miércoles, 10 de noviembre de 2010

Máximo Kirchner y La Cámpora



No conozco a "Horca" pero es lo de menos. Me parece mucho más importante recomendar este post que publicó en el blog de Fede, titulado no casualmente "La ineficacia" y que, se me ocurre, eleva y mucho los términos del análisis político en tanto descorre ciertos velos que ocultan las verdaderas intenciones de ciertas operaciones que se han puesto en marcha en los últimos días.

No delira Mariano Grondona cuando macartea la movida juvenil en la despedida de Néstor Kirchner ni es un exceso de odio al pedo el que ha movido al dispositivo mediático a agarrárselas con Máximo en las 48 hs posteriores al fallecimiento de su padre. Saben muy bien que hay una banda importante de tipos que andan entre los 25 y los 35 años con un nivel de formación política e ideológica que es de por sí la herencia natural de estos años de kirchnerismo, por eso salen a demonizarla con todo ahínco, porque saben por dónde va a decantar el proceso político. Saben que ninguna otra fuerza política tiene el semillero del kirchnerismo, por eso también la demonización a los "blogueros K", que no son más que la manifestación 2.0 de una generación que se las trae.


Leemos:

"Máximo Kirchner tiene que  nacer (políticamente) muerto; Mariano Recalde tiene que ser conocido y execrado; y Pablo Moyano debe provocar el terror de un patotero mafioso. La estrategia de Clarín es mancillar a los futuros candidatos y dirigentes del kirchnerismo, justamente aquellos que están técnica e ideológicamente preparados para complicarle la vida por 20 o 30 años más."


Este post de Horca es central, además, para entender dónde estuvo el Talón de Aquiles de Nestor Kirchner; para visualizar claramente cuál es el eje de la disputa estratégica que cruza a nuestro presente y por supuesto para comprender desde lo contextual porqué están machacando con el tema Máximo y "La Cámpora".

Hay además una idea rutilante que por primera vez la veo escrita y lo celebro: la referencia a la "eficiencia". El kirchnerismo ha sido antes que nada eficiente para gobernar, eficiente para sacar al país de la crisis, eficiente para ridiculizar cada uno de los augurios terroristas que a carradas se le han perpetrado en siete años de gestión. El kirchnerismo ha demostrado que se puede ser eficiente con políticas progresistas en lo económico-social. Es más, ha demostrado con creces que el discurso neoliberal es una cháchara vacía que no resiste cotejo alguno con la realidad.

He aquí una enseñanza.

3 comentarios:

Fede M dijo...

Todavía me acuerdo de ese twit de mendieta en el Luna Park.
“Aviso a la comunidad: vamos a seguir rompiendo las bolas 30 años más. Mínimo” (¡Que jugadooor mendieta!)
Tal parece que la patota mediática han tomado nota y ya están operando pa curarse en salú.

manuel el coronel dijo...

Sin dudas horca es de los mejores analistas en la blogosfera, selecciono este párrafo de un post qu enos envió a nosotros sobre la militancia:

"Por lo tanto, lo que hay que estimular, ahora, son las ansias de pertenencia a la “juventud” que despertó la muerte de Kirchner. Y tenemos que generar una incomodidad enorme en los jóvenes que se nieguen a aceptar el cambio de rotulación"

En cuanto a este post, Néstor lo dejó bien claro, el proceso de cambio de mínima es hasta 2020, y eso Clarín lo sabe.

ignacio dijo...

Me gustó la referencia a la eficiencia, máxima de los neoliberales que no resisten a su propio auto-examen. En ese sentido ayer pensaba que Nestor Kirchner hizo felizmente realidad otras dos fracasadas promesas ajenas :
:: "con la democracia se educa, se come y se cura"(Alfonsín)
:: "salariazo y revolución productiva" (Menem)
saludos

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez