Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

lunes, 13 de septiembre de 2010

Con el macrismo el Estado no está ausente

En su muy buena columna de ayer publicada en Tiempo Argentino, Hernán Brienza -que junto a José Natanson viene oxigenando el editorialismo dominical- plantea lucidamente que muchas veces se comete el error de suponer que durante el menemismo el Estado estuvo ausente. En realidad estuvo presente pero orientado no a ser un instrumento al servicio de las demandas populares sino una herramienta absolutamente funcional a los intereses de las grandes corporaciones y grupos económicos.

En virtud de los derrumbes ocurridos en el último mes en la ciudad de Buenos Aires se están recordando algunos balbuceos de Mauricio Macri proferidos en tiempos de Cromañón referidos a que había un estado municipal ausente, con lo que ahora se le achaca al jefe de gobierno porteño que estamos ante un cuadro similar al que él denunció seis años atrás.

Es probable que el mismo error de análisis referido a los noventa se cometa ahora con el macrismo: No es que el estado de la ciudad de Buenos Aires esté ausente sino que está direccionado a transferir recursos de áreas como por caso la escuela pública a las empresas de educación privada y a embellecer las veredas de Palermo rúcula en desmedro del hospital público.

El estado en manos de la derecha no desaparece. Simplemente hace desaparecer el rol que para los sectores populares debe tener.

1 comentario:

No dijo...

Tener un Estado alejado, casi ausente, también es política.
Así como el silencio también es comunicación.
Y más política es cuando se llevan a cabo medidas para desregular allí donde el Estado estaba presente. Tal como lo hizo Men$m con la Ley de reforma del Estado. Re-regulación le dicen,no?



un abrazo