda completamente distinta donde al gobierno le va a interesar ir a buscar ciertos consensos para tomar ciertas decisiones que no van a ser fáciles."

Esto es lo que está en la base de los sucesos de estos días, a ver si la entendemos. Cristina ya tiene todo y no se presentó a elecciones para otra cosa que no sea tratar de aportar a la estructuración de un país más justo, donde haya ganadores pero donde el Estado esté presente para darle una mano a los que están al fondo de la fila. Por ahí pasa la cosa y por ahí va a seguir pasando, pero por supuesto que todo se hará en consonancia con un mundo que está en serios problemas y del que no estamos aislados. Hubo un tiempo que había que poner en marcha motores, inyectando consumo a rabiar, hubo una etapa de despegue, un momento en que había que sacar el carro encajado hasta los ejes en uno de los barros más densos, porque así nos dejó el neoliberalismo. Bien, ya sacamos el carro del lodazal, ahora hay que empezar a ver para dónde vamos y las medidas tomadas ratifican que se está marchando en la dirección deseada por el pueblo. Podrá haber aspectos instrumentales mejores o peores, seguramente habrá marchas y contramarchas, pero el objetivo es claro.

Otros discuten si esto es o no un ajuste y la prensa opositora chicanea diciendo que por más que se diga lo que se diga estamos ante una política de ajuste. De nuevo tenemos que llamar a los profesores de castellano para dar la discusión. Mientras llegan, te digo que si es o no ajuste, me tiene sin cuidado. Dicho de otra manera si es un ajuste a los que la tienen ¡Viva el ajuste! Porque, veamos ¿Qué connotación tiene en Argentina “ajuste”? Sin dudas el 13% de quita a los trabajadores y jubilados de la Alianza; sin dudas las medidas que a López Murphy lo transformaron en el ministro de economía más fugaz de la historia patria. Eso es “ajuste” para el común del pueblo ¿Pero esto? Esto es fiesta, papá…

Ahora, supongamos que el gobierno toma estas medidas porque las condiciones económicas se están enrareciendo. Pregunto ¿Está mal? ¿Está mal que un gobierno esté atento a los latigazos por la crisis internacional? Está perfecto. Lo que pasa es lo de siempre, el chicaneo, las frases hechas, los inventos. Por ejemplo el invento del “Estamos blindados”. Ya escribí al respecto diciendo que nunca nadie del gobierno dijo tamaña sandez, pero es la de siempre: dicen que alguien del gobierno supuestamente dijo tal cosa y eso basta para que lo repitan cuatro o cinco y al rato el gestor del bolazo lo escuche y se termine creyendo lo que él mismo inventó. El problema que tenemos en Argentina es que este tipo de exabruptos aparecen al instante como zócalos en canales canales de cable y al día siguiente como titulares de diarios importantes. El problema es que los que emiten se creen sus propios inventos. Es algo para evaluar científicamente.

El punto es que ahora te quieren convencer de que se viene todo abajo, que fuiste un boludo al votar a Cristina porque ahora te va a empomar como al mejor. Hay una cosa perversa en este manejo mediático. En el fondo, te dicen, sos un gil que te merecés la quita de subsidios y todo tipo de aumentos. No se dan cuenta que vos votaste a Cristina porque entendés que es la que tiene mejores condiciones para manejar el coche del país y porque pese a que haya cosas que no te gusten, le reconocés que hizo cambios estructurales que están muy bien y que durante varias décadas nadie hizo. Es que la demonización del kirchnerismo no para y siempre necesita nuevos caballitos de batalla para retroalimentarse. Ahora encontraron el "¿Viste, vos la votabas si sabía que se venía esto?" 

Pero no te esfuerces en responderles. 

Son sordos.
.

7 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Es que hay tanto boludo que no se da cuenta que la votamos PARA que se viniera esto, y precisamente tener el 54,11% de los votos es lo que lo hace posible. ¿Te imaginás lo que sería la reacción de haber ganado Cristina por muy poco márgen?

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Son sordos y necios, además de ignorantes, prejuiciosos y perversos.
Saludos.

Daniel dijo...

No son sordos.
Están embarcados en el proyecto de voltear nuestro proyecto.
Y trabajan cada día para eso.

uno dijo...

Bueno, hice un comentario y me tiró un error, por las dudas resumo más o menos, por ahí se repite:

Decía que me parece excelente el último párrafo, coincido mucho con la idea que quieren instalar ahora, pero te decía que creo que sí hay que responderles, porque sino se viene el "ahora resulta que nadie la votó". Que vean que somos mayoría!

rosarigasino dijo...

Gerardo,decis" viene más capitalismo, pero de verdad. Ese capitalismo donde los que más tienen más aportan, donde los ricos pagan orondos su derroche porque los enorgullece el gasto suntuario. Ese es el tiempo que está amaneciendo. ".
Te pregunto,sabes en verdad que es el capitalismo??Crees que el capitalismo se reduce a pagar mas quien mas tiene??

rosarigasino dijo...

Me quedo en el tintero.
Cuando decis capitalismo,te referis al capitalismo de Estado??

Gerardo Fernández dijo...

rosarigasino: El capitalismo es muchísimo más que eso, pero una de sus condiciones es que los que más tienen aporten más proporcionalmente, algo que en Argentina nunca se dio.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta