Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

jueves, 30 de diciembre de 2010

Qué estamos discutiendo?

Leo y leo y leo y pienso que lo que estamos discutiendo (algunos pocos, eh, no todos, porque se me hace que este debate es medio marginal) es el futuro, el 2015. Esta discusión "peronismo-progresismo", que está siendo alentada más que nada por compañeros peronistas, muy probablemente tenga que ver con preocupaciones de largo plazo. Seguramente los compañeros, con ese olfato fino que poseen, están sintiendo palpitaciones que vienen de imaginar escenarios futuros.

Si acordamos que la victoria en 2011 es casi un hecho, si en consecuencia vemos que se recuperará la mayoría parlamentaria, son imaginables al menos dos años de bonanza política. El límite puede venir en 2013/15 y ahí ya no habrá candidatura de Cristina, y la cosa pasará por definir cómo seguimos. ¿Puede haber algún grado de convivencia entre un peronismo hegemonizado ideológicamente por Scioli-Massa, ponele, con las corrientes del kirchnerismo no peronista?

En un debate que tuve con Manolo acá y acá hace unos meses planteaba el temor de que el mismo peronismo que apuntaló políticas trasformadoras se transforme luego en una estructura de control social que sea funcional a nuevos ataques contra la clase trabajadora. Eso es para mí Scioli, "el peronismo que le gusta a la gente"

Creo que el debate más importante que tenemos por delante es cómo seguimos tirando juntos del carro más allá de tener puntos de vista distintos entre los diversos sectores que confluimos en el kirchnerismo. Creo que las palabras de Cristina ante el Consejo Nacional del PJ abren caminos al rescatar la dialéctica y recordarnos que todo cambia y que entonces no se pueden seguir manteniendo visiones estáticas de las fuerzas políticas y el devenir de los hechos.

El kirchnerismo es sin dudas la experiencia peronista más parecida a la de los dos primeros gobiernos de Perón, pero tiene al mismo tiempo rasgos propios y nuevos, uno de ellos es que anchas franjas de militancia proveniente de diversas expresiones del centroizquierda ha dado varios pasos positivos en eso de convivir con el peronismo, rescatando los puntos que unen por sobre los que dividen pero da la impresión que esto no basta.

Quizá el asunto esté en que unos hablan de "kirchnerismo" y otros de "peronismo", quizá lo que esté en juego sea seguir practicando esta experiencia de peculiar frentismo o retornar al partido, cortar vínculos y taza taza cada uno a su casa.

.

10 comentarios:

Musgrave dijo...

Gerardo, tas seguro que sin avanzar en el debate pero - progre recuperamos las mayorias parlamentarias?

Me parece que toda la discusión cacho-sabatella apunta por ese lado.

Todos los candidatos que no vayan en la lista FPV serán legisladores K o K críticos?

Unfor dijo...

Mejor que sigamos "practicando esta experiencia de peculiar frentismo" sino -en mi humilde opinión, estamos fritos.
Quién renegaría de su sentir? Y que por ello se sienta presionado a apoyar desde un lugar que no lo siente sería muy grave.
Cada cual de donde venga.
Hay quienes le huyen a los "ismos".
Yo los acumulo y no me siento contradictorio por eso. Todo lo contrario.
Me siento; socialista, siloísta, humanista, existencialista, progresista, novoizquierdista, kichnerista.
Y voy desde ahí. Desde donde sino?

Que yo sepa, Scioli era menemista. Y bueno, si pegó el salto tanto mejor. Entre él y un Sabatella no dudo un instante a favor del segundo. Pero bueno, será una puja que habrá que asumir y "adelante con los faroles"!

manuel el coronel dijo...

El dilema, la alternativa a Scioli en 2015 y cómo se parará el PJ de la Provincia y la CGT frente a Moyano. Una cosa es con la conductora en el poder ejecutivo y otra bien distinta, fuera de él.

Dentro del kirchnerismo hay hoy dos frentes definidos, uno gigante, el peronismo/PJ, otro minúsculo pero en franco crecimiento, el sabatelismo, eso que algunos refieren como progresismo. Cuanta capidad a futuro tendrá este espacio para marcar agenda?

tipo 5 largo posteo sobre eso.

El profe RVL, viejo militante de Guardia, me dijo, discutir el peronismo hoy ya es caduco. La cuestión es el kirchnerismo.

Anónimo dijo...

Yo soy peronista y tengo las mismas preocupaciones que vos : los Scioli, los Massa, los Bruera, los Alberto Fernandez, los Reuteman, etc.
El punto neurálgico de toda esta discusión debería ser cómo hacemos para que estos personajes que encarnan lo que vos bien llamás "el peronismo que le gusta a la gente" (la misma gente que lee Clorín y algunos otros pasquines pro establishment) sean condicionados por las distintas estructuras que conforman el apoyo al gobierno nacional (principalmente la CGT, los movimientos sociales, algunos sectores de la pequeña y mediana industria y la militancia) para que ni en pedo se les ocurra cambiar el rumbo en caso de acceder a lugares privilegiados de decisión (gobernadores, presidentes, etc). Ese es el gran desafío que tenemos por delante en estos próximos años.

Un saludo muy grande a todos,

JP

ricardo j. m. dijo...

y seguro va estar mal ser disidente jajaja.

lo que si se que si gobernaste bien ser oposicion no es lo mismo que ahora, no es el llano ni el desierto, el kaismo si este existe no va a ser para nada una oposicion como esta caterva de gerentes que tenemos ahora.

Caíto dijo...

Muy bueno Gerardo, parece como cuándo se muere el padre, los hijos tienden cada uno reafirmar identidad y espacio. El kirchnerismo no es ajeno a ésta dinámica, habrá que ver cómo se define inteligentemente en el marco de la política. El peronismo tiene feos antecedentes en la materia, que sé yo...tal vez me equivoque.
Saludos.

Disidente dijo...

"Si acordamos que la victoria en 2011 es casi un hecho, si en consecuencia vemos que se recuperará la mayoría parlamentaria, son imaginables al menos dos años de bonanza política".

¿Se derrocha optimismo para el año que está por comenzar?

Como sea, buen arranque del año Gerarrdo.

hector felix dijo...

Gerardo, primero 2011 después veremos. Usted sabe cual será el elenco ministerial de cristina después de diciembre/201l?. Es muy loco pensar en un recambio generacional por esa vía? Digamos en enero 2012, Scioli, que cargo ocupara?. Massa seguirá siendo la gran esperanza blanca del duhaldimo. Una buena gobernación de Boudou en Cap. no le da ninguna chance? y así hasta el infinito.- Saludos

Gerardo Fernández dijo...

Musgrave: El bloque de Encuentro jugó muy bien este año parlamentario, no veo motivos para que no lo siga haciendo en el futuro.

Vincent Vega dijo...

Gerardo, coincido que es un debate bien importante. Tengo la impresión que sólo salvable por el propio devenir de las cosas. Sólo creo que este debate se empieza a agitar ahora, no por el 2015, sino por cómo se integran las listas locales para 2011, y si se admitirán las colectoras. Mi preocupación es cómo podemos bancar a los kirchneristas PJ en la interna, ya que por lo visto vamos todos juntos.