martes, 5 de abril de 2016

La gente


La gente sabe más que lo que aparenta saber. La gente conoce que la corrupción forma parte de la vida, como la infidelidad, la mentira y la maldad. Sucede en la vida cotidiana con ese comerciante que mientras vocifera contra “los que se robaron todo”, te despide sin emitir la factura correspondiente a la compra que le acabás de hacer, lo que significa que te chorea a vos el IVA que debería ir al fisco. Y así como éste son miles lo ejemplos que todos podemos brindar. En los pueblos chicos todos saben cómo hicieron la fortuna casi todos los potentados del lugar, incluso hay casos donde personajes otrora intrascendentes y hasta despreciados pero que fueron piolas para hacer guita de maneras inconfesables, con el tiempo pasan a ser señores respetables. Se dice también que el nivel de soporte social de la corrupción en el estado depende de cómo le esté yendo a la sociedad, y que si dentro de todo le va más o menos bien, hay más paciencia que cuando las cosas le empiezan a ir mal.
En nuestro país nadie desconoce quién es Mauricio Macri y aunque no puedan dar datos precisos, todos sus habitantes saben que proviene de un a familia acaudalada, que es hijo de una Blanco Villegas -la más rancia oligarquía vacuna- y de un italiano rapidísimo para los negocios. La gente ha oído hablar de los negociados del grupo Macri, del caso SEVEL, de las cloacas de Morón y otras perlitas. La gente sabe que el presidente no orina agua bendita, pero casi un 52% lo eligió para dirigir los destinos del país. La gente no elige santos, elige dirigentes de carne y hueso pero finge votar ángeles.
Por eso hoy, mientras en las altas esferas políticas y mediáticas del país se da una lucha feroz por el sentido en torno a las filtraciones que sólo vienen a ratificar lo que la gente ya sabía de Mauricio, por abajo lo que pesa y define el humor masivo es la factura de la luz, el aumento del colegio privado, de la prepaga. Mientras más dificultades tenga la gente para hacer frente al ajuste, más caerá la imagen del presidente. En las encuestas todos se rasgarán las vestiduras por las revelaciones de los Panamá Papers y dirán que están ávidos por conocer a los 500 connacionales escrachados en esas filtraciones pero ya saben quienes serán, o al menos a qué sectores de la sociedad representan.
La gente sabe más de lo que aparenta saber. Ora se indigna, ora agacha la cabeza, ora se hace la boluda.
No es santa. Es gente

11 comentarios:

el barrefondo dijo...

El peso macroeconómico de la corrupción es mínimo.
Suena cínico, pero es un dato que no debemos soslayar.

tatincito dijo...

Barrefondo: el tema de las Panamapapers no viene por el lado de lo macroeconómico.

el barrefondo dijo...

Hice el comentario sobre el impacto macroeconómico en el contexto del post de Gerardo.
¿Acaso la disminución de los gastos reservados en 1999/2000 evitaron el 2001?
Repito, desde el punto de vista macroeconómico, la corrupción no mueve el amperímetro.

Ya se que al que se quieren cargar es a Putin y que lo de Macri es sólo un "daño colateral".

Anónimo dijo...

Barrefondo, Lamentablemente tenemos esa deventaja frente a la derecha, ellos no andan con amagues, usan al 110% cualquier arma de ataque mediático/político que tengan a mano, y si no la tienen la inventan. A Lugo lo derrocaron porque "eran de público conocimiento sus faltas".
Pareciera que la derecha neoliberal lucha por su ideología con muchísima mas fiereza que su contrincante político.

Luciano Moffatt dijo...

La derecha no ejerce la duda, esa jactancia de los intelectuales...

el barrefondo dijo...

Me rindo.
No logro darme a entender.

tatincito dijo...

Barrefondo: Está.

Anónimo de las 13:37: A lo mejor deberíamos copiar esa fiereza. Es lo que creo.

Abrazos.

Vanesa dijo...

Lo nefasto del menemismo no fue la corrupción. Fue su política económica. Lo mismo con De la Rua. Lo mismo con Macri.

El problema son las almas bellas que se horrorizan con la corrupción de "los otros" (jamás mirarse el ombligo). En su momento votaron a De la Rua porque les garantizaba "convertibilidad" sin corrupción. No pudo sostener ninguna de las dos. Y ahora votaron a Macri porque supuestamente "los K" son corruptos. Porque Mauricio no necesita "robar" porque es rico. Solo en este país se valora más a un tipo nacido en cuna de oro que a otro que se hizo desde abajo.

En fin. La cuestión es que esa gente te define una elección. Entonces, a mi me importa poco si Macri es un evasor serial y tiene 100 empresas en paraisos fiscales. Pero a esa gente, a la que vota con el honestometro en la mano si le importa.

Como dice el post: la gente sabe quien es Macri. Pudieron darse el lujo de "olvidarlo" durante la campaña porque tenían plata en el bolsillo. Si las promesas de paraiso en la Tierra para el 2do. semestre no se cumplen serán unas navidades complicadas.

carlos dijo...

La situación macro económica podrá "controlarse"; pero el problema serán el conurbano bonaerense y atenti al rosarino y cordobés. El desborde social puede apurar el helicóptero. Más si no llegan los dólares que iban a llover y por eso apuran un blanqueo "feroz". Lo del los Panama papers, Lázaro, Jaime y siguen las firmas será para distracción y esgrima militante.
Lo verdadero: que la gran mayoría de argentinos viva mejor, logro kirchnerista sin duda, solo se medirá con billetes en los bolsillos del pueblo.
Lo demás, cartón pintado.
Carlos

Anónimo dijo...

Vanesa, el error es pensar que ganó Macri porque la gente votó contra la corrupción. La gente votó contra un (¿presunto?) desbarajuste económico que se hacía ¿evidente? Pongo entre signos de interrogación porque creo fue petardeado mediáticamente. Hay cosas que no andaban bien, otras que fueron exageradas. Pero se perdió no por cuestiones de moralidad sino por la economía. La gente vota con el bolsillo, no con la moral.
Roberto.

Vanesa dijo...

Roberto: cómo se explica, entonces, el voto de gente beneficiada por "el modelo", que llega a fin de mes, que se va de vacaciones dos veces por año y que además te grita que vota a Macri porque "losKsontodoschorros"? misma gente a la que le avisás que medidas que tomará Macri los perjudicará directamente y le importa poco?

Estoy de acuerdo que la gente vota con el bolsillo. Y que cuando lo tiene lleno se pone quisquillosa.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene