Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

jueves, 6 de octubre de 2011

A Lanata y Caparrós le ganamos la discusión política


Este twitt me hizo pensar en cómo Jorge Lanata y Martín Caparrós reflotaron en esta época la vieja idea de que el peronismo nunca tuvo nada original y que al fin y al cabo siempre fue una especie de parásito que se alimentó de ideas de otros. El gorilismo vernáculo (sobra ese "vernáculo" porque el gorilismo en tanto antiperonismo de piel en el único lugar del mundo que existe es en Argentina) El gorilismo, decía, siempre se pajeó con esa idea, es lo que explica el no voto de Alicia Moreau de Justo a la ley del voto femenino en los cincuenta, por ejemplo. El gorilismo nunca entendió que en política, al fin y al cabo la canción es siempre la misma y que por lo tanto de lo que se trata es de ver cómo se da respuesta a las demandas. El peronismo se caracterizó ya desde que el mismísimo Perón estaba en la Secretaría de Trabajo por dar respuestas. Y como siempre pasa, hubo respuestas mejores y peores, hubo desprolijidades, marchas y contramacrhas, pero hubo respuesta y eso es lo que sencillamente sigue pesando en la memoria colectiva y por eso se le sigue confiando el voto a este movimiento.

Lanata y Caparrós se pararon en esa elaboración y entonces inventaron la noción de la "cooptación", que en un primer momento la usó para explicar el apoyo de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo al kirchnerismo. En sintonía con aquella imagen  muchos incautos compraron la idea de que todo apoyo a los Kirchner de una u otra manera siempre es comprado. No existe en esas miradas la evaluación de la posibilidad de que haya otro tipo de motivación porque le han negado de plano al kirchnerismo la capacidad de interpelar e influir al quitarle toda entidad que no sea el sino impostor. Temo que muchos de los compradores son esa legión de yuppies que se creían progres cuando mandaba Menem y, como correspondía por entonces, todos los que estábamos enfrente, desde Magdalena y Leuco hasta Verbitsky, ponele,  eramos oposición y, por supuesto, progresistas, que fuimos viendo crecer el FREPASO los jueves en Hora Clave por Canal 9... Era comodísimo ser progresista con Menem...

Bueno, un día todo eso acabó sangrientamente y lamentablemente y en el 2003 muchos quedaron enmarañados en ese tramayo político-ideológico de cómo pararse respecto a lo que empezaba a mostrar el kirchnerismo, con el agravante de llevar en su ADN como contrapeso ese estigma antipopular que define al proresismo gorila. 

Terminaron siendo la tropa a la que Lanata y Caparrós le pusieron las excusas...

Hoy repiten las mismas pelotudeces que balbucean esos ancestros gorilas sobre el primer peronismo que muchos tenemos en nuestras familias pero con una onda más actual ¿vistes? Pero cuando los exigís un cachito, nada más, terminan largando todo, hasta el carnet de boludo que Lanata les vendió allá por 1999. Lanzan frases que sospechan inteligentes como por caso 

"A Cristina la votan por la situación económica"

¿Y por qué no la van a votar, pedazo de salame? Si la situación económica mejoró ¿porqué no habría el pueblo de acompañar al gobierno que, sea por lo que sea, ha conducido el florecimiento del país? Por suerte nuestra sociedad se ha ido reconfigurando y al calor de esa reconversión  fue arrojando ciertos lastres político-ideológicos vetustos y por eso el discurso lanata-caparrotista cada vez tiene menos adeptos, como el radicalismo, que pierde votos con cada anciano que muere y no capta un sólo voto en los pibes, que lo ven viejo y lejano. 

Pero también al calor de esa reconfiguración surgió con mucha fuerza una corriente de pensamiento kirchnerista que sin provenir del  peronismo se recuesta muchísimo sobre su razón de ser y desde el mismo palo social del progre-gorilismo, desde adentro mismo, dio la discusión, muchas veces a costos altísimos, y realizó una contribución importantísima para ganar la discusión política de los últimos años. 
.

3 comentarios:

Dr. Carlos A. Medina dijo...

Gerardo, el 23 de Octubre va a ser un día histórico y glorioso para todo el pueblo argentino, para los que acompañamos éste proyecto y para los que se acerquen a compartir un verdadero triunfo popular. Saludos.

Daniel dijo...

Estos muchachos no saben lo que es ir a laburar.
Quiero decir; fuera de su microcosmos, está la calle, con sus conveniencias e inconveniencias. Entonces el tipo de a pie, tiene que ir a laburar y palpa la cosa ahí; la que emana del asfalto, la que está en el aire, la del bondi, la del taller y la oficina.

Mientras tanto, en ciudad Gótica, estos muchachos le dan al teclado y llega un punto (esta es una teoría que tengo) en que si uno, de oponerse a algo, puede estar chamuyando en función de ese oponerse, interminablemente. E irremediablemente, se pierden. Se pierden y dan vueltas en ese microclima que supieron conseguir.
Y de eso laburan.
Que es disntinto -y por eso se asombran cuando el pueblo apoya un proyecto como este- al sentir genuino de la calle. A esa madeja para ellos impenetrable.

Alguna vez hablaron con los muchachos de la obra que preparan el asadito? pero que en los '90 se sentaban en las veredas a comer sandwiches de salchichón porque no daba para el jamón y queso?
Una gira por la real realidad les vendría bárbaro, para despabilarse un poco.
Uno puede "operar", pero a veces hay que tomar un poco de aire y hablar de las cosas cotidianas con los laburantes lo que no tiene ni puta que ver con eso de invocar "lo que la gente dice".
Eso también lo hace Mirta, la Diva, que cuando mierda se paró a hablar con la gente más allá de la Avenida Santa Fe?.

Emi dijo...

la presi en tanto hace ... en Palermo hoy al sol ... la cumpa nos regalo la alegria de la ciencia , de los jovenes cantando soñando ...
ellos mueren de odio ,dejalos
la cumpa hace
junto a los pibes con sus netboocks, los cientificos jovenes y los viejos militantes rejuvenecidos por la emoción "el tren de la historia no pasa dos veces" ..acá , en Argentina todo es distinto,...paso de nuevo, aca paso de nuevo ... los que eramos del 73 ... no podemos creerlo ....
Gracias cumpa