jueves, 28 de abril de 2011

Y Duhalde sigue hablando...


Eduardo Duhalde sigue haciendo declaraciones con ese tono doctoral, con ese aire de estadista que, ponele,  hubiera gobernado durante dos períodos una potencia mundial y lo más grave es que el mainstream de la prensa criolla refleja esos dichos como si efectivamente proviniesen de una personalidad trascendente, con incidencia real en la realidad política argentina cuando, la verdad, son estertores de un cadáver político fabuloso que ya ha ingresado en la etapa del ridículo más ostentoso...

Esto es lo que diariamente solidifica la perspectiva del gobierno nacional y refuerza notablemente la posibilidad de su continuidad luego de las elecciones de octubre. Son estos dislates permanentes de una dirigencia política que ha perdido el rumbo y un dispositivo de medios de comunicación que pretende transformar en meras noticias neutras a una sucesión imparable de bloopers, uno más desopilante que otro.

En la oposición política y corporativa siguen creyendo que la gente es estúpida y que por ende no repara en el bochorno que fue la interna entre Duhalde y Rodríguez Saa, en las "bajadas" de Sanz Y Macri (Qué cosa esta gente que se "baja" siendo que no estaba arriba de nada ¿no?. Y ni hablar de ese show patético y decadente protagonizado por los principales referentes del vecinalismo porteño para ver quién la tiene más larga en las encuestas...

La gente los ve, los escucha y los lee...
.

2 comentarios:

Larabi dijo...

es como lo que nombran en tres bufones :
Las encuesta que lo daba ganador:
Usted que prefiere : Votar a Duhalde ó morir asfixiado con una bolsa en la cabeza.

ram dijo...

Gerardo, deje que el show de impresentables siga, siga y siga. Éste, como los otros bichos con los que comparte comparsa, DEBEN EXTINGUIRSE y cada nuevo capítulo acerca más ese día.
Más allá de octubre, habrán vencido (de fecha de vencimiento, no de ganar) y si la política argentina, como necesita, se tiene que renovar será con caras diferentes, especialmente este rejunte opositor sin propuesta a futuro, sin horizonte y sin rumbo.
A estos espectros hay que soportarlos ahora, al cabezón, a eso que tiene por esposa y al laaargo rosario de mamarrachos.
Como se cantaba en el 83, "se van, se van, y nunca volverán...." - entonces era la dictadura, ahora son sus nostálgicos (aunque se digan algunos "de izquierda")
No habla duhalde, habla su desesperación y eso, también se puede disfrutar.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta