Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

lunes, 1 de agosto de 2011

Me voy a la cama con una certeza

En líneas generales, no hemos terminado de pensar los noventa y eso tarde o temprano se torna contrapeso. No terminar de pensar los noventa significa no visualizar esa "capacidad instalada" a la que se refiere Martín en el post anterior. Es no ver las consecuencias, es no estar capacitado para entender cuáles son algunas de las corrientes de fondo que siguen latentes en la sociedad argentina y particularmente en la de la ciudad de Buenos Aires, que expresa ciertos rasgos con una fidelidad e impudicia fabulosas.

Muchas veces he escrito (hace más de un año lo hacía con frecuencia y los visitantes más añejos lo recordarán) que buena parte de la sociedad nunca rompió con el modelo de los noventa y que de una u otra manera siempre consideró que los lineamientos generales de aquellos años no estaban tan mal, sólo que De La Rúa no estuvo a la altura de las circunstancias y eso nos llevó a enterrarnos en la banquina. De ahí que se le dieron atribuciones extras a Néstor Kirchner para que nos sacara del lodazal y nos colocara nuevamente en el camino del que nunca debimos habernos desviado. Y Néstor cumplió, sacó al país del lodo con mano férrea y puso de nuevo las cosas en su lugar, pero no se modificó la base del modelo, he aquí un temita, una puntita. Rápidamente se empezó a crecer y se gestaron maniobras geniales que le hicieron muy bien al país (desendeudamiento y recuperación de los fondos previsionales) pero la estructura siguió siendo la misma y eso tiene su peso.

Mientras tanto, en los sectores urbanos con necesidades satisfechas se empezó a visualizar que las cosas buenas suceden porque sí, por el "viento de cola" y los precios internacionales de los commodities, que los beneficios llegan incluso a pesar del gobierno, mientras que lo malo es culpa exclusiva de Casa Rosada. La diferencia que saca hoy Macri tiene que estar ligada a eso, indefectiblemente.

Hay muchas cosas que revisar, por empezar para adentro, en lo referido a la campaña y a las diversas prestaciones de cada sector, a las zancadillas, a los codazos, a la deslealtad. Pero da la impresión que hay que retomar la senda de la propuesta, tenemos que decirle a la sociedad qué queremos, tenemos que amigarnos con el futuro, tenemos que volver a demostrar que somos la fuerza que está capacitada para hacer mejor lo que el conjunto del pueblo necesita.

Hicimos mucho por el país, hemos garantizado muchas cosas, pero la política es ferozmente ingrata y siempre exige más. Los pueblos agradecen lo que se les dio pero piden más y más porque para eso están y las fuerzas políticas que aspiran a conducir un país están obligadas a ofrecerles futuro.

Ese nuestro desafío.

Es difícil, entre otras cosas porque lidiamos electoralmente con fuerzas políticas pero en realidad el núcleo opositor es una empresa periodística que está dispuesta a todo y que hasta ha retomado iniciativa política, lo que equivale a ir con blancas en Ajedrez, siempre mueven primero.

Las derrotas porteña y santafesina estaban en todos los planes, sólo que han sido más duras de lo esperado. Pero no radica ahí lo preocupante sino la casi certeza de que nos estamos quedando sin política y que estamos gastando mucho de lo acumulado, que aunque nos alcance para llegar victoriosos a octubre, será nada en vistas a remontar cuatro años más de gobierno. Nuestro problema no es electoral, nuestro problema es político. El resultado de las primarias y de octubre no corre riesgo. Lo que nos urge es diseñar el tinglado político para la nueva etapa, que será inevitablemente la más dura. Mucho más aún que lo que ha sido hasta ahora.

Hasta mañana.
.

15 comentarios:

Martín dijo...

La certeza es que, en octubre, ganar va a significar un golpe mucho más duro que perder. Hay mucho resentimiento en el antikirchnerista. Una especie de odio para con los que apoyan al oficialismo, mayor al que se le pueda escuchar al peor Fito Páez.

Sinceramente me apena que la política sea tomada como una guerra. Que las banderas sean insignias de batalla y no símbolos de las ideas que sueñan y representan. La política debería servir para ir para adelante, no para fijarnos en las diferencias y desaciertos ajenos. Pero un pibe de 21 años no tiene tanta idea sobre el "arte" de la política, por lo tanto no pierdan el tiempo en leer estas líneas.

Martín.

JC dijo...

Gerardo, insisto, creo que el "modelo" hace agua. La distancia entre lo que se enuncia y la cruda realidad se alejan cada vez mas.
Entre mediados de los 90 y ahora no hay tantas diferencias estructurales, a pesar de las cifras mágicas del INDEC.
Han robustecido el imperio del nefasto Moyano, del que deben cuidarse. Que le debe mas transparencia y participación democratica al sindicalismo argentino.
Han hecho de las Madres un escudo moral fallido y las han dejado manchadas. Han creado a Schoklender. A Schoklender lo alimentó Kirchner, cheque tras cheque. Han hecho un financiamiento sin control del estado.
Han hecho boquear a Estela de Carlotto hasta hacerle pasar el ridículo-
Han colaborado con la tercerización de sindicalistas- empresarios- amigos que mataron a Ferreyra.
Han hecho de la economía una mentira, la del país popular a precios ridiculamente caros para todo.
No han podido hacer creíble al pobre Filmus en dos oportunidades, incluídos sus balotages.
Se han vuelto Scioli dependientes, es decir, la figura mas relevante después del fallecido Nestor y de Cristina, es el mamarracho de Scioli, al que suele detestárselo sottovoce.
Han hecho del fútbol para todos una apuesta inmoral, de 1200 millones de pesos, de sostenimiento del dinosaurio de Grondona. Otro financiamiento millonario que nadie sabe cómo se controla. LO mismo que Aerolíneas, llena de ñoquis jóvenes de La Cámpora, que cobrab sueldos y viajan gratis.
Han hecho de las regalías de Santa Cruz una estafa.
Es muy difícil creer en un modelo que insiste en decirme que la inflación es de decimales. Se desbarata cada vez que paso por el COTO.
Han hecho de la asistencia social un negocio clientelista,que da al que colabora con el puntero, el intendente, el gobernador. No así a quien no quiere ser mano de obra de movilizaciones. Conozco unos cuantos casos como para creer que se trata de una mera casualidad.
Han hecho de un trámite al congreso- que debería haber sido el "proyecto de ley por la 125", una ridícula batalla épico-mediática por decreto, que además les salió mal. Que costaba - gobierno recién estrenado, mayoría en ambas cámaras- utilizar los mecanismos constitucionales mas llanos para darle legalidad a una propuesta así?
Habían prometido "calidad institucional" un par de meses antes, prometieron una reforma del sistema de partido con internas abiertas después del bochorno de De Narváez en 2009 y al final proponen una internas con candidatos ya elegido a dedo.
Cómo creer, entonces?
Creo que esas cosas son las que deberíamos plantearnos todos, los kirchneritas y sus críticos de cara al proximo período político si queremos que la democracia crezca en calidad.
Y además, entender que pasa cuando tanta gente vota a un Macri para decir otras cosas, en lugar de reaccionar infantilmente como Fito Páez- a quien admiro como compositor de grandes canciones.

HERNAN dijo...

Acuerdo en líneas generales. Hay romper ese "modelo", que aún no se ha roto o no se han dado los pasos para romperlo definitivamente, porque no se sabe cómo o porque no se encuentra la oportunidad.

Si la cantidad de votos fuera abrumadora para CFK, habría que ver qué agenda re-toma o propone. Si romper ese "modelo" que aún vive, o si eso se toma como una carta blanca para el ajuste o para la vuelta al FMI y el Club de París y los créditos externos.

Para financiarse, no hay otra, creo, que a través del crédito externo, o a través de una profunda re-estructuración de la matriz de la distribución del ingreso (reforma financiera, impositiva, educativa, etc.), si en verdad se quiere tener los fondos para sostener otro modelo que no sea el actual modelo, cuasi neo-liberal atenuado en muchos aspectos (atenuación que le pone los pelos de punta a la derecha, por supuesto).

Si este modelo, se profundiza, y se va hacia un modelo más "progre" (con todo lo que bueno o lo malo que podría implicar esa palabreja), entonces sí la lucha va a estar muy dura entre 2011 y 2015. Y ahí si la derecha no se va a andar con chiquitas, creo.

Saludos.

Diego dijo...

¿No te parece un poco soberbio decir -básicamente- "el problema es como transmitimos el mensaje" y no pensar ni por un momento que "el problema es el mensaje"?

Cuando se plantean este tipo de afirmaciones parece que se considera al elector un pobre imbecil, sin capacidad de disgresión, ni de entender que si, Clarín juega su juego. Pero el gobierno también juega el suyo. Y en ese juego, Clarín fue un aliado entre 2003 y 2008.

Es lo que más de molesta del Gobierno. Que considere que los votantes son imbeciles que arrean como si fueran ovejas. Y que perdieron porque "el mensaje no llegó", en vez de pensar que a lo mejor fué la inflación, o la inseguridad, o Moreno, o Moyano, o Shocklender, o De Vido o..etc. Alguien tiene algo para decir sobre esto? Vá con onda.

Slds

Gerardo Fernández dijo...

Diego: En ningún lugar del post vas a leer ni cerca algo referido a que "el mensaje no llegó". Lejísimo estoy de caer en ese planteo. Te propongo algo: ahora que ya dejaste el comentario, leé del nuevo el post, vas a ver que habla de otra cosa.

Ricardo Moura dijo...

"decirle a la sociedad qué queremos"... El mayor problema, creo, radica en que lo que "queremos" (progres, K, etc.) no necesariamente coincide con lo que quieren muchos, especialmente la mayoría de los porteños: La contundente derrota de la consisgna "Buenos Aires para todos" es un buen ejemplo.

viejitomatias dijo...

El pueblo argentino lleva más de 30 años de idiotización cultural e ideológica y era de prever que unos cuantos globitos de colores,iban a ser más poderosos que la promesa de cualquier gestión tan creíble como palpable.
Durante la década de los 90,un gran porcentaje de la población sintió que podía liberar impunemente al corrupto que lleva adentro y tal vez sean esas las razones por las que esa gran franja de la población,votó a la corrupción y la impunidad,que los medios silenciaron.
No obstante ello,no creo que el silenciamiento de los medios haya sido el que permitió la holgura del triunfo de Macri.
Bien sabe la gente que está procesado por escuchas ilegales,como bien sabe la subejecución presupuestaria y todas las demás cosas que nosotros también sabemos.
Con todo el dolor del alma y el profundo deseo de estar equivocado,creo que" la gente",volvió a votar corrupción e impunidad.
Estaría demás y sería un absurdo,querer atribuírle esto a los porteños,ya que lo mismo pasó en la Pcia. de Bs.As cuando todos los elementos comprometían cada vez más a De Narváez y su "supuesta" conexión con la efedrina.
Ni bien la causa comenzó a avanzar,la gente lo terminó votando y resultó ser que un extranjero,con el 80% de inasistencia a su banca,terminó ganándole por 2 puntos a quien demostró haber levantado al país de la peor ruína de su historia.
Hoy 31 de julio,Macri captó todos los votos de Pino Solanas con su troska sojera y demáses.
A no desesperar,porque ni en la CABA ni en las provincias,se pone en juego el destino del país y no creo que en las elecciones de octubre,sea tanta la gente que tenga ganas de comer vidrio,por más deseos que tenga de sacar el corrupto que lleve adentro.

Un abrazo Gerardo.

Charlie Boyle dijo...

Gerardo, desde el lugar de alguien que va a votar por Binner, que mal que les pese es el único que no ha venido haciendo post política y de alguna manera proyecta algo de previsibilidad, veo algunas cosas que Uds. pueden modificar y otras que no está a su alcance hacerlo.
1 La política neoliberal no será derrotada hasta tanto venga otra ola en su reemplazo. Al igual que la doctrina de seguridad no fue dejada de lado, pese que por muchos años quedó inerte y sin sentido, hasta que George W no enunció la del eje del mal que vino a reemplazarla.
2 Mientras la nueva no termine de nacer y la vieja no termine de morir ( ver el chiste de Nik de la nación que reproduzco en mi blog)hay un gap que para quién conduce le va ser muy difícil de llenar, dado que no hay referente, un espejo donde mirarse, no hay un Neustad que predique: "seamos como Tal" porque no hay tales en quién referenciarse, un espejo en donde reflejarse.
3 Por el contrario ( de vuelta el chiste de Nik) los otros se podrían referenciar en nosotros, Krugman lo está haciendo. Nosotros, en vez de quedarnos en la chicana barata de Cristina en NY pidiendo un Plan B, tendríamos que mandar a nuestros economistas a explicar lo que hicimos.
4 Pero cómo vamos a explicar para afuera lo que hemos hecho entre todos los argentinos, si para dentro no lo podemos explicar, y en esto es culpable el gobierno. Si el principal aparato propagandístico es el mundo Guitrz estamos en el horno. Como dice Martín, no salimos de la política universitaria.
5 Faltan 10 días de campaña, el kirchnerismo no salió en ningún lado a pedir el voto y a explicar para qué se quiere quedar 4 años más. La territorialización que mencionan tiene eso, dame el subsidio y después chupame un huevo. Acá el intendente Freyre sacó el 66% de los votos (kirchnerista) y Rossi solo la media provincial 22.25%. Eso es neoliberalimsmo.
6 El mismo Freyre para sí hizo política peronista, tiene una red territorial inexpugnable de la que se valió Binner para provocar el voto cruzado. Durante cuatro años le levantó la mano, era imposible que desde la oposición generemos un intendente si el gobernador apoyaba manifiestamente al que estaba.
7 Así las cosas se ha producido un crack que se torna abismal hasta que alguna nueva moda política venga a reemplazar lo que todavía no se fue. (aquí podría bajar línea de donde yo creo que está esa posibilidad, pero no lo voy a hacer desde este blog.)
8 Finalmente en 10 días tienen que hacer todo lo que no han hecho, territorialzar lo nacional, disciplinar los territoriales, explicar a los neutros (los pasivos) la ventaja de votarla a Criistina, mantener a raya a los impresentables, salir al exterior a hacer relaciones exteriores en serio y no 6,7,8chismo como el que ha venido haciendo Timermann, luego si es necesario Cristina de batón, con los ruleros puestos salir a mendigar el voto.
9 Si esto así no ocurre y el 14 de agosto el gobierno no supera el 40%
(es el único que tiene algo para perder, el resto son todos Del Sel), Cristina corre serios riesgos de que dentro de ese cúmulo de candidatos salga alguno capaz de generar a su alrededor masa crítica y que de esa manera logre una ola (electoral y no política) que le discuta de igual a igual la elección de octubre. Uds, mientras tanto habrán estado peleando con un muerto que no compite, un Macri cagón y conservador que no pensó en esta posibilidad, pelea inútil que la tenían perdida de antemano y que tuvo correlatos como el de Del Sel en mi provincia, totalmente al pedo.
Si quieren ganar, menos tecnópolis y mas laburo

Gerardo Fernández dijo...

Charlie: Tu renglón final te delata. Merecés votar a Binner.

rinconete dijo...

Charlie

Creo que no hay contradicción entre Tecnópolis y laburo (retomando tu imagen).
Es más, esa no contradicción es uno de los grandes aciertos de este gobierno, que une la épica con el hacer. El famoso relato que tanto le gusta a Cristina y la ANSES resolviendo la entrega de la AUH, Hebe y Boudou, Tecnópolis y Garré, Evita y el nuevo DNI.

Creo que en la CABA faltaron las dos cosas. En realidad faltó campaña, se empezó tarde y mal frente a un rival que está en campaña desde hace 4 años y tiene un mensaje aceitado con globos y Vidal y bien apoyado en los punteros de Ritondo.

No diría que en la nacional la campaña no empezó. Cristina, al igual que Macri, hace rato que está en campaña y que encontró su voz. Hace lo que hace todo oficialista que va por su reelección: mostrar que hace.

Pero estoy de acuerdo en lo que respecta a las primarias: quién más tiene para perder es el kirchnerismo. Si no goza de un batacazo superior al 40% será leído como una derrota, independientemente de lo que saquen sus competidores. Y creo, además, que muchos que votarían por Cristina en octubre votarán por otro candidato en las PASO. Es una manera de marcar diferencia a bajo costo, como una primera vuelta bajas calorías.

Creo que el oficialismo tiene que seguir haciendo lo que hace tan bien: relato y acción (no tiene la prerrogativa macrista o radical de enunciar todo lo que haría si lo dejaran como tampoco goza de la prerrogativa progre de muertes heroicas). Para eso sería bueno pensar una agenda densa de medidas para el 2011-2015: monstruoso plan de viviendas (una incomprensible asignatura pendiente), ley de bancos, crédito barato (subvenciones disfrazadas de créditos), despenalización del aborto, mayor despenalización de drogas...

Muchas de estas iniciativas son invisibles para el común de los votantes, pero como la ley de medios o la AUH sus efectos serán notorios.

maçha dijo...

"tenemos que decirle a la sociedad qué queremos, tenemos que amigarnos con el futuro, tenemos que volver a demostrar que somos la fuerza que está capacitada para hacer mejor lo que el conjunto del pueblo necesita"
es la tarea

Diego dijo...

Gerardo,

Gracias por postear mi comentario anterior.

Entiendo que el tema principal de tu post es la idea que los '90 siguen siendo un faro para una buena parte de la sociedad argentina (o porteña, al menos). Sin embargo, te marco tres frases que me hicieron plantear que el discurso es "el mensaje del gobierno no llegó".

1) se empezó a visualizar que las cosas buenas suceden porque sí, por el "viento de cola" y los precios internacionales de los commodities, que los beneficios llegan incluso a pesar del gobierno, mientras que lo malo es culpa exclusiva de Casa Rosada. La diferencia que saca hoy Macri tiene que estar ligada a eso, indefectiblemente.

2) tenemos que decirle a la sociedad qué queremos, tenemos que amigarnos con el futuro, tenemos que volver a demostrar que somos la fuerza que está capacitada para hacer mejor lo que el conjunto del pueblo necesita.

3) Es difícil, entre otras cosas porque lidiamos electoralmente con fuerzas políticas pero en realidad el núcleo opositor es una empresa periodística que está dispuesta a todo".

Y de vuelta, me parece - y puedo estar equivocado- que lo que se transmite lateralmente es que el enamoramiento continúa porque "no entiende el mensaje del kircherismo". Y ahí es donde discrepo. A mi me parece que lo que pasa simplemente es que el porteño SI entiende el mensaje y la idea del gobierno. Simplemente no le cree, y no la comparte.

Slds,

Diego

Gerardo Fernández dijo...

Diego: En el post posterior a éste profundizo el tema de nuestras propias carencias políticas. Leelo porque por ahí te ayuda a entender mejor. El punto es ideológico no comunicacional. Nuestro problema es no haber sido capaces de imponernos en la cuestión ideológica, esto es, que mucha gente deje de pensar y sentir que todo pasa por la salvación individual, por el "hacé la tuya" de los noventa, por no haber logrado demostrar que ese "hacé la tuya" es el que posibilita que se mande al bombo a las grandes mayorías.

Diego dijo...

Gracias Gerardo,

Leí el post posterior y te dejé un mensaje entendiendo que -creo- llegamos a un punto de acuerdo.

Slds,

Diego

Mabel dijo...

JC ;Aún con errores este modelo es mas abarcativo,inclusivo ,integral
,nacional y popular q cualquiera .Los demás apenas fue esbozaron.Nadie dijo claramente de q lado esta y q acciones va a tomar.Ni siquiera definen a sus receptores .Todos coquetearon o histiriquearon .
"Ella"definidamente toma postura.Habla de las acciones y de los receptores ,dice claramente q es para todos y todos y fundamentalmente para los sectores más vulnerables .
Podemos ir por más ,pero no de la mano de Duhalde ni de Lilita ni de La Rua .
Gerardo :Vos no lo escribís ,pero yo si porq pienso que el problema esta en la forma de transmitir el mensaje No hemos podido contagiar a los porteños de estas ganas de profundizar el plan nacional y de mejorar la capital de todos y para todos .Ella le habla a los más vulnerables Será q los q no la votan estan muy bien .Me pregunto gracias a quien???Es gracias al viento de cola??